sábado, 26 de enero de 2019

El Chavismo no ha desaparecido de Venezuela, como se quiere hacer creer.

• Condenamos sin paliativos éste nuevo Golpe de Estado primero porque vulnera la Carta de las Naciones Unidas y segundo porque lo que subyace es el saqueo de las riquezas de un país.

• Hasta 157 países reconocen al Presidente Maduro y sólo 13 reconocieron al ilegítimo Guaidó (Los EEUU con Trump, Brasil con Bolsonaro, Argentina con Macri, …) ¿No crees que te lo contaron al revés?

El Chavismo se crece en las dificultades y tras esta pifia de golpe de estado frustrado, Maduro ganará popularidad y la revolución bolivariana recuperará adeptos perdidos por la pobreza a la que el boicot americano tiene sumida a la población.
Y es que el Pueblo de Venezuela es muy chavista. Lo era en una amplia mayoría con Chávez y pese a los 20 años de asedio, y al hastío y abandono de muchos correligionarios que al final tiran la toalla (saliendo del país o pasando a la oposición más violenta) creídos que si llega otro se acabaría la pobreza, todavía resiste y mucho nos tememos que una buena parte aún resistirá hasta la muerte. ¿Qué harán entonces? ¿Los matarán a todos?

Con una campaña de desinformación tan bestial y una maquinaria comunicacional tan financiada en redes, los escuálidos (como así les llaman coloquialmente a los opositores) y el imperio USA, han logrado meter en la cabeza de mucha gente allá (en España ni te cuento como tanta gente acrítica te dice de una manera simplista que lo importante es que el pueblo no sufra, como si la culpa de su escasez y pobreza, no viniera del boicot y asedio internacional de los matones de Trump) el viejo sofisma que “Si viene otro, vas a estar mejor”. Sería bueno que recordaran los precedentes de Siria, Libia e Irak

Es verdad que el pueblo Venezolano está muy cansado de tanta sanción, de tanta escasez, de tanta superinflación y de tanta pobreza. Es como si un propietario te quiere desahuciar de tu casa y no puede porque no tiene derecho. Primero te corta el agua, luego la luz, después te deja sin muebles, te cambia la cerradura… vamos que al final te largas y se la dejas ya por puro hastío. Por eso claro que hay más de 2 millones de venezolanos que se han ido del país y ésos no van a hablar bien (que les pregunten a los jóvenes españoles en el extranjero por su país, que les expulsa, no les permite trabajar y aún fuera les ponen durísimas condiciones para votar).
También es verdad que hay marchas de apoyo a Maduro, y marchas contra él. Pero aunque en todo el mundo se venden con imágenes distorsionadas en calles estrechas para que parezcan más, o directamente falsas y de hace años lo que pretenden ser apoyos actuales (como la lamentable cagada o manipulación de la mismísima Europa Press de la imagen) los opositores son los de siempre y no más, aunque ahora anden crecidos con el apoyo del matón americano o del primo de Zumosol.
Pero lo que no se tiene en cuenta es que el Chavismo es un movimiento político y social que toca muy de cerca a la gente y en el que se reconocen uno a uno, y por tanto mucho más que un conjunto de marchas de apoyo, que aún prácticamente no han salido.
Y por eso decimos que el Chavismo no hay desaparecido de Venezuela como se quiere hacer creer.
Allá escuché eso de “Rondón no ha peleado” y es que antes al contrario, el Chavismo, prácticamente, aún no ha salido. Esperen a ver si los gringos se meten hasta el fondo, el chavismo, saldrá a la calle y entonces miedo me da el estallido de una verdadera Guerra Civil que por ahora no creo que vaya a darse.

Afortunadamente, las Fuerzas Armadas, a las que han intentado comprar, fraccionar y dividir, están con la constitución, con el Gobierno de la república bolivariana y con su presidente Maduro. Las dos o tres pequeñas facciones orquestadas ya están controladas y ése apoyo, junto con el de una gran parte del pueblo, todavía es lo que da fuerza a un presidente que estoy seguro, sólo lo sacarán con los pies por delante o con el pijama de madera, porque ni se rendirá, ni se venderá. Y mucho me temo que mucha gente allá obrará igual.
Hasta la muerte.

Vamos a elecciones” fue el lema de las guarimbas de 2017 y ahora se han instalado en el mismo lema y con la misma vaina.
Hasta Joseph Borrell (a quien Maduro acaba de decirle deslenguado, y
Pedro Sánchez, al que no llamó insolente, como dieron aquí las TV en España, sino que “hizo unas declaraciones muy indolentes”,
se han sumado al cuento.
Y yo pregunto:
¿Por qué ha de haber nuevas elecciones si en Mayo de 2018 ya las hubo, estuvieron monitoreadas por expertos internacionales, fueron legítimas y así lo reconocieron más de 150 países?
* ¿Porque parte de la oposición no se presentaron -reclamando una abstención que, de haberse presentado hubieran puesto en un aprieto a Maduro quién ya perdió un millón de votos? Vamos, hombre, que ese cuento ya está muy manido. Además Venezuela es mucho más que Caracas, que no lo olviden.

Al senador Guaidó, ése desconocido títere de los EEUU, en cuya embajada se esconde, que no conoce el 84% de la población, que nadie lo ha elegido y que el 23 de enero se autoproclamó presidente interino (figura inexistente en la constitución venezolana, por cierto), con el apoyo de Donald Trump, sólo se le está utilizando para provocar la intervención USA y operar un golpe de estado de facto. ¡Qué ridículo llamarlo el Obama venezolano!
Para acabar quiero comentar esta foto de Berni Sanders, al que se le atribuye una frase, que puede que él no dijera, aunque seguro que lo piensa, y que yo sin duda hago mía, como ya expuse en los 21 twits que escribí tras mi último viaje estival a Venezuela.
Todavía, hay millones de personas en el mundo que siguen creyendo que la crisis que padece actualmente Venezuela es por culpa de Nicolás Maduro y no del ¡BRUTAL! bloqueo económico impuesto por Estados Unidos por no acceder a entregar su petróleo y recursos naturales, pero así son los medios de comunicación, te hacen odiar al oprimido y amar al opresor

Desde FUNDALATIN, la ONG por los DDHH que represento en España, hemos hecho un llamado al mismísimo Papa Francisco para que eleve sus oraciones y la Conferencia Episcopal Venezolana pueda ser artesana de la paz en Venezuela y no constructora del odio entre los venezolan@s.

Hasta el gran teólogo brasileño @LeonardoBoff  en @TeleSURtv pidió a los líderes políticos mundiales una reflexión en favor de la paz para que detengan el intento de golpe en Venezuela.

Más nos vale a la gente de bien, que dice querer la Paz, como el propio Chavismo pretende, que condenemos con todas nuestras fuerzas el intento de Golpe de Estado y defendamos sin fisuras la verdadera Democracia.
Ya está bien de repetir por boca de ganso que ¿Venezuela es una dictadura?.
La UE y por supuesto España no deberíamos pedir nuevas elecciones como quieren los golpistas, sino apoyar la mediación internacional (como lo están intentando Uruguay y México y nadie dice nada) hacia una solución pacífica y democrática para la crisis que vive el país, no el enfrentamiento y el caos que tanto beneficia a los amigos de la guerra. Como dice mi amigo y compañero Pablo BustinduyNingún demócrata puede alentar o justificar un golpe militar o una guerra en Venezuela”.

PARA SABER MÁS:
1. Un grupo de 70 intelectuales, historiadores y expertos en política latinoamericana reclamaron en duros términos al gobierno de Estados Unidos no interferir en la política interna venezolana y apoyar un diálogo entre el chavismo y el antichavismo. (Texto completo de la declaración y primeros firmantes Aquí)
"Al reconocer al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como el nuevo presidente de Venezuela, algo ilegal bajo la Carta de la OEA, el Gobierno de Donald Trump ha acelerado la crisis política de Venezuela con la esperanza de dividir a los militares venezolanos y polarizar aún más a la población, obligándolos a elegir bandos", denunció anoche el grupo de intelectuales en una carta abierta.
Los firmantes, entre los que se cuentan el filósofo y activista Noam Chomsky y el relator independiente de la ONU Alfred de Zayas, aseguraron que el reconocimiento de Guaidó como gobernante legítimo de Venezuela en detrimento del presidente Nicolás Maduro por parte de Estados Unidos y sus aliados empeorará la situación en ese país y generará "un sufrimiento humano innecesario, violencia e inestabilidad".
"El objetivo obvio, y en ocasiones declarado, es expulsar a Maduro mediante un golpe de Estado", agregaron los intelectuales, que dijeron que Estados Unidos debería haber aprendido algo de sus empresas de cambio de régimen en Irak, Siria, Libia o de su patrocinio histórico de cambio de regímenes en América Latina.
Los investigadores concluyeron que la única solución que hay "es un acuerdo negociado, como sucedió en el pasado en países latinoamericanos cuando las sociedades polarizadas políticamente no pudieron resolver sus diferencias a través de las elecciones".
2. Mis twits y facebook relacionados con el tema:
Llamado a respetar la soberanía del pueblo de Venezuela*
• ¿A que no sabías de Maduro que…?
• ¿Cómo te contaron la toma de posesión de Maduro?
@JLMelenchon que dice una verdad que nadie quiere oír: La resolución de la UE contra #Venezuela sólo es la propaganda de un plan de #EEUU y la #OTAN para desestabilizar el gobierno de @NicolasMaduro.
Manda narices que el impresentable de @Almagro_OEA2015 y su no menos impresentable cohorte de la #OEA, en su afán de darle un golpe de estado a @NicolasMaduro, reconozca a otro impresentable como @jguaido, al que nadie eligió.
Si quieres una opinión sincera y valiente aunque políticamente incorrecta, sobre lo que está pasando en #Venezuela no te creas lo que dice la TV ni los amigos de los golpistas en España.



* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: