viernes, 15 de junio de 2018

América Latina refuerza su "Sueño Solidario" ante la crisis.

La humanidad se encuentra en una encrucijada especial. Ningún país puede abstraerse de la dinámica globalizadora. Ni con los muros fronterizos más blindados.
Al analizar la crisis mundial Leonardo Boff plantea: “El capitalismo como modo de producción y su ideología política el neoliberalismo…alcanzaron su fin-objetivo: la suprema acumulación. Y su fin como final y desaparición.… Como no posee un sentido de pertenencia y trata a la naturaleza como mera cosa a ser explotada incontrolablemente, seguirá un camino sin retorno, poniendo en peligro el sistema-vida y la propia Casa Común, … los que dieron el golpe y elaboraron "El puente para el futuro" (para el fracaso) vienen imbuidos, sin un mínimo de conciencia y de crítica, de ese mal sueño neoliberal. Quieren un Brasil sólo para ellos, como una provincia secundaria, agregada y dependiente del gran Imperio del Capital. Ésa es nuestra ruina y nuestra desgracia. Ellos prolongan la dependencia y la lógica colonial”. (Boff. L. La crisis Brasileña Parte de la Crisis Mundial. Koinonía.08.06.2018).
Frente a esta crisis global de valores, en todos los países pueden encontrarse comunidades de buena voluntad y movimientos sociales que actúan para revertir el rumbo irresponsable con la gente, en especial la más vulnerable y con la Madre Tierra. Y buscan avanzar, apoyando a los gobiernos responsables, en la construcción de una humanidad solidaria.
En Nuestra América, ya desde hace 50 años, viendo la realidad regional, los obispos reunidos en Medellín 1968 la calificaron como de “violencia institucionalizada”. Posteriormente, con esfuerzos conjuntos entre gobiernos responsables emergentes y la siembra solidaria de profetas modernos como San Romero de América (1980), comunidades de buena voluntad de diferentes fuentes espirituales abrieron espacios de integración solidaria como el ALBA-TCP, UNSAUR, CELAC, PETROCARIBE. En unidad en la diversidad. Sin embargo, este despertar constructivo solidario resultó frenado por una oleada neoliberal con potentes armas no convencionales distorsionantes de la democracia con ética. Y lograron retomar espacios políticos en Brasil, Argentina, Chile, Urugüay, Honduras.
Hoy parece retomarse el esfuerzo común tanto de gobiernos responsables, como de comunidades de buena voluntad del mundo. Incluyendo a las de Estados Unidos, como el SOAW Observatorio de la Escuela de las Américas, por sus siglas en inglés, quienes solicitan a su gobierno el cierre las bases militares de su país en el mundo. Avanza así la diplomacia de los pueblos. Con eventos como la Cumbre de los Pueblos que se reunieron periódicamente, con apoyo de Jefes de Estado como Evo Morales, Rafael Correa y con el Papa Francisco. Se logran avances solidarios con las elecciones en Venezuela que detienen la espiral de violencia. También con la resistencia popular en Nicaragua. A fin de superar estas visiones mezquinas y lograr hacer realidad el sueño solidario. Al cual convocaba Martin Luther King. Y al cual alude Boff, después de visitar al injustamente detenido Lula: “En medio de las incertidumbres, todavía soñamos y ese sueño es bueno y anticipa una realidad beneficiosa para todos”.

( Notas para el Editorial del programa de radio "Llegó la Hora", de FUNDALATIN, del sábado 16 de Junio 2018, ONG por la defensa de los DDHH de la que soy su representante para España)

* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: