martes, 8 de marzo de 2016

Por Berta, por Alba Teresa y por las miles de mujeres refugiadas en el DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER.

Aunque llevamos ya varios días preparando acciones y comentarios sobre el 8 de marzo,  hoy quiero dedicar esta entrada a las mujeres refugiadas. 


Conozco bien a mi amiga Alba Teresa y sus equilibrios para sobrevivir no solo desde la pobreza económica, que no de otro tipo, y de sus difíciles reministalgias por no poder volver a su país –la bella Colombia- donde correría la misma suerte que la mujer a la que también quiero recordar especialmente hoy.

Era Berta Cáceres,
una luchadora indígena y defensora de los recursos naturales, en su país, Honduras que hace muy poco en su última entrevista ya imaginaba lo que podía esperarle y lo expresaba con unas proféticas palabras: "Estamos en el punto de mira del sicariado judicial y del sicariado armado. Nuestras vidas penden de un hilo".

Comprometida, libre, lúcida y luchadora decía cosas como ésta: “Somos víctimas de un modelo energético totalmente depredador, que socava los derechos colectivos y viola constantemente los derechos humanos. El 30% del territorio hondureño ha sido cedido a las transnacionales mineras e hidroeléctricas. Hay más de 300 empresas ilegales que prosperan en la corrupción imperante y sin el consenso de las poblaciones”.

Y claro diciendo eso, actuando contra las multinacionales, teniendo el carisma y seguimiento de una auténtica dirigente popular y viviendo en un país como Honduras, con el índice de homicidios más alto del mundo, sólo podía terminar como Oscar Romero en El Salvador o el mismísimo Jesús de Nazaret: Asesinada.

Una pérdida inmensa para los movimientos populares de América Latina y desgraciadamente su muerte no es un caso aislado.

Berta Cáceres. Dirigente indigenista, ecologista y feminista hondureña, asesinada el pasado 2 de marzo. Coordinadora de Copinh (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras), era miembro del pueblo Lenka. En 2015 recibió el Premio Ambiental Goldman por su contribución a la lucha contra la represa Agua Zarca, proyecto del Banco Mundial, que amenazaba con desplazar a cientos de campesinos indígenas.



Con el Permiso de SinPermiso, os reproduzco aquí un extracto de su última entrevista que podéis ver completa y traducida en SinPermiso.info por la valiente y lúcida feminista argelina Marieme Hélie Lucas.

¿En qué consiste la actividad del Copinh?
La nuestra es una organización indígena de lucha territorial que busca construir un proceso de emancipación tendente a desmontar las múltiples formas de la dominación: el capitalismo, el patriarcado, el racismo. Luego del golpe contra Zelaya, tuvimos que afrontar grandes riesgos y dificultades, perdimos muchas vidas, pero de todas las desgracias que han golpeado y siguen golpeando al pueblo hondureño hemos extraído varias lecciones, buscando sacar fuerza de flaqueza. Hoy nos sentimos diversas y diversos, más unidos y organizados, capaces de mayor articulación. Hemos capitalizado el trabajo de más de 21 años. Hoy el Copinh reagrupa 200 comunidades Lenca, poblaciones nativas que están organizando la resistencia por la defensa de sus territorios ancestrales.

¿Cuál es la situación ahora?
Somos un enclave del colonialismo desde hace 500 años, y la situación empeora cada vez más. Somos víctimas de un modelo energético totalmente depredador, que socava los derechos colectivos y viola constantemente los derechos humanos. El 30% del territorio hondureño ha sido cedido a las transnacionales mineras e hidroeléctricas. Hay más de 300 empresas ilegales que prosperan en la corrupción imperante y sin el consenso de las poblaciones. La conflictividad es alta. En Honduras se halla la base militar gringa más grande de la región, y la militarización ha crecido todavía más luego del golpe de Estado en 2009: sobre todo en la región mosquipa, una zona inmensamente rica de Honduras, territorio que comprende cuatro pueblos originarios. Un lugar custodio de muchas riquezas hídricas, petróleo y biodiversidad. Dicen que en Honduras no hay petróleo, pero sí lo hay. Razón por la cual se ha concedido gran parte de la plataforma marítima y territorial de la región mosquipa a la transnacional British Gas Group. La ley de pesca y acuicultura permitirá, además, la concesión del mar a las grandes empresas.
Honduras es un caso de manual en lo que hace a la cesión de la soberanía a las transnacionales y a las bases militares gringas. Y se ha entregado el país a un fenómeno inédito hasta hace pocos años y muy poco conocido: el de las Zonas de Desarrollo Económico Especial: zonas francas, a modo de ciudades modelo para el capitalismo. Un megaproyecto decidido por decreto legislativo y ejecutivo, contra la fuerte oposición territorial y jurídica. Pero también el poder jurídico ha cedido, dando vida a un proceso de transnacionalización, único en su género, que implica un gobierno autónomo y sin controles para estas zonas que, sin embargo, se hallan en el seno mismísimo del país.

El capitalismo tiene la desfachatez de llamar a eso "autonomía de la ciudad libertaria"; se trata en realidad de un estado dentro del estado en el que rige la terciariarización de la justicia e imperan a sus anchas un ejército casi privado, leyes propias para reprimir la inmigración y un trabajo sobre explotado carente de todo derecho. Por eso hay rapiña de territorios. Hay ya 12 "ciudades modelo" de este tipo, de carácter minero o energético. Una gran inversión financiera, y un paraíso fiscal para lavar el dinero sucio del narcotráfico.

Asistimos en estos últimos años a una ola de violencia sin precedentes: una violencia estructural, planificada para sembrar el terror y militarizar la sociedad. Honduras tiene el más alto índice de homicidios del mundo: 89 por cada 100.000 habitantes, más que los países en donde hay conflictos armados. Una carnicería humana sobre todo de los jóvenes. A causa del hambre y de la miseria, cerca de 60.000 personas emigran cada año. Las políticas migratorias son inhumanas, sobre todo para las mujeres, que emprenden viajes en pos de la muerte, o hacia un destino de discriminación y violencia.
Los movimientos sociales e indígenas se han organizado también con el Partido Libre.


¿Qué ha cambiado después de las últimas elecciones?
Haber constituido un partido de izquierda es una cosa positiva desde luego. Libre ha conseguido hacer entrar en el Congreso a una treintena de diputados, a pesar de los brotes de violencia que hemos padecido. Con todo y con eso, hay que decir que esto ha sustraído energías a la resistencia territorial. Y sin embargo, la oligarquía, los poderes reales en Honduras y los hilos que nos manejan desde fuera son tan agresivos, que no toleran la menor iniciativa de cambio verdadero. La máquina electoral está completamente bajo su control. En este panorama, nosotros continuamos la resistencia territorial, cultural, autónoma, a partir de las visiones de los pueblos indígenas. Avanzamos propuestas refundacionales, no por decreto, sino a través del desafío cotidiano para humanizar la sociedad hondureña, para organizar la revuelta, para defender nuestra identidad libertaria. Un desafío difícil: hay mucha resistencia, pero también un panorama general desolador que no deja entrever cambios a corto plazo.

Para leer más:
Perdón querida Berta. En Radioprogreso.
Mártires de la ecología. Dolor y pedido de justicia por el asesinato de nuestra compañera Bertha Cáceres. Comunicado de la Articulación continental de Movimientos hacia el ALBA. En Atrio.
• Alerta: manipulación de investigación en el crimen contra Bertita. Plataforma de Movimientos Sociales y Populares de Honduras (PMSPH) y la Coalición Contra la Impunidad (CI). http://www.redescristianas.net/honduras-alerta-manipulacion-de-investigacion-en-el-crimen-contra-bertitaplataforma-de-movimientos-sociales-y-populares-de-honduras-pmsph-y-la-coalicion-contra-la-impunidad-ci/
EN CONDENA POR EL ASESINATO DE BERTA CÁCERES Y POR EL FIN DE LA IMPUNIDAD. Comunicado de Podemos.
Justicia para Berta Cáceres y para todos los demás defensores de DDHH asesinados en Honduras. Observadores por el Cierre de la Escuela de las Américas – SOA WATCH En Redes Cristianas.
Asesinaron a un alma indomable. Giorgio Trucchi. En kaosenlared
Nuestra hermana lenca Berta Cáceres resucitó en los pueblos de Abya Yala rebelde. Ollantay Itzamná

* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: