miércoles, 14 de agosto de 2019

¿Deshumanización de la economía o humanizar las marcas con Responsabilidad Social Empresarial?

Publicada en el Nº 111 de la Revista UTOPÍA, bajo el monográfico sobre "Ética y Economía",
reproduzco aquí una parte de la entrevista que realicé a ésta pareja amiga,
de cuya boda tuve la suerte de ser su maestro de ceremonias. 


Tras su obligado retorno de Nicaragua- andan ya por nuestras tierras esperando incorporarse a un difícil mercado de trabajo, y más teniendo ahora que venir con la etiqueta de "refugiados", pese a la gran experiencia que tienen en el campo del Marketing y la responsabilidad social empresarial.

,
Liss Reyes Agurcia, 
(en la foto con Sandino al fondo en Managua) es una joven mujer nicaragüense,
ingeniera civil de profesión y especializada en marketing y sistemas de calidad, que creó su propia consultora con su media naranja,
Alberto, con la que contrajo matrimonio en la albaceteña Sierra de Yeste, donde como ya dijimos, celebramos su boda civil.

Alberto Martínez Cuartero, es un manchego con gran experiencia en RSE y comercio Justo, que llegó a ser candidato de PUM+J y que, por amor y convicción, se fue a vivir y a trabajar a Nicaragua (primero de director de un centro de jóvenes con discapacidad en Granada y luego en varias universidades públicas y privadas en Nicaragua).

Como docentes universitarios y consultores empresariales, pasaron allí 6 años, hasta que en diciembre de 2018 no tuvieron más opción que salir del país porque estaba en riesgo su propia vida ante la deriva represora del antes sandinista Daniel Ortega y su perversa mujer Rosario Murillo.

Y como en éste número hablamos de “ética y economía”, les preguntamos:

¿Cuál es la ética del mercado

La ética de mercado se refiere al comportamiento adecuado de las empresas en el momento de competir, sin realizar acciones que perjudiquen a otros competidores. Esa manera de actuar está vinculada a los valores que posee la empresa y a la ética de las personas que la componen, porque, como dice Lissbeth, “una empresa sin personas, es un edificio vacío”

¿Adónde conduce un sistema social y económico apoyado en valores éticos estrictamente mercantiles?

El mundo, en realidad, siempre ha estado globalizado, siempre ha habido intercambios y sabemos que es necesario que los haya para poder vivir. Pero lo que podemos ver, desde la caída del muro de Berlín en 1989, es una globalización y una liberalización de los mercados de capitales, bienes y servicios que han aumentado las desigualdades entre países y también en la sociedad de un mismo país. A pesar de los adelantos técnicos, tecnológicos y del crecimiento de la economía, estas desigualdades crecen día a día, en vez de reducirse.

¿Por qué la economía está tan deshumanizada?

En nuestro mundo, la mitad de la población sobrevive con menos de 2 dólares al día, y un niño muere cada tres segundos a causa de la pobreza extrema. La trampa de la pobreza afecta a millones de personas y constituye una agresión a la dignidad del ser humano. Sin embargo, hoy vivimos en un momento histórico en el que existen recursos naturales, económicos, financieros, culturales y sociales suficientes para dar respuesta con creces a las necesidades de todas las personas de nuestro mundo, sin exclusión alguna.

La falta de acceso a estos recursos para tantos millones de personas es un problema de justicia, de reparto y de falta de voluntad política, así como una de las principales causas del incremento de la inestabilidad mundial –manifestada en forma de guerras y terrorismo-, de la destrucción del medio ambiente y de los flujos migratorios. Los gobiernos de los países llamados “desarrollados” y de aquellos considerados “en vías de desarrollo” han de tener la voluntad firme de solventar el problema de injusticia social y de erradicar la pobreza a escala mundial.

Empresas y organizaciones deben dar un paso adelante y, como decimos en Cuartero-Agurcia, “humanizar las marcas”. Y en eso estamos: trabajando estrategias de marketing y responsabilidad social empresarial, para que empresas y proyectos se acerquen a las personas, tal y como dicen nuestro eslogan: “Conectando personas, valores y empresas”. Y eso es posible; no es que sea fácil, pero sí es posible, y depende de voluntad de empresas y proyectos.

Estamos convencidos de que en los próximos años veremos muchos más cambios de los que nos imaginábamos cuando Margaret Thatcher anunció aquello de la TINA: There Is No Alternative (no hay alternativa), que parecía ser ineludible hasta hace muy poco tiempo. Sin embargo, ahora sí hay posibilidad, y para nosotros, el comercio justo, los objetivos de desarrollo sostenible, la responsabilidad social y la economía social pueden ser las grandes herramientas de cambio.

Pero, en román paladino, ¿qué es la economía social?

Pues precisamente, una herramienta que nació para dar respuesta a la deshumanización de la economía capitalista, al deterioro del medio ambiente y a la pérdida de valores sociales. El incremento de la pobreza y las desigualdades sociales, la exclusión social y económica, el paro y el empleo en precario son problemas que generan desafíos y exigen respuestas.

La actual Economía Social en España viene marcada por la aprobación de la Ley 5/2011, de 29 de marzo, de Economía Social, que sin duda alguna supuso un punto de inflexión sin precedentes para el reconocimiento, visibilidad y desarrollo del sector, tanto dentro del propio Estado como de la Unión Europea.

¿Y cuáles son los principios de esta economía social?

Lo dice la ley que la desarrolla, señalando los tres los principios que orientan la ES en España:

– Primacía de las personas y del fin social sobre el capital, que se concreta en gestión autónoma y transparente, democrática y participativa, que lleva a priorizar la toma de decisiones más en función de las personas y sus aportaciones de trabajo y servicios prestados a la entidad o en función del fin social que en relación a sus aportaciones al capital social.

– Aplicación de los resultados obtenidos de la actividad económica principalmente en función del trabajo aportado y servicio o actividad realizada por las socias y socios o por sus miembros y, en su caso, al fin social objeto de la entidad.

– Promoción de la solidaridad interna y con la sociedad que favorezca el compromiso con el desarrollo local, la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, la cohesión social, la inserción de personas en riesgo de exclusión social, la generación de empleo estable y de calidad, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, y la sostenibilidad.

Otra de las herramientas importantes de las que hacéis mención al hablar de ética y economía es la Responsabilidad Social Empresarial (RSE). ¿Qué se debe entender por Responsabilidad Social Empresarial?

La Responsabilidad Social Empresarial es una forma de hacer negocios mediante la cual las empresas promueven iniciativas a favor del desarrollo sostenible para garantizar el equilibrio entre crecimiento económico, bienestar social y aprovechamiento de los recursos naturales y del medio ambiente.

No hablamos de filantropía, mecenazgo o altruismo, sino de generar condiciones de beneficio mutuo entre la empresa y la sociedad. La RSE es también un sistema de gestión, por tanto se rige por el principio de mejora continua, basado en indicadores de revisión periódica. Habitualmente, la estrategia de la RSE está formulada para ser ejecutada anualmente.

Volvemos a la misma cuestión: ¿cómo puede la RSE impulsar la ética empresarial y humanizar la economía?

Muy fácil. Si una empresa ha desarrollado una estrategia de RSE y ésta forma parte de su ADN, será sencillo para ella responder a estas preguntas de la sociedad: ¿quién ha fabricado los productos?; ¿en qué país y condiciones se han producido?; la producción, ¿ha sido respetuosa con el medio ambiente?; su producto, ¿mejora la calidad de vida de los trabajadores?; ¿se han respetado los derechos de los trabajadores?; ¿estamos seguros de que no hay trabajo infantil en la cadena de producción?; ¿existe igualdad de género?; los trabajadores y trabajadoras, ¿han recibido un salario digno?; ¿sabemos cuántos intermediarios hay?; ¿qué calidad tiene el producto?; ¿qué intereses tienen las grandes multinacionales?

Como consumidores, recordemos el poder que tenemos y que éste se basa en nuestra capacidad de elección de los bienes y servicios que consumimos y en preguntarnos en qué invertimos nuestro dinero. Tenemos la obligación de manifestarnos a través de nuestras compras: apoyando a empresas que cumplan con principios éticos y desarrollen una efectiva RSE, y rechazando aquellos que no lo hacen.

Entonces, las empresas ¿deben comunicar todas las acciones buenas y éticas que realizan?

Las empresas hoy en día ya no cuestionan si deben o no comunicar la RSE, sino que han entendido que comunicar su desempeño en cuestión de sostenibilidad es dar a conocer su gestión de forma transversal y fortalecer las relaciones con sus principales grupos de interés en pro de su reputación y crecimiento sostenido en el tiempo. Sólo con una comunicación efectiva y planificada de forma estratégica, y en función de las expectativas y características de los diferentes grupos de stakeholders, la RSE contribuirá eficazmente a la reputación corporativa y, por tanto, a la quíntuple cuenta de resultados.

Esta tarea de comunicación de la RSE significa abordar distintas áreas de actuación de la compañía, interactuar con sus principales grupos de interés y abordar aspectos tan delicados como la gestión corporativa y la propia reputación. No obstante, es una cuestión de vital necesidad para la compañía, pues de ésta dependerá su reputación, la percepción que los grupos de interés tengan de ella y, en cierta medida, su perdurabilidad y crecimiento futuro.

Hoy vemos cómo las empresas lanzan vídeos en YouTube, imágenes en Instagram, mensajes en Twiter y Facebook sobre lo buenas que son y el bien que hacen con sus productos y servicios en nuestra sociedad.

Las redes sociales, son herramientas de comunicación que se caracterizan por su rapidez de difusión y viralidad (llegan a un gran número de personas); por ese motivo, las empresas deben desarrollar una estrategia de comunicación social, a través de la cual tienen que comunicar sus valores, cultura y ética que desarrollan en su trabajo diario, para así humanizar su marca y acercarse de manera sencilla a su público objetivo.

¿Qué pueden hacer las empresas para comunicar su RSE y llegar con su mensaje a las personas que realmente quieren?

Para que la estrategia de RSE en las redes sociales tenga éxito, la estrategia debe plantear claramente los objetivos marcados por la empresa con los que deben comenzar a desarrollar su Plan Social Media. Cuando tenga claro los objetivos de sus leads (clientes potenciales) a quienes se van a dirigir, debe seleccionar y analizar el uso que le dan a cada canal de comunicación, qué contenidos quiere difundir y el tono que emplea en cada canal de comunicación, ya que tiene que adaptarse a las características de cada uno de esos canales.

(Ver la entrevista completa en UTOPÍA, la revista de cristian@s de base. aquí )

* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO:

lunes, 5 de agosto de 2019

El PSOE nunca quiso pactar con Unidas Podemos y sí quitarse de enmedio a Pablo Iglesias.

Ir por delante del Diario Público, es todo un honor, máxime cuando, junto a elDiario.es y a otros 4 buenos medios alternativos on line, son lo mejor que puede leerse en éste país últimamente.
Y es que ésta mañana, en mi muro de Facebook, me adelantaba comentando éste impecable hilo de "Alvaro En Diferido", en twitter @AlvEnDiferido,
y del que horas después se hacía eco tremending en Público.

Yo escribía que "pasados ya los efluvios del fracaso del #GobiernoDeCoalición, para aquellos amigos y amigas del #PSOE y para quienes aún se creen acríticamente que #PabloIglesias fue el culpable, (y repiten incluso que por segunda vez, cuando estoy convencido de que la primera vez a Pedro Sánchez no le dejó su propia directiva nacional y ésta segunda vez, el PSOE nunca tuvo la intención de pactar), quiero explicarles un poco más ampliamente, mi opinión.

Y lo haré básicamente desmenuzando un hilo de Twitter del lúcido compañero de Getafe #ÁlvaroEnDiferido que resume perfectamente lo que algunos entendemos que ha pasado, y que obviamente, no es lo que se ha contado.

Si estás en éste grupo y tienes un rato en éstas vacaciones, bueno sería que lo leyeras, si eres capaz de oír opiniones diferentes.
En caso contrario NO SIGAS LEYENDO y quédate tranquilamente con tu relato.
Yo ya no pretendo convencer a nadie y la escuela, ya la dejé hace tiempo.
" Hemos estado repartiendo culpas y lamentándonos por el fracaso de la investidura que ni siquiera hemos analizado la última oferta que el PSOE lanzó a Unidas Podemos.

Los titulares de prensa hablan de que el PSOE había ofrecido a Unidas Podemos una vicepresidencia y tres ministerios (Vivienda, Sanidad e Igualdad).

Analicemos en qué consisten y qué margen de maniobra política dejan.
Una vicepresidencia no tiene funciones constitucionales. La Ley del Gobierno dice que son las que asigne el presidente (aparte de sustituirle en su ausencia). Su importancia se debe a que, normalmente, solo hay una y además asume la titularidad del Ministerio de la Presidencia.
Sin embargo, la vicepresidencia de UP no sería la única ni asumiría ninguna competencia del Ministerio de la Presidencia. Tan sólo la presidencia de una Comisión Delegada (algo que puede asumir cualquier ministro). Es, de facto, una vicepresidencia simbólica sin atribuciones.
Por otro lado, lo que el PSOE plantea como dos ministerios, han sido normalmente uno solo. Tanto tras la última reforma de Zapatero (2010-2011) como durante la presidencia de Rajoy (2011-2018): Ministerio de Sanidad, Política Social/Servicios Sociales e Igualdad.

Es decir, el PSOE quería distribuir entre dos ministerios las competencias que tradicionalmente ha asumido uno solo ¿Es una distribución competencial razonable en base a criterios políticos y de gestión, o una creación artificiosa de ministerios para fingir reparto de poder?

Las competencias sanitarias de ejecución, administración y gestión están transferidas a las comunidades autónomas. Las principales competencias estatales son de marcos legales, cuyas modificaciones deben pasar por el Consejo de Ministros para llevarse después al Parlamento.
Un curioso Dato, a éste respecto: María Luisa Carcedo, actual titular del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, es la segunda ministra más desconocida del Gobierno, según el último barómetro del CIS.
Por otro lado, Igualdad tuvo rango de ministerio solo una vez y apenas duró dos años (2008-2010), bajo la presidencia de Zapatero. Sánchez tampoco le dio rango de Ministerio en 2018 y traspasó las competencias a la vicepresidenta Carmen Calvo.
Al igual que Igualdad, Vivienda sólo fue ministerio durante un periodo con Zapatero. Ahora es una Secretaría General del Ministerio de Fomento, con un cuarto de presupuesto que entonces. Las competencias han sido asumidas mayoritariamente por las comunidades autónomas.

La propuesta de ministerios de Igualdad o Vivienda puede sonar bien, pero es difícil justificar que esas áreas sean un ministerio. Solo lo fueron por motivos simbólicos con Zapatero y no duraron ni hasta el final de su mandato. Hasta la Wikipedia lo tiene claro:
La propuesta del PSOE era, básicamente, que Unidas Podemos asumiera un solo ministerio (dividido en dos) más una Secretaría General de Estado (convertida en ministerio). Simplificando y gráficamente, el PSOE mantendría la Presidencia y 16 de los 17 ministros actuales.

La distribución de ministerios en las coaliciones tiende a ser proporcional a escaños (ley de Gamson) y debe evaluarse desde 3 parámetros: A) Capacidad presupuestaria B) Capacidad política o peso normativo C) Capacidad de gestión. La oferta del PSOE a UP está lejísimos de esto.
A) Las áreas de gobierno que el PSOE propuso a Unidas Podemos apenas suman un 5% (más o menos) del total del gasto consolidado en 2018. Entre los tres ministerios sumarían menos gasto que muchos de los demás ministerios por sí solos.
B) Las áreas de gobierno que el PSOE propuso a Unidas Podemos no han solido ser de gran visibilidad o relevancia pública, y dejan a la formación morada sin iniciativa normativa en muchas áreas que consideran prioritarias (Trabajo, economía, medio ambiente, fiscalidad…)
C) Las áreas de gobierno que el PSOE propuso a Unidas Podemos inciden en materias que tienen sus competencias mayoritariamente transferidas a las comunidades autónomas. La gestión y el establecimiento de prioridades para la ejecución de políticas públicas o inspección es limitada
Adriana Lastra (PSOE) menospreció la pretensión de Iglesias de asumir competencias en Políticas Activas de Empleo porque "están transferidas a las Comunidades Autónomas". Lo cierto es que la mayoría de competencias de las áreas que el PSOE ofrece a Unidas Podemos también lo están.

Otra Nota curiosa:
Adriana Lastra (PSOE) metió la pata. Art 38 Ley de Empleo. "Se diseñarán y desarrollarán por las Comunidades autónomas y por el Servicio Público de Empleo Estatal en el ámbito de sus competencias". El ministerio coordina y la ejecución es autonómica. Es una competencia compartida.

Podemos se encuentra además ante el dilema de “la tragedia de los comunes”: quien lleva la fiscalidad puede condicionar las políticas de todos los ministerios. El PSOE no les ofrece ninguna capacidad de incidencia en la recaudación u orientación del gasto.
Por tanto, “la vicepresidencia y los tres ministerios” que el PSOE dice ofrecer a UP a cambio del 25% de los diputados son, en base a un análisis retrospectivo de los últimos gobiernos, un solo ministerio y una secretaría general. Y ambos con muchas competencias transferidas.

O dicho de otro modo: el PSOE pretende coger 2 Secretarías de Estado y 2 Secretarías Generales con competencias limitadas y convertirlas en… ¡tres ministerios para Podemos! No tiene sentido ni siquiera desde la lógica de la racionalidad organizativa de una Administración.
Las áreas de Gobierno ofertadas a Podemos, como todas, son importantes (no decorativas, como dice su argumentario). Pero como propuesta integral, su capacidad presupuestaria, político-normativa y de gestión está muy lejos de la que debería tener quien aporta el 25% de diputados.

Y no. No es serio distribuir las competencias en nuevas estructuras ministeriales para aparentar reparto de cuota de poder con el socio de Gobierno, tal y como pretendía el PSOE en su última propuesta. Supone un mal uso de los recursos públicos con fines estrictamente partidistas
No es cierto que no importe la coalición para incidir en políticas, como afirman algunos. Las coaliciones suelen diseñarse siguiendo un modelo combinado que vincula el reparto ministerial proporcional a los diputados (Ley de Gansom) con la consecución de políticas (policy seeker)

La propuesta del PSOE a UP es difícil de justificar. Haciendo un análisis comparado es difícil encontrar alguna coalición municipal o autonómica con ese desajuste entre la representación parlamentaria de los socios y su respectiva asunción de responsabilidades en el gobierno.

Un buen ejemplo: En las elecciones alemanas del 98 el SPD obtuvo el 40’9% y Los Verdes el 6’7%. Formaron gobierno de coalición y Los Verdes asumieron tres carteras: Exteriores, Medio Ambiente y Sanidad. PSOE (28’6%) ha vetado a UP (14’3%) 2 de esos 3 ministerios ¿La “excepción española”?

Es difícil ver precedentes de coalición que dejen al socio que aporta un 25% de diputados con la poca capacidad de incidencia política y gestión que el PSOE pretende para UP.
O lo entendemos (y actuamos en consecuencia) o degradaremos (aún más) la cultura parlamentaria española.
Y más allá del contenido: un gobierno de coalición surgido de una oferta unilateral de una parte y aceptado por la otra, horas antes de una investidura, es un gobierno condenado al fracaso. La gran noticia es que ahora hay dos meses para negociar un Gobierno serio y estable.
Un gobierno de coalición sólo puede ser exitoso si surge del ajuste de preferencias en un proceso serio de negociación entre todas las partes implicadas. Si una parte lo propone y la otra lo asume in extremis, con resignación y sentimiento de agravio, ese gobierno nace muerto.

Durante dos meses se estuvo debatiendo algo que es un presupuesto básico en cualquier sistema parlamentario multipartidista: coalición ¿sí o no? Un tiempo precioso debatiendo sobre algo que se debería dar por hecho. Un tiempo precioso que no se empleó en negociar la coalición.
Tanto PSOE como Unidas Podemos han cometido errores. Es lo lógico en una negociación in extremis y tampoco hay que dramatizar. Pero es cierto que la última propuesta del PSOE no es seria, ni razonable ni homologable a la de ningún gobierno de coalición a ningún nivel.

La propuesta del PSOE a UP es fruto de la falta de cultura de la coalición. Es normal que le cueste adaptarse. Será un proceso complejo, lleno de errores, que requiere tiempo, no 48h. Pero es de saludar que el PSOE se haya movido y ya asuma la coalición. Ahora tocaría concretar.

UP comete un error si se enroca en la crítica. Debe entender que lo normal es que al bipartidismo le cueste adaptarse a los tiempos inaugurados por los nuevos partidos. El PSOE pondrá trabas, pero con mano tendida puede lograr que se mueva y asuma cosas normales en otros países.

Si realmente hubo voluntad de formar un Gobierno de coalición, el fracaso de una negociación in extremis de 48 horas no debería ser excusa para perder ni un solo día más de los dos meses que quedan. Ahora hay tiempo. No para culparse ni lamentarse, sino para negociar un Gobierno"


Para saber más:

* OPINIÓN 1:
¿Por qué Podemos no dijo que sí?

* OPINIÓN 2:
UNIDAS PODEMOS DEBE SER DESTRUIDA.

/a>*

* Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO:

martes, 18 de junio de 2019

Iglesia popular vasca. Una alternativa eclesial en Euskal Herría*

Con gusto comento la aparición de ésta alternativa eclesial de las Comunidades Cristianas Populares en Euskal Herria, que como mi propia comunidad hermana celebramos el año pasado los 40 años de existencia. En ella se recoge la experiencia de tres colectivos cristianos que desde entonces y en el País Vasco, viven su fe de una manera comunitaria, fraterna, igualitaria, inculturada, liberadora, y popular que parte de la tesis que no sólo la Iglesia Vasca ha vivido una crisis de modelo e identidad e incluso de fe, sino que la misma sociedad vasca “no es ya globalmente religiosa”.
I. EL AUTOR. De mi amigo, compañero de coordinadora europea de CCB y hermano Félix Placer Ugarte (Bilbao, 1937), no voy a decir mucho, pues además de ser bien conocido, sus biografías públicas ya cuentan mínimamente su vida y tambien, sus libros publicados.
Si añadir que él hace éste trabajo “en el ocaso de una vida” que, como él mismo dice, ha tratado de dedicar al servicio de una Iglesia que compartiera gozos y esperanzas, tristezas y angustias con quienes vivimos, dentro de un amplia pluralidad, en Euskal Herria y en otros pueblos de la tierra. Una Iglesia en la que confiesa que “he creído y sigo creyendo y a la que intento seguir siendo fiel con estos colectivos a los que pertenezco”.


II. LA EDITORA.
De “Herria 2000 Eliza” decir que es más que una revista, con otros 40 años de larga, difícil y apasionante andadura (1978-2018) en su labor y compromiso por una Iglesia popular Vasca, que desde su nacimiento “se concibió y diseñó en un clima y horizonte de utopía por la liberación popular en todas sus dimensiones, donde la fe cristiana se viviera como un germen liberador de toda opresión y la Iglesia vasca, comprometida y solidaria, fuera pueblo de Dios en Euskal Herria”

III. LOS PROTAGONISTAS.
El texto recoge, por una parte, el fiel relato y memoria de la experiencia vivida por ése movimiento cristiano de base que son las Comunidades Cristianas Populares (CCP) del País Vasco que ha reunido y mantenido ése deseo de tantas mujeres y hombres creyentes que querían vivir su fe comunitaria y solidaria desde los últimos, pero desde su propio pueblo.
Pero por otra parte, también recoge este texto lo que ha sido la Iglesia popular en Euskadi como alternativa eclesial desde la Coordinadora de Sacerdotes de Euskal Herria, y desde ésa importante revista ya mencionada que fue todo un movimiento llamado Herria 2000 Eliza. En definitiva tres grupos de iglesia que nacieron, siguiendo las líneas del concilio Vaticano II y dentro del contexto conflictivo de los años de la transición política.
Y finalmente también recoge una docena de testimonios verdaderamente proféticos de personas que hablan de su vida y compromiso, como nuestros hermanos y amigos Goio Ubierna, Carmen Mediavilla o Agustín Gil o nuestro admirado Jexuxmari Zalakain.

IV. EL CONTENIDO. El libro habla en sus 4 capítulos de una Iglesia desde y con su pueblo (1º), que camina hacia una renovación interna de la Iglesia, como alternativa eclesial (2º), de una Iglesia que escucha y responde a los signos de los tiempos de su pueblo (3º) y de una teología popular vasca (4º).
A destacar el rigor teológico, fundamentando el citado modelo alternativo de ser Iglesia (no Iglesia paralela), en las orientaciones del Concilio Vaticano II y en los signos de los tiempos.

V. LOS INTERROGANTES. Aunque no voy a desvelar mucho más de la obra, sí quiero destacar las preguntas que el propio Félix Placer nos deja para la reflexión en la conclusión del libro:
¿Es una semilla de esperanza que continúa viva y puede ser germen de nuevos frutos después de la siembra de sus cuatro décadas de constancia creyente? ¿Qué pueden aportar hoy en medio de la crisis cristiana y religiosa actual ante tantas incertidumbres, dudas, desconciertos? ¿Va a prevalecer la ofensiva de una derecha eclesiástica que intenta hacer desaparecer todo germen de Iglesia popular o euskal Eliza? ¿Qué significado pueden tener hoy, en una sociedad vasca laica y secularizada, las líneas y modelo de Iglesia que estos grupos han propugnado, desarrollado y vivido?” y, finalmente en el Epílogo, ¿Para qué la Iglesia vasca hoy? ¿Y en el futuro?”

VI. LA ESPERANZA. Ojalá y como reza el Hitzaurrea (prólogo), éste libro pueda ser el abono de una semilla que continúe germinando y ofreciendo frutos de justicia y de paz, de libertad y solidaridad, de utopía; que mantenga, a pesar de la actual involución, el aliento de una Iglesia euskaldun, fiel y servidora a su pueblo; que motive para seguir colaborando en la plena realización de Euskal Herria, en la construcción de un mundo en la justicia donde se realicen las causas liberadoras y los valores más profundos y humanos por los que han luchado y continúan trabajando con esperanza desde su “Ama Lur” (Tierra madre).

En fin, que hay que conseguir éste libro (hasta en PDF lo podemos pedir a "h2000e@gmail.com" indicando la dirección para su envío por 15€ + gastos de envío, y leerlo. Seguro que a nadie nos dejará indiferentes.

(*) Félix Placer Ugarte / Ed. Herria 2000 Eliza / 248 páginas/ Bilbao 2019

*
* Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO:

viernes, 24 de mayo de 2019

¡El 26M a votar! Humanizar la política, politizar la sociedad y votar.

Si es cierto que hay que “Humanizar la política”, que hay que recuperarla para el fin primigenio de servicio a la cosa pública y a la ciudadanía, si nos creemos aquello de que “La verdad os hará libres” y si, en la actualidad al menos, todo está siendo al revés, ¿qué hacemos? … Una vez más tenemos que creer y trabajar por la esperanza de que “Otro mundo más justo es posible” y, para ello, desde los planteamientos de la Ética y la Política, defendemos que hay que “Politizar la sociedad” 
Desaprendiendo –primero- todos los cuentos, farsas y prejuicios con los que nos han anestesiado siempre, y más ahora con las “fakes” permanentes, las cloacas del Estado y las mentiras mil veces repetidas, para politizarnos después, en el mejor sentido de la palabra “Política”.

Hasta el Papa Francisco nos decía recientemente que la cristiandad tiene el deber de comprometerse en la sociedad y en la política. A mí me han oído en las CCP “cienes y cienes de veces” que nosotras y nosotros "solemos estar muy comprometidos en multitud de sectores sociales y ciudadanos, pero muy poco en los políticos (de partido). ¿Por qué ahí siempre nos la cogemos con papel de fumar?" … Así solía yo quejarme siempre en nuestros encuentros y Asambleas.

¿Que la política es sucia? Toma ya, pues claro, pero ¿por qué?...
Pues sencilla y llanamente –y entre otras cosas- porque, salvo honrosas excepciones, quienes podríamos participar en ella de otra manera (no para medrar, ni para vivir de ella, ni para corromperla…), no solemos hacerlo o duramos muy poquito; y claro, cuando tú no estás para ocupar ése privilegiado espacio de servicio a la sociedad, son otros (y generalmente los más oportunistas) los que lo ocupan y, desde luego, no para defender aquello que tú defenderías.

Lo mismo podría decir a la hora de votar, ya que ahora tenemos una nueva oportunidad el 26M, y creo que va siendo hora de que no seamos tan tiquismiquis, puritanos, exigentes o más papistas que el Papa y ¡votemos! (además por la izquierda, sin duda, si queremos defender la causa de los pobres en particular y del grueso de la ciudadanía en general, pues el "trifachito", en bloque, no fallará y sus políticas ya sabemos a qué amigos, capitales, bancos y sectores apoyan).

Que “Involucrarse en la política es una obligación para un cristiano“ no es que lo diga yo, sino el hermano Bergoglio. Que “nosotros no podemos jugar a ser Pilatos, ni podemos lavarnos las manos, sino que debemos involucrarnos en la política, porque la política es una de las formas más altas de la caridad”, tampoco lo digo yo, sino el propio Francisco; y que “… la política está sucia, porque el cristiano no se involucra en ella, con espíritu evangélico” ni siquiera son mis palabras, aunque las dijera mil veces, sino del Papa Francisco.

¡Cuántas veces tuve que explicar cómo mis compromisos políticos (sobre todo cuando militaba en Izquierda Unida, o después en Podemos) lo eran para mí, desde una exigencia de la Fe en Jesús de Nazaret! Y sobre todo, cuánto cinismo social no habría cuando normalmente nadie ha cuestionado mucho que los cristianos del OPUS o de la derecha participasen en la política -y hasta controlasen ministerios-, y sin embargo, cuánta gente se rasgaba las vestiduras cuando creyentes como Carlos Sánchez Mato, José Antº Vázquez o yo mismo nos metemos en ese fango (que no quiere decir que me olvide de las decenas de creyentes de izquierdas, que sin necesidad de llamarse Alfonso Comín, Gª Laviana o Camilo Torres, trabajaron bien comprometidos en ayuntamientos y alcaldías desde su Fe cristiana).

Fue precisamente en el
“II Encuentro Podemos Espiritualidad” de 2016 que bajo el lema genérico de “HUMANIZAR LA SOCIEDAD Y LA POLÍTICA”, yo acuñé en mi intervención éste mismo título de “Humanizar la política y politizar la sociedad”, convencido de que ambas tareas son necesarias, visto lo visto, más que nunca.

Y es que estoy tan convencido de que la política precisa de una nueva humanización, -vaya un descubrimiento, ¿verdad?-, como de que nosotras y nosotros, en cuánto que sociedad, necesitamos una nueva politización, en el sentido de desintoxicarse, formarse, informarse, saber hacer un contraste crítico de las informaciones y comprometernos, cada quien según sus fuerzas y capacidades; porque como decíamos en nuestras comunidades hay que ser «activos en la contemplación y contemplativos en la acción».

Defiendo convencido que, humanizar la política es vivirla con vocación de servicio, buscando el mayor bien posible para el mayor número de personas. Pero, a la vez, y de manera permanente, creo que cada día es más necesario que nunca “politizar la sociedad” de la manera antes citada y ponerse al servicio de los más desfavorecidos de la sociedad (no sólo hablo de los más empobrecidos, que también) a través de la generación de conciencia crítica colectiva. «Hay que politizar la sociedad para transformar la sociedad» he dicho ya en algún momento y ojalá que lo hiciéramos en la línea de las contribuciones de figuras como Martin Luther King, Mahatma Gandhi, Nelson Mandela, Pepe Mujica o Pili Zabala para asumir la causa de humanizar la política.

En ésta nueva oportunidad de participar en la política que tenemos con la próxima cita electoral del #26M, empecemos por pensar si la vida de nuestros pueblos y ciudades y la de sus gentes, va a ser la misma si votamos a los partidos del frente de derechas -PP y C´s, que harían piña sin inmutarse con la ultraderecha de VOX para gobernar-, que si elegimos las opciones del centro izquierda (PSOE) o de la izquierda de UNIDAS PODEMOS (con IU, Equo, Podemos y diferentes alternativas ciudadanas)…

Ésta es nuestra primera opción de compromiso, ir a votar, aunque siempre haya alguna persona que no nos guste del todo o algún punto del programa que no sea de mi total convicción. Así que no te asusten con falsos radicalismos, ni con descalificaciones interesadas, ni mucho menos con que las promesas que mejoran la vida de la gente no son posibles, porque ya te digo yo que sí, Que sí se puede.

(*) Artículo solicitado y publicado en el nº 110 de UTOPÍA, la Revista de los cristianos de Base. Cuyo monográfico versaba sobre "Ética y Política".


* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO:

jueves, 9 de mayo de 2019

Discapacidad y Superación Personal

LA VIDA DE UN RESILIENTE “COJO”, NORMALIZADO Y FELIZ (*)


• Inexcusable me parece comenzar esta particular y prosaica narrativa reconociendo que, aun siendo básicamente autobiográfica y real- obligadamente anónima por razones obvias-, NO estamos ante un “Gran Inválido”, como se decía antes, pese a referirnos a una persona valorada con una discapacidad del 65%.

• Tampoco puede considerárseme un “Minusválido” -sensu estricto-, porque como sorpresivamente preguntaba mi hijo a sus cinco años: “¿Cómo vas a ser tu minusválido,papá, si haces muchas más cosas que los otros padres corrientes?”

• Mucho menos soy un “Discapacitado” propiamente hablando porque, es el “Ser Persona” lo característico en mí, y no la puñetera “Polio”. Ésa “Poliomielitis” que desde mi nacimiento –a mediados de la década de los cincuenta, cuando la llamaban “Parálisis infantil”-, me afectó justo un año antes de que se generalizara en España la vacuna Parke-Davis”. Y digo generalizara, porque la vacuna de “Jonas Salk, probada ya en 1952, se utilizó en todo el mundo a partir de abril de 1955 –dos años antes de que yo naciera- . Pero para mi desgracia, Franco sólo la suministró inicialmente a falangistas, amigos ricos y grandes empresarios … Desafortunadamente, mi familia no estaba en ninguno de esos grupos, por lo que al “tocarme la china” hay gente que diría que yo soy -de alguna manera- una víctima más del franquismo.

• Pero si esas tres relativamente modernas denominaciones, (Gran Inválido, Minusválido o Discapacitado) no me gustan, ni me definen, mucho menos admitiría la vieja denominación de “Subnormal” pese a que éste denigrante vocablo ¿estaba? incluido hasta hace nada, en el nombre de algunas asociaciones de personas con discapacidad como es el caso de los ASPRONA de Albacete, Granada, Guadix, Benavente, o Badajoz… de ASPROSUB en Zamora… ¿Asociaciones protectoras de Subnormales? xD. ¡Que atroz!... Casi tanto como aquellas arcaicas denominaciones donde nos etiquetaban de “Idiotas” o “imbéciles”. O peor aún, esas prácticas tan salvajes en las que, mucho más tiempo atrás, nos despeñaban directamente por la roca Tarpeia (en el caso de los romanos) o por el monte Thaigueto (en el caso de los griegos),… Y bueno, ni tan lejos, pues en la ya citada dictadura franquista, se nos incluían en la llamada “Ley de vagos y maleantes” (sic). Denominaciones y hechos, todos éstos, que aunque sean más periodísticos y documentales que literarios, fácilmente pueden ser comprobables en las hemerotecas, en los libros de historia y hasta en San Google, como ése “Año Internacional del Subnormal” que se celebró en 1980 ¿?.

• Finalmente, lo de ser una persona con “Movilidad Reducida”, eso ya no lo podría negar. Y no podría hacerlo, en primer lugar, por ser evidentemente notorio, aunque yo no vaya en silla de ruedas; y en segundo lugar, porque esta moderna etiqueta –PMR-, ya pone el acento en la “persona” (de la que dice con Movilidad Reducida), y no en la “discapacidad” o déficit. Aunque si les digo la verdad lo que a veces me gusta denominarme es “cojo” (y como todos los cojos, con muy mala pata je, je). Así, sin eufemismos, igual que prefiero llamar “negros” a los que otros llaman “personas de color” ¿De qué color?

Precisiones terminológicas aparte y una vez descrito ya “lo que no me define”, creo obligado presentarme, siquiera esquemáticamente y casi en caricatura, para poder contextualizar y comprender lo que es una simple historia de superación personal asociada al tema de la Discapacidad, pero como tantas otras que pasan desapercibidas hoy día.

Por eso, y sin violar la preceptiva confidencialidad de la obligada plica del concurso, declararé de una manera telegráfica que soy un hombre corriente, que he llevado y llevo una “vida normalizada” y que, a diferencia de otras muchas personas, supuestamente “normales”, ya he plantado dos árboles (la verdad, algunos más), he tenido dos preciosos y apuestos hijos, he escrito dos libros, he montado dos veces en globo (bueno y en helicóptero, barcos, cruceros y aviones varios, je, je), … y hasta me he casado –felizmente- en dos ocasiones. Eso sí, una vez viudo, confieso que he seguido vivido bien feliz -aunque sin ofender- y que volví a ennoviarme y enamorarme. Y es que no tengo remedio. Pero conste que ésta revelación no la hago con ése orgullo que podría parecer un pelín engreído o machista, sino como el ejemplo de superación cuando caes, que aquí conviene destacar, máxime cuando en las relaciones y en el Amor, como a tantos otros y otras, me dieron tantísimas calabazas.

Yo no sé si seré un ejemplo de superación personal, como así reconocen mis hijos y muchísimas amistades. De hecho, si no fuera porque me animaron a contarlo para éste concurso, no creo que nunca me hubiera atrevido a firmarlo públicamente. Pero lo que sí sé, es que, salvo correr los cien metros lisos y pruebas deportivas similares (no hablo de las para olimpiadas, claro está), nada se me ha puesto por montera en los doce lustros que llevo peleando en éste mundo, a veces tan cruel con la diferencia y la diversidad, sea del tipo que sea.

Sexagenario pues, tengo que proclamar que he reído (y he llorado, of course); que he escalado, navegado en piragua o me he deslizado en tirolina; que he trabajado media vida -siempre como funcionario- y en más de diez puestos diferentes; que he impartido decenas de cursos por España y por cinco países latinoamericanos; que he participado en la política nacional, como candidato al Congreso, al Senado, o al Parlamento Europeo, y también con cargos orgánicos de dirección estatal en tres partidos diferentes (aunque muy próximos ideológicamente).
Y lo que es más importante: puedo confesar y confieso que amo, he amado y he sido amado. Y que, tras la muerte de mi 2ª esposa y a pesar de algunos desamores, me he vuelto a enamorar, y no sólo de la vida, la tierra, el sol o el mar -que también-. En definitiva y si se me permite la arrogancia, una vida bien vivida, bien compartida y casi en plenitud. ¿Discapacitado pues?...
 Digamos que Feliz, pero sin ofender.

Docente convencido del valor de la “Diversidad” y con una inequívoca vocación por la “Educación Inclusiva”, pronto se me quedó pequeña la llamada “Integración escolar” sin que por ello defendiera ninguna experiencia segregadora. Además siempre creí y viví en propias carnes eso de la “Normalización” que es lo mismo que el derecho a utilizar los servicios normales de la comunidad. Tarea ésta que me ha llevado treinta y cuatro años de vida laboral entregados a la causa.

A los ya señalados aspectos de superación en los compromisos personal, escolar, político y social durante más de cuatro décadas, no puedo silenciar una variante muy personal, como es “el ámbito de la Fe”. Y no tanto por pontificar sobre el mundo de las creencias o increencia que –como en el resto de aspectos ya enumerados- lo traemos aquí, con cierto pudor, y por supuesto desde el respeto a la diversidad y a la Laicidad, sino por “desfacer” -de una manera un tanto quijotesca, si se quiere -como la de mi tierra-, ése otro entuerto y cuento del “castigo divino” o del “pecado de sus padres”.
Porque antes al contrario, desde mi experiencia personal de participación en la llamada “Iglesia de base”, he sido de vivir en una permanente actitud de agradecimiento por los “dones” recibidos. Ésos que me han hecho ser lo que soy, reconociéndome dotado de una fortaleza interior innegable, muy valorada por los demás y por los que cada día,doy gracias al Padre/Madre.

Personalmente –insisto- he de reconocer, que no me creo ejemplo de nada, ni tan siquiera de una superación personal, estrictamente hablando, porque creo que eso hay que dejarlo para personas que, estando mucho más limitadas, han conseguido verdaderas proezas o retos inicialmente impensables:
Me estoy acordando de casos como el de la gran artista Frida Kahlo, también afecta de polio y espina bífida; del gran astrofísico, cosmólogo y eminencia en el campo de la divulgación científica, Stephen Hawking, que fue diagnosticado de ELA en su juventud y sólo le dieron dos de vida; del súper tenor, músico, escritor y productor musical Andrea Bocelli que, pese a nacer con un glaucoma congénito que le dejó parcialmente ciego, ha vendido más de 75 millones de discos; del nadador que batió el récord de medallas olímpicas, Michael Phelps, que tenía un Trastorno por Déficit de Atención severo con hiperactividad (TDAH); del matemático John Nash, que con una esquizofrenia paranoide aguda, ganó el Premio Nobel de Economía en 1994; o el gran actor Michael J. Fox, protagonista de “Regreso al futuro”, que en 1991 le diagnosticaron un Parkinson cuando aún no tenía treinta años…
También recordar otros nombres célebres cuyas historias podéis buscar como Alex Zanardi, Nick Vujicic, Aaron Fotheringham, Carrie Brown, Milly Bobby Brown, o Daniel Radcliffe… Por no hablar del gran orador griego Demóstenes, que por si no lo sabíais fue, desde su más tierna infancia… ¡tartamudo!.
Y cómo no citar casos más recientes como el de Pablo Pineda, el maestro, pedagogo, actor y amigo, con síndrome de Down; de la periodista y psicóloga Irene Villa, un ejemplo de superación personal que dejó bien claro que los límites solamente los marca la naturaleza y son superables, como ella misma ha demostrado; o del conocido actor y cantante Juan Manuel Montilla 'El Langi', que a pesar de padecer parálisis cerebral logró en 2008 el Goya al mejor actor revelación por su actuación en la película “El truco del manco”; o del joven triatleta de Barcelona Àlex Roca Campillo, que con una parálisis cerebral del 76 %, intenta cada día demostrar que los límites no existen pues solo se lo pone uno mismo, o de Jesús Vidal, el “actor con Discapacidad” como él mismo se reconoció en el emotivo discurso dado al recoger su Goya 2019 al mejor actor revelación por “Campeones”.

Ejemplos, todos ellos, de famosas personalidades con verdaderas historias de superación personal que traigo aquí porque son célebres claro, pero sobre todo, para declarar a continuación que cada día -y muy cerca- existen cientos de historias parecidas que no conocemos.
Creedme, yo no soy ejemplo de nada, pero sé que -como el colibrí-, yo hice mi parte. ¿Conocen ése cuento?
Dicen los guaraníes que un día hubo un enorme incendio en la selva. Todos los animales huían despavoridos, pues era un fuego terrible. De pronto, el jaguar vio pasar sobre su cabeza al colibrí… en dirección contraria, es decir, hacia el fuego. Le extrañó sobremanera, pero no quiso detenerse. Al instante, lo vio pasar de nuevo, esta vez en su misma dirección. Pudo observar este ir y venir repetidas veces, hasta que decidió preguntar al pajarillo, pues le parecía un comportamiento harto estrafalario: ¿Qué haces colibrí?, le preguntó. Voy al lago -respondió el ave- tomo agua con el pico y la echo en el fuego para apagar el incendio. El jaguar se sonrió. ¿Estás loco?- le dijo. ¿Crees que vas a conseguir apagar lo con tu pequeño pico tú solo? Bueno- respondió, el colibrí- yo hago mi parte…

Y termino ya con dos preguntas que me han hecho en más de una ocasión y que considero ilustrativas para la superación personal que aquí abordamos:
1. ¿Cuál es el secreto para llevar una vida tan aparentemente feliz? … y
2. ¿Es cierto que casi todas podemos cumplir los retos que nos propongamos?
A la primera, siempre respondí (ante el asombro de mis interrogadores, que enseguida me decían que no me pusiera tan trágica) que “porque tarde o temprano, yo terminaría en una silla de ruedas y que hasta entonces, tenía que aprovechar todas las oportunidades y momentos que la vida me regalara, viviendo desde el “Carpe Diem” de Horacio, al “Tempus Fugit” de Virgilio”. Y es que nunca sabemos la hora, ni el día, en el que ya no podremos hacerlo. Y claro, a lo tonto a lo tonto, así llevo viviendo y disfrutando más de cuatro décadas que me hacen sentirme cada día más joven, aunque –eso si- cada vez pueda caminar mucho menos sin descansar.
Y a la segunda, les recuerdo que soy un resiliente, convencido del “Sí se puede”. Es muy cierto que, como define la psicología a la Resiliencia,” todas las personas tenemos la capacidad individual de levantarnos al caer y de sobreponernos a los tiempos de dolor emocional y a los traumas más diversos y, por ende, que todas somos capaces de sobrellevar cualquier situación, por difícil que sea, y de aprender de ella”. Y si no fuera así -¡cuidado con las cosas que pensáis que al final acaban por cumplirse!-, porque siempre podemos hacer nuestra parte, como el colibrí.
¡Que disfrutéis de la vida!, que seáis moderadamente felices, y que podáis hacer felices a los demás, para poder dejar un mundo mucho mejor que el actual, lo cual no sólo es posible, sino necesario.
(*) El presente trabajo ha sido galardonado con la Mención especial del jurado del IX CONCURSO LITERARIO convocado por la Fundación FAMA sobre el tema “SUPERACIÓN PERSONAL Y DISCAPACIDAD”.
Fue ayer 8 de mayo, en el Centro Infanta Leonor de Albacete, donde tuvo lugar la Gala de entrega de premios, y con el mismo pudor con el que lo leí, aquí lo ofrezco a quien pueda interesar.


* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO:

martes, 23 de abril de 2019

La Vox de los obispos del medievo.

Suscribo totalmente -no sin cierta pena y vergüenza-, la reflexión de mi buen amigo, hermano y compañero Miguel Santiago, publicado en El Portal de Andalucía (19 de Abril de 2019).
LA VOX DE LOS OBISPOS.
La conferencia episcopal española destaca del resto de Europa en su defensa de grupos políticos como Vox. Valgan tres ejemplos: el obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig, conocido por su homofobia, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, conocido por su misoginia, y el obispo de Cádiz-Ceuta, cuyo delegado episcopal de Fundaciones (nombrado directamente por él), el general Rosety, será el número uno de la formación de Abascal en esta provincia. Obispos que no solo le dan la espalda a los derechos humanos, sino al mismo Evangelio al que dicen profesar.

Imagínense por un momento que el imán de una mezquita o el rabino de una sinagoga de algún lugar de nuestro país dijera que la igualdad de género “es una bomba atómica que quiere destruir la doctrina que profesan y la imagen de Dios en el hombre y la imagen de Dios Creador”, o que los gais “se corrompen y se prostituyen. O van a club de hombres. Os aseguro que se encuentran en el infierno”. ¿Qué pensaríamos? ¿Qué medidas inmediatas se tomarían? Diríamos que son unos peligrosos machistas u homófobos que atentan contra los principios de un Estado democrático y aconfesional, y, muy posiblemente, la fiscalía abriría diligencias contra la postura del imán o del rabino sin la necesidad de ninguna denuncia ciudadana y aplaudida por todo el mundo. Sin embargo, no ha sido ningún imán ni ningún rabino, han sido los obispos de Córdoba y de Alcalá, respectivamente.

No es la primera vez que estos mandatarios eclesiásticos manifiestan su ideología más integrista a través de declaraciones polémicas que le hacen un desprecio enorme a la ciudadanía en general y a muchos cristianos/as que trabajan por un mundo fraterno, justo e igualitario. Obispos que, a través de sus cartas pastorales, atacan a la mujer: la mujer sirve para “dar calor al hogar, acogida y ternura”, y el varón“representa la autoridad”, además de considerar un “aquelarre químico” la fecundación in vitro.

Son eclesiásticos que pertenecen a la línea más ultraconservadora de la Jerarquía católica. Personas que no dejan de generar conflictos, que no debate o diálogo, en la opinión pública. Se dice de ellos que pertenecen a la ideología rigorista de la Iglesia, o lo que es lo mismo muy alejados del Vaticano II, y no digamos del Evangelio, en el que las palabras inmatricular, condenar, marginar, intolerar, señalar, castigar, imponer, excluir… no tienen cabida. Una Iglesia que tiene excesos de condenas y defectos de acogida no es la iglesia de Jesús. Un Jesús de Nazaret que no quiere templos de piedra, nunca hubiese inmatriculado nada; quiere templos humanos donde habite la gracia del Espíritu y eso no se puede inmatricular. Jesús no está en la Catedral, ni en las pompas y grandes espectáculos para beneficio y honor de la propia institución, tampoco está en el palacio episcopal, ni en los hábitos. Está en el corazón del que vive las bienaventuranzas sea ateo o no, profese una religión u otra.

En definitiva son los obispos de Vox, junto a los movimientos más conservadores, como las comunidades neocatecumenales, los llamados kikos, o el Opus Dei, de los que surgen muchos de los candidatos de Vox al Congreso y Senado. No es de extrañar que en diócesis como Alcalá, Córdoba, Sevilla, Burgos u Oviedo tengan un mayor presencia y arraigo organizaciones como Hazte Oír, que se han entregado a alentar, desde sus terminales mediáticas y propagandísticas (arraigadas en muchas diócesis), el voto a la formación de ultraderecha; además de 13TV y la cadena Cope sufragadas por la Conferencia Episcopal Española. Precisamente una de las causas por la que Bergoglio no haya visitado aún España es debido al escoramiento hacia la ultraderecha de los obispos.

¿Quién permite esta situación? Los gobiernos del Estado. En 40 años no solo no han puesto a la Jerarquía católica en el lugar que le corresponde en un Estado Democrático y Aconfesional, sino que le han concedido todo tipo de privilegios: en 40 años se sigue enseñando religión en la escuela pública, en 40 años siguen gozando de todos los privilegios económicos y patrimoniales, en 40 años han inmatriculado el patrimonio más valioso del país, en 40 años no han desenterrado a los generales golpistas, Franco y Queipo de Llano, de las basílicas en las que reposan, en 40 años siguen existiendo capillas y capellanes en hospitales, cuarteles, universidades… En 40 años el nacionalcatolicismo está emergiendo con más fuerza que nunca.

* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO:

sábado, 2 de febrero de 2019

UN GOLPE DE ESTADO AL QUE LLAMAN DEMOCRACIA (y no lo es).

Ante el apoyo de los Estados Unidos y sus aliados, al diputado Guaidó como presidente de Venezuela, al que
recientemente se ha unido la UE y ante el tratamiento dado por todos los medios de comunicación a este hecho,
aunque sea a título individual manifestamos que:

1º.- En el Consejo de Seguridad de la ONU que tuvo lugar el sábado 26 de enero en Nueva York, tan sólo 17 países apoyaron una injerencia en Venezuela a favor del diputado Guaidó, mientras que 20 países reconocieron la
legitimidad del presidente Nicolás Maduro
. Sin embargo sólo nos cuentan los que están en contra de...

2º.- Cuando EEUU y sus aliados, entre ellos España, exigen elecciones o, reconocen como presidente a un señor que no ha sido elegido en ningunas presidenciales, están oponiéndose al citado Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

3º.- En las elecciones del 20 de mayo 2018, se postularon 6 candidatos: Nicolás Maduro, Henri Falcón, Javier Bertucci, Reinaldo Quijada, Francisco Visconti Osorio y Luis Alejandro Ratti, aunque los dos últimos decidieron
retirarse a última hora.

4º.- El resultado de las elecciones fue que Nicolás Maduro obtuvo 6.248.864 votos que suponen el 67,84% de los votos válidos, mientras que Henri Falcón, sacó 1.927.958 (el 20,93 %), Javier Bertucci: obtuvo 1.015.895 (un 10,82 %) y Reinaldo Quijada, apenas 36.246 votos (el 0,39%).

5º.- La participación fue baja porque tres partidos opositores decidieron no participar y propiciar la abstención, creyendo que ésta sería mayor de lo que fue y que así podrían impugnar las elecciones. Todos los observadores internacionales (más de 200 de 40 países, entre ellos nuestro ex presidente Sr. Zapatero), reconocieron que las elecciones habían sido libres, seguras, ajustadas a la constitución y perfectamente democráticas. ¿Por qué se piden otras ahora?

6º.-Los medios de Comunicación no informan adecuadamente de todo esto, y muchos Partidos Políticos en España, tampoco.
Un ejemplo de hasta dónde puede llegar la manipulación es la foto con la que una agencia de noticias supuestamente seria como es “Europa Pres”, publican una supuesta gran manifestación de apoyo a Guaidó del 23 de enero de 2019 con una foto ya del 7 de septiembre de 2016.


En conclusión,

calificamos como golpe de Estado con miras a una intervención militar extranjera, promovido por el
Gobierno de EEUU, cualquier apoyo al diputado Guaidó, lo diga Trump, Bolsonaro o la misma UE,
 reconocemos, con el Consejo de Seguridad de la ONU que el único Presidente legítimo es Nicolás Maduro,
que ganó las presidenciales en buena y reconocida lid y que no impugnó ningún candidato,
condenamos el intervencionismo internacional, impulsado por el Presidente Trump y seguido por varios
gobiernos, entre ellos el de España, porque sabemos de los resultados de semejante operativa en Irak, Libia, Afganistán, Siria o Haití
afirmamos que Venezuela no es el patio trasero de ningún país y que España no tiene derecho a inmiscuirse
en los asuntos de una nación soberana y mucho menos a dar un ultimátum a un solo país, mientras mira a otro lado ante tantos otros que sí violan sistemáticamente los DDHH y con los que hasta trabaja, y
 creemos que la única vía de solución al conflicto, es la iniciada por los gobiernos de México e Uruguay, por cierto bastante silenciadas – en consonancia con lo manifestado por el gran teólogo brasileño Leonardo
Boff, que pedía una reflexión en favor de la paz para que se detenga el intento de golpe y, recientemente, hasta por el mismísimo Papa Francisco, que hablan de evitar -a toda costa- una más que posible guerra civil que sólo acarrearía más sufrimiento al pueblo venezolano y que habría de ir de la mano de la mediación , el diálogo, la seguridad y la soberanía.

(*) Javier Domínguez del Comité Oscar Romero de Madrid y
Luis Ángel Aguilar, de la Comunidad Cristiana Popular “El Olivo” de Albacete somos miembros de las Comunidades Cristianas Populares.

* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO:

sábado, 26 de enero de 2019

El Chavismo no ha desaparecido de Venezuela, como se quiere hacer creer.

• Condenamos sin paliativos éste nuevo Golpe de Estado primero porque vulnera la Carta de las Naciones Unidas y segundo porque lo que subyace es el saqueo de las riquezas de un país.

• Hasta 157 países reconocen al Presidente Maduro y sólo 13 reconocieron al ilegítimo Guaidó (Los EEUU con Trump, Brasil con Bolsonaro, Argentina con Macri, …) ¿No crees que te lo contaron al revés?

El Chavismo se crece en las dificultades y tras esta pifia de golpe de estado frustrado, Maduro ganará popularidad y la revolución bolivariana recuperará adeptos perdidos por la pobreza a la que el boicot americano tiene sumida a la población.
Y es que el Pueblo de Venezuela es muy chavista. Lo era en una amplia mayoría con Chávez y pese a los 20 años de asedio, y al hastío y abandono de muchos correligionarios que al final tiran la toalla (saliendo del país o pasando a la oposición más violenta) creídos que si llega otro se acabaría la pobreza, todavía resiste y mucho nos tememos que una buena parte aún resistirá hasta la muerte. ¿Qué harán entonces? ¿Los matarán a todos?

Con una campaña de desinformación tan bestial y una maquinaria comunicacional tan financiada en redes, los escuálidos (como así les llaman coloquialmente a los opositores) y el imperio USA, han logrado meter en la cabeza de mucha gente allá (en España ni te cuento como tanta gente acrítica te dice de una manera simplista que lo importante es que el pueblo no sufra, como si la culpa de su escasez y pobreza, no viniera del boicot y asedio internacional de los matones de Trump) el viejo sofisma que “Si viene otro, vas a estar mejor”. Sería bueno que recordaran los precedentes de Siria, Libia e Irak

Es verdad que el pueblo Venezolano está muy cansado de tanta sanción, de tanta escasez, de tanta superinflación y de tanta pobreza. Es como si un propietario te quiere desahuciar de tu casa y no puede porque no tiene derecho. Primero te corta el agua, luego la luz, después te deja sin muebles, te cambia la cerradura… vamos que al final te largas y se la dejas ya por puro hastío. Por eso claro que hay más de 2 millones de venezolanos que se han ido del país y ésos no van a hablar bien (que les pregunten a los jóvenes españoles en el extranjero por su país, que les expulsa, no les permite trabajar y aún fuera les ponen durísimas condiciones para votar).
También es verdad que hay marchas de apoyo a Maduro, y marchas contra él. Pero aunque en todo el mundo se venden con imágenes distorsionadas en calles estrechas para que parezcan más, o directamente falsas y de hace años lo que pretenden ser apoyos actuales (como la lamentable cagada o manipulación de la mismísima Europa Press de la imagen) los opositores son los de siempre y no más, aunque ahora anden crecidos con el apoyo del matón americano o del primo de Zumosol.
Pero lo que no se tiene en cuenta es que el Chavismo es un movimiento político y social que toca muy de cerca a la gente y en el que se reconocen uno a uno, y por tanto mucho más que un conjunto de marchas de apoyo, que aún prácticamente no han salido.
Y por eso decimos que el Chavismo no hay desaparecido de Venezuela como se quiere hacer creer.
Allá escuché eso de “Rondón no ha peleado” y es que antes al contrario, el Chavismo, prácticamente, aún no ha salido. Esperen a ver si los gringos se meten hasta el fondo, el chavismo, saldrá a la calle y entonces miedo me da el estallido de una verdadera Guerra Civil que por ahora no creo que vaya a darse.

Afortunadamente, las Fuerzas Armadas, a las que han intentado comprar, fraccionar y dividir, están con la constitución, con el Gobierno de la república bolivariana y con su presidente Maduro. Las dos o tres pequeñas facciones orquestadas ya están controladas y ése apoyo, junto con el de una gran parte del pueblo, todavía es lo que da fuerza a un presidente que estoy seguro, sólo lo sacarán con los pies por delante o con el pijama de madera, porque ni se rendirá, ni se venderá. Y mucho me temo que mucha gente allá obrará igual.
Hasta la muerte.

Vamos a elecciones” fue el lema de las guarimbas de 2017 y ahora se han instalado en el mismo lema y con la misma vaina.
Hasta Joseph Borrell (a quien Maduro acaba de decirle deslenguado, y
Pedro Sánchez, al que no llamó insolente, como dieron aquí las TV en España, sino que “hizo unas declaraciones muy indolentes”,
se han sumado al cuento.
Y yo pregunto:
¿Por qué ha de haber nuevas elecciones si en Mayo de 2018 ya las hubo, estuvieron monitoreadas por expertos internacionales, fueron legítimas y así lo reconocieron más de 150 países?
* ¿Porque parte de la oposición no se presentaron -reclamando una abstención que, de haberse presentado hubieran puesto en un aprieto a Maduro quién ya perdió un millón de votos? Vamos, hombre, que ese cuento ya está muy manido. Además Venezuela es mucho más que Caracas, que no lo olviden.

Al senador Guaidó, ése desconocido títere de los EEUU, en cuya embajada se esconde, que no conoce el 84% de la población, que nadie lo ha elegido y que el 23 de enero se autoproclamó presidente interino (figura inexistente en la constitución venezolana, por cierto), con el apoyo de Donald Trump, sólo se le está utilizando para provocar la intervención USA y operar un golpe de estado de facto. ¡Qué ridículo llamarlo el Obama venezolano!
Para acabar quiero comentar esta foto de Berni Sanders, al que se le atribuye una frase, que puede que él no dijera, aunque seguro que lo piensa, y que yo sin duda hago mía, como ya expuse en los 21 twits que escribí tras mi último viaje estival a Venezuela.
Todavía, hay millones de personas en el mundo que siguen creyendo que la crisis que padece actualmente Venezuela es por culpa de Nicolás Maduro y no del ¡BRUTAL! bloqueo económico impuesto por Estados Unidos por no acceder a entregar su petróleo y recursos naturales, pero así son los medios de comunicación, te hacen odiar al oprimido y amar al opresor

Desde FUNDALATIN, la ONG por los DDHH que represento en España, hemos hecho un llamado al mismísimo Papa Francisco para que eleve sus oraciones y la Conferencia Episcopal Venezolana pueda ser artesana de la paz en Venezuela y no constructora del odio entre los venezolan@s.

Hasta el gran teólogo brasileño @LeonardoBoff  en @TeleSURtv pidió a los líderes políticos mundiales una reflexión en favor de la paz para que detengan el intento de golpe en Venezuela.

Más nos vale a la gente de bien, que dice querer la Paz, como el propio Chavismo pretende, que condenemos con todas nuestras fuerzas el intento de Golpe de Estado y defendamos sin fisuras la verdadera Democracia.
Ya está bien de repetir por boca de ganso que ¿Venezuela es una dictadura?.
La UE y por supuesto España no deberíamos pedir nuevas elecciones como quieren los golpistas, sino apoyar la mediación internacional (como lo están intentando Uruguay y México y nadie dice nada) hacia una solución pacífica y democrática para la crisis que vive el país, no el enfrentamiento y el caos que tanto beneficia a los amigos de la guerra. Como dice mi amigo y compañero Pablo BustinduyNingún demócrata puede alentar o justificar un golpe militar o una guerra en Venezuela”.

PARA SABER MÁS:
1. Un grupo de 70 intelectuales, historiadores y expertos en política latinoamericana reclamaron en duros términos al gobierno de Estados Unidos no interferir en la política interna venezolana y apoyar un diálogo entre el chavismo y el antichavismo. (Texto completo de la declaración y primeros firmantes Aquí)
"Al reconocer al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como el nuevo presidente de Venezuela, algo ilegal bajo la Carta de la OEA, el Gobierno de Donald Trump ha acelerado la crisis política de Venezuela con la esperanza de dividir a los militares venezolanos y polarizar aún más a la población, obligándolos a elegir bandos", denunció anoche el grupo de intelectuales en una carta abierta.
Los firmantes, entre los que se cuentan el filósofo y activista Noam Chomsky y el relator independiente de la ONU Alfred de Zayas, aseguraron que el reconocimiento de Guaidó como gobernante legítimo de Venezuela en detrimento del presidente Nicolás Maduro por parte de Estados Unidos y sus aliados empeorará la situación en ese país y generará "un sufrimiento humano innecesario, violencia e inestabilidad".
"El objetivo obvio, y en ocasiones declarado, es expulsar a Maduro mediante un golpe de Estado", agregaron los intelectuales, que dijeron que Estados Unidos debería haber aprendido algo de sus empresas de cambio de régimen en Irak, Siria, Libia o de su patrocinio histórico de cambio de regímenes en América Latina.
Los investigadores concluyeron que la única solución que hay "es un acuerdo negociado, como sucedió en el pasado en países latinoamericanos cuando las sociedades polarizadas políticamente no pudieron resolver sus diferencias a través de las elecciones".
2. Mis twits y facebook relacionados con el tema:
Llamado a respetar la soberanía del pueblo de Venezuela*
• ¿A que no sabías de Maduro que…?
• ¿Cómo te contaron la toma de posesión de Maduro?
@JLMelenchon que dice una verdad que nadie quiere oír: La resolución de la UE contra #Venezuela sólo es la propaganda de un plan de #EEUU y la #OTAN para desestabilizar el gobierno de @NicolasMaduro.
Manda narices que el impresentable de @Almagro_OEA2015 y su no menos impresentable cohorte de la #OEA, en su afán de darle un golpe de estado a @NicolasMaduro, reconozca a otro impresentable como @jguaido, al que nadie eligió.
Si quieres una opinión sincera y valiente aunque políticamente incorrecta, sobre lo que está pasando en #Venezuela no te creas lo que dice la TV ni los amigos de los golpistas en España.



* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: