domingo, 19 de junio de 2016

¿Por qué una persona cristiana "debe votar" Unid@sPodemos?

Como responsable del Área de
Laicidad y Libertad de Conciencia de PODEMOS,
me pidieron desde VIDA NUEVA
(revista internacional de información general y religiosa de la que fui corresponsal para CLM durante más de una década) que escribiera 350 palabras para un monográfico Especial Verano en el que hablarían del VOTO CRISTIANO
y en el que yo respondiera al

¿Porqué un cristiano debería votarnos?

En la calle ya el nº 2993 de dicha revista
publico aquí mi respuesta,
que transcribo integramente:


EL CAMBIO DE VERDAD, BEBE DEL EVANGELIO...

Con gusto vuelvo a estas páginas de
Vida Nueva para responder a:
¿Por qué “puede” votarnos un cristiano?
A lo que yo reformulo respondiendo a:

¿Por qué una persona cristiana “debe” votar Unid@sPodemos?

Como creyente en el Jesús histórico
que mueve mi compromiso sociopolítico,
tengo que reconocer aquello que me ilusionó de PODEMOS -y ahora de toda esta marea de confluencias-:
Su capacidad de recoger el aire de indignación surgido del 15M
y de canalizarlo políticamente para -desde las instituciones-
mejorar la calidad de vida de la gente.

Hace meses confesaba "PODEMOS es la mediación mejor concreta mi Opción por los Pobres”.

Unid@sPodemos, por tanto sigue siendo la herramienta (no un fin en sí mismo) para servir a esos desfavorecidos.
 Y estar del lado de quienes sufren y no del poder, ni de los cambistas, ladrones, corruptos o evasores, fue lo que indignó a Jesús cuando echó a los mercaderes del templo.
Ésa es la clave.

Concretando más, una persona cristiana debe votarnos porque se trata una confluencia que según su programa -y su praxis en los ayuntamientos del cambio en los que gobernamos-, beneficia a los más empobrecidos, responde mejor a los problemas de los trabajador@s, es el más transparente y –a diferencia del resto- no tiene corrupción alguna.

Unid@s Podemos se desmarca claramente del capitalismo y defiende las causas del medio ambiente y l@s excluidos, tanto como la encíclica "Laudato Si" un claro ejemplo de ello. Hace el mismo diagnóstico sobre la pobreza que el último informe FOESSA de Cáritas y -para quienen apuestan por la Laicidad- es en quien podemos fiarnos para que se denuncien los Acuerdos entre la Santa Sede y Estado español.

Pese a las falsas etiquetas y amenazas con las que se nos difama (ni somos comecuras, ni quema conventos), creemos que el cambio que necesitamos también está lleno de cristianos/as y bebe -en buena parte- del Evangelio.

Finalmente,
en el programa electoral de Unid@sPodemos no veo nada que vaya contra los principios fundamentales del Evangelio y sí numerosas propuestas coincidentes.

Por eso, una persona creyente no solo
“puede” votar UP,
sino que hará muy en hacerlo.



* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: