jueves, 29 de marzo de 2018

5 días a bordo del Open Arms, 905 vidas salvadas en la zona SAR del Mediterráneo.

En las imágenes tomadas para el próximo documental de Paula Palacios ” Cartas Mojadas”, hemos podido ver ésta semana, la Misión 39 de OPEN ARMS en el Mediterráneo Central.
Ya vimos algo parecido en el programa de Jordi Evole cuando aquel 5 de julio de 2016, el barco “Astral" salvó la vida de 4.500 refugiados en lo que ha sido considerado el mayor rescate de la historia del Mediterráneo.
Y es que NADA DUELE MAS QUE LOS GOLPES DE LA MUERTE EN LA INMENSIDAD DEL MEDITERRÁNEO.
En ésta su misión 39, el equipo de “Open Arms” rescata a 480 personas, encuentran un bebé cadáver y desembarcan a un joven en situación agónica quien a pesar de los esfuerzos, fallece.
Con 480 personas a bordo reciben un nuevo aviso y las lanchas vuelven a salir, realizando un nuevo rescate, tras 3 horas navegando. En total 575 personas rescatadas en sólo 12 horas que con olas de 3 metros no podían llegar a ninguna parte.
La tripulación de 19 personas, estaba desbordada y la ayuda no llegaba. La primera noche fallece un bebé de 3 meses. Con 3 cadáveres a bordo y tras 3 días buscando resguardo, finalmente el Open Arms llega a Italia.
De regreso a Malta, detectan una avería en el motor y comienzan 3 días de reparaciones a bordo. Reponiendo comida, mantas, medicinas… Limpiando, … y volvieron a la zona SAR (Zona de búsqueda y rescate en el Mediterráneo) y volvieron a rescatar.

En 15 días salvaron 905 vidas, recorrieron 1500 millas pero… “nos sentimos abandonados” dice uno de los voluntarios de ésta gran ONG ESPAÑOLA dedicada al rescate de personas refugiadas como es Proactiva Open Arms: “Tiene que haber barcos, tenemos a bordo seres humanos en peligro de muerte y estamos a pocas horas de navegación de Europa…” lamentan desde el propio barco.



Pese a toda esta noble y desesperada labor,
Italia ha inmovilizado su barco y que
"por promover la migración ilegal"

Me cago en ésta Europa fortaleza y de los mercaderes, en el gobierno italiano, en la Merkel, en Rajoy y en todas aquellas personas que como decía Luther King ejercemos “el silencio de los buenos”.


* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: