miércoles, 9 de marzo de 2016

10 preguntas para entender lo que está pasando políticamente en España y no morir en el intento.

Me paran constantemente y me preguntan desde las amistades más cercanas, hasta gente muy diversa que te ubica, ¿qué va a pasar? ¡Como si uno tuviera la bolita de cristal para saberlo!. Es cierto que parte de culpa tengo yo, por hacer porras postelectorales como la del pasado diciembre, justo después del 20-D, donde por cierto, aún no he descartado que vaya a estar errado. Ver LA TERCA UTOPIA.
Para responder hoy, he pensado hacer un poco de pedagogía a partir de 10 preguntas que, con la mano de un gran economista –pues son las propuestas económicas la madre de todos los corderos- voy a responder a modo de argumentario.

• ¿Se pasó Pablo Iglesias al mentar en la dinámica del debate parlamentario “la cal viva” de Felipe González?
• ¿Por qué este odio generado y extendido hacia Podemos en España?
• ¿Son excusas lo que se arguye para no llegar a un -más que posible- pacto de izquierdas?
• ¿Es el referéndum de Cataluña el mayor obstáculo para conseguir un gobierno de coalición de las izquierdas?
• ¿Es culpable Podemos de haber puesto “supuestas” líneas rojas o se han interpretado y vendido desde otros partidos?
• ¿Es la “unidad de España” el problema o es la Economía, estúpidos?, que diría aquel.
• ¿Quiénes son entonces los verdaderos responsables de este desaguisado? Repartamos los errores.
• Perdida su condición de partido de izquierdas ¿Puede llegar el PSOE a eso que se ha dado en llamar “PASOKización”
• Que el Sr. Rajoy o el PP continúen en el poder, ¿es el mayor peligro que existe hoy en España?
• En definitiva, ¿Quién mueve los hilos de este teatro?

Se queja Vicenç Navarro, gran economista catalán donde los haya, de que no tiene acceso a las mismas cajas de resonancia mediática de las que dispone el viejo régimen que ejerce una inaudita movilización mediática contra Podemos y contra cualquier acuerdo de izquierdas, como jamás había visto nunca: “A lo largo de mi vida profesional he asesorado a gobiernos de muchos países y también a muchos partidos, y nunca he visto tanta hostilidad por parte del establishment financiero-económico-político-mediático de un país dirigida a un partido, tal como está ocurriendo en España con Podemos”.

Es por ello que como eso es cierto, como la proporción de artículos, tertulias y programas contra podemos es infinitamente superior a las que lo defienden, y como estas tres últimas entradas de Vicenc me parecen bien iluminadoras sobre la situación actual, os las voy a recomendar encarecidamente, y abusando de su generosidad –espero- reproduciré algunas respuestas a las cuestiones arriba planteadas, recomendando, eso sí, la lectura completa de los artículos seleccionados cuyos enlaces vienen con sus respectivos hipervínculos.









En defensa de Podemos: sí hay alternativas (08/03/2016)
Este artículo defiende a Podemos frente a las enormes críticas que está recibiendo no solo de las derechas, sino también de algunas voces de izquierdas. El artículo subraya que, en contra de lo que se está diciendo, sí que hay la posibilidad de establecer un gobierno de izquierdas en España.
Por qué no se establece un pacto de izquierdas (25/02/2016)
Este artículo critica la percepción, bastante generalizada en España (incluso entre algunos autores, políticos y columnistas de izquierdas), de que la falta de establecimiento de un gobierno de izquierdas se debe, primordialmente, a lo que se consideran personalismos o intereses partidistas de los dos partidos mayoritarios de la izquierda, PSOE y Podemos. El artículo señala que la falta de pacto se debe a que los dos partidos representan una visión distinta, e incluso opuesta, en cuanto a lo que se necesita hacer en España para resolver la Gran Recesión.
El referéndum es una excusa del PSOE y de las derechas para que no se establezca un gobierno de izquierdas (18/02/2016)
Este artículo critica la percepción que se está generalizando de que Podemos está obstaculizando, con su comportamiento, el establecimiento de un gobierno de coalición de izquierdas. El artículo señala que es precisamente el PSOE el que nunca se ha tomado en serio la posibilidad de explorar y realizar tal gobierno.

Y ahora las respuestas prometidas:
1. ¿Se pasó Pablo Iglesias al mentar en la dinámica del debate parlamentario “la cal viva” de Felipe González? Dice Vicenç: “Es paradójico que ahora el Sr. Felipe González, (que presentó a la dirección de Podemos como “mero instrumento del gobierno venezolano” del cual, además, añadió que es peor que el gobierno del General Pinochet en Chile) acuse a Podemos de expresar “odio y rabia”, cuando la agresividad, el grado de hostilidad, mala educación, vulgaridad y mezquindad a los que se están llegando frente a tal partido -no solo por parte de los partidos de derechas, sino también por el PSOE- alcanzan niveles que no he visto en ningún otro país de los muchos en los que he vivido o visitado”.

2. ¿Por qué este odio generado y extendido hacia Podemos en España? Porque “Podemos representa una demanda popular para revertir tales políticas que benefician enormemente a las élites financieras y económicas que dominan el Estado central español, eje de las clases dominantes (lo que en terminología actual se llama el 1%, al cual hay que añadir el 10% de renta superior, que mantiene y gestiona los aparatos públicos e instituciones privadas que facilitan la existencia y reproducción de aquel 1%). De ahí la enorme hostilidad expresada hacia esta fuerza política, nunca vista antes en contra de un partido político en lo que se llama época democrática. Tal hostilidad se traduce en un “odio de clase” que es expresado no solo por los Eduardo Inda y Francisco Marhuenda de turno, sino incluso, por desgracia, por algunos de los personajes históricos del PSOE, cuya animadversión ha alcanzado niveles sin precedentes, tales como los de Felipe González, ya citados”.

3. ¿Son excusas lo que se arguye para no llegar a un más que posible pacto de izquierdas? Evidentemente. Por eso Vicenç Navarro explica que Pedro Sánchez no quiso dar prioridad a establecer un gobierno de izquierdas cuando podía haberlo conseguido como él demuestra en su primer artículo. “Hoy, el equipo económico del PSOE está convencido de la necesidad de continuar con las políticas de austeridad que se están aplicando en la mayoría de países de la Unión Europea, y como consecuencia, se opone a revertir tales políticas. Ni que decir tiene que los componentes de su programa económico son distintos a los del PP, e incluso a los de Ciudadanos, pero en lo esencial sus propuestas económicas coinciden con las del PP y Ciudadanos, pues tampoco quieren revertir estas políticas de austeridad; ello se debe, en parte, a que comulgan con el dogma neoliberal. Todos ellos se definen como liberales, y están ligados intelectual y profesionalmente a los grupos económicos y financieros que dominan la vida económica del país y que ejercen una excesiva influencia en su vida política y mediática. De ahí sus grandes coincidencias con el equipo económico de Ciudadanos, que representa la visión más ortodoxa del neoliberalismo existente hoy en España. Las voces que relativizan este hecho, diluyendo su gravedad, parecen no ser conscientes de la enorme urgencia de que cambien tales políticas, que están causando un enorme daño a las clases populares del país. La propuesta de “rescate social” incluida en el pacto PSOE-Ciudadanos, que ambos partidos muestran como un reflejo de su pedigrí social, no resolverá el enorme problema de la pobreza en España, pues las políticas que proponen no son suficientemente distintas a las políticas neoliberales que han causado el incremento de esta pobreza, y los datos están ahí para el que lo quiera ver, aunque es posible que no los pueda ver ni entender debido al sesgo tan marcado de los medios de información (que más que de información son de persuasión), masivamente anti-Podemos y anti-izquierdas”.

4. ¿Es el referéndum de Cataluña el mayor obstáculo para conseguir un gobierno de coalición de las izquierdas? Bueno a esta cuestión responde todo el artículo tercero. Se dice que tanto para el PSOE como para el PP y Ciudadanos, el referéndum es la línea roja que jamás cruzarán. Para poder justificar esta postura, tales partidos presentan, deliberada y maliciosamente, el referéndum en Catalunya como una llamada a la independencia, asumiendo erróneamente que la aprobación del referéndum daría pie inmediatamente a la independencia. Los dirigentes pasados y presentes del PSOE, así como del PP y de Ciudadanos confunden (fruto más de una malicia que de una ignorancia) lo uno con lo otro, y crean un problema donde no debiera haberlo, pues permitir que se haga el referéndum no quiere decir que se desee la independencia de Catalunya. El derecho a decidir es el mero derecho democrático que un pueblo y nación debería tener dentro de un Estado plurinacional, derecho que, en contra de lo que tales partidos políticos están diciendo, existe en muchos países. La lucha por la democratización del país pasa por el reconocimiento de la plurinacionalidad de España. La mayor dificultad para poder establecer una coalición de izquierdas –que el debate sobre el referéndum está ocultando- es la política económica del PSOE, que es más cercana a la de Ciudadanos y a la del PP que a la de Podemos. Ahí está el problema mayor del que no se está hablando.
5. ¿Es culpable Podemos por haber puesto “supuestas” líneas rojas o se han interpretado y vendido desde otros partidos y amplificado en los medios? “Estamos hoy viendo una gran movilización mediática (en la que participa activamente El País) que, en su intento de debilitar e incluso destruir al nuevo partido Podemos, está promoviendo la visión de que tal partido es el responsable de que aún no haya un gobierno estable en España, habiendo obstaculizado por todos los medios la constitución de un nuevo gobierno presidido por el Sr. Pedro Sánchez que sustituya al actual presidido por el Sr. Rajoy. A esta visión se le ha añadido otra, también publicada ampliamente en los medios (incluyendo El País), promovida por voces de izquierdas que acusan igualmente a Podemos de que con su comportamiento es responsable de la continuidad del gobierno Rajoy, al fracasar la alternativa propuesta por Pedro Sánchez. Esta última visión se basa en el supuesto de que la única alternativa posible al gobierno del PP es la coalición PSOE-Ciudadanos presidida por el Sr. Sánchez. Lo cual no es cierto ya que los datos muestran que sí podría establecerse un gobierno de izquierdas (…). En este contexto es injusto que se centre la crítica en Podemos, cuando es obvio que el mayor impedimento para establecer una coalición de izquierdas es la dirección del PSOE”.

6. ¿Es la “unidad de España” el problema o es la Economía, estúpidos!? que diría aquel. Pues claro que es la economía, pijo. De hecho “El tema económico es el obstáculo central para la formación de un gobierno de izquierdas”. (…) La misma hostilidad de la que hemos hablado más arriba –dice el profesor Navarro- “…refleja una oposición a que exista una coalición de izquierdas que cambie la política económica actual, con la cual están comprometidos los partidos conservadores, los partidos liberales y el partido socioliberal, es decir, el PSOE (ver el segundo artículo). Pero conocedores de la gran impopularidad de las políticas neoliberales, aquellos partidos justifican su oposición a Podemos y a la coalición de izquierdas refiriéndose a un supuesto intento de Podemos de desunir España. Se presentan así como los defensores de la “unidad de España”, eslogan siempre utilizado por las derechas para promover su visión uninacional y radial de España, unidad que, por cierto, ni Podemos (ni En Comú Podem, ni En Marea, ni Compromís, ni IU) están amenazando. El argumento de defender la “unidad de España” es una gran manipulación para movilizar a las clases populares. En realidad, la evidencia existente permite mostrar que ha sido precisamente la excesiva rigidez de las fuerzas políticas herederas de la dictadura, en la defensa de su visión uninacional y radial de España, la que ha estado facilitando el crecimiento del sentimiento secesionista o independentista. Las voces dentro del PSOE que reflejan tal visión son las más eficaces en la disgregación de España. Decir que las izquierdas (Podemos, En Comú Podem, En Marea, Compromís e IU) están defendiendo la “desunión de España” es de una mezquindad (o mejor dicho, mala leche) sin precedentes, solo entendible en una España que no rompió con el estado dictatorial anterior, reproduciendo, en sus formas regresivas, la gran arrogancia de que son ellos los que “aman a España” y los que defienden la Patria, típico eslogan de las derechas, que consideran a los que tienen otra visión como anti-España”.

7. ¿Quiénes son entonces los verdaderos responsables de este desaguisado?
“Son las derechas y ahora el PSOE quienes están rompiendo España. Los errores de Podemos no son la causa de que no haya un gobierno de izquierdas. Su estrategia durante el proceso para la investidura me parece acertada. En realidad, los problemas de Podemos se deben a su enrome crecimiento en un periodo muy corto. El tema organizativo continúa siendo su gran reto. En cuanto a su relación con IU, es obvio que es mejorable, y debe mejorarse. Pero para ello IU también debería hacer cambios notables que parece que pueden ocurrir. En este sentido, el deseo de confluencia de las izquierdas que está apareciendo en Catalunya es un paso positivo que espero inspire cambios semejantes en otros lugares de España. Por lo demás, y tal como he indicado, estoy de acuerdo en la estrategia seguida por Podemos, e incluso con su tono de respuesta a la enorme hostilidad que recibe. Están haciendo un gran servicio a todos los pueblos y naciones de España, como también lo están haciendo otros partidos como En Comú Podem, En Marea, Compromís e IU, que están alcanzando un nivel de unidad que es muy positivo. La única voz discordante es el PSOE. Y este está intentando excusar su desunión con las izquierdas usando el argumento nacional como recurso”.

8. Perdida su condición de partido de izquierdas, ¿Puede llegar el PSOE a eso que se ha dado en llamar PASOKización? Hoy, que haya un gobierno de izquierdas depende en gran medida del PSOE, y ahí está el gran problema. ¿Es el PSOE de izquierdas? Es evidente que las bases electorales del socialismo español son de izquierdas. Ahora bien, debería también estar claro que sus equipos económicos y gran parte del aparato de Ferraz no lo son. Son aparatos que defienden sus intereses corporativistas por encima de todo lo demás. La continuidad de este aparato se muestra en su nula capacidad para hacer una autocrítica de su comportamiento, el cual se ha caracterizado, en las áreas económicas, por su integración en el pensamiento dominante, justificando sus políticas claramente regresivas bajo el argumento de que eran las únicas posibles. Ello le ha ido distanciando de sus bases populares. Este partido se está convirtiendo, por desgracia, en un partido de cargos electos, más aquellos que están esperando para ocupar tales cargos una vez desaparezcan los actuales inquilinos del sillón. Y ello es una enorme desgracia política. No comparto la visión ni el deseo de que el PSOE se convierta en el PASOK. Pero va en este camino si no hay una rebelión de las bases arraigadas en las clases populares para forzar un cambio. La decisión de Pedro Sánchez de tomar como punto de partida de sus nuevas negociaciones con las izquierdas el documento pactado con Ciudadanos es casi una provocación, que augura un mal presagio para el establecimiento de una coalición de izquierdas.

9. Que el Sr. Rajoy o el PP continúen en el poder, ¿es el mayor peligro que existe hoy en España? No, que va. Ése no es el peligro y hay quien solo ve el dedo en lugar de la luna. Dice Vicenç Navarro que ese peligro no existe ya. “El gran peligro es que las políticas neoliberales que nos han llevado al desastre continúen aplicándose en España. Y esto ocurrirá, y la mejor prueba es la declaración de Ciudadanos al terminar las negociaciones que han conducido al pacto, indicando que “el PSOE ha incluido el 80% de lo que pedíamos nosotros”.(…) Por difícil que parezca, Ciudadanos es incluso más neoliberal que el PP. Pero el peligro de continuismo es hoy enorme, y ello con la complicidad del IBEX-35 y del establishment político-mediático, del cual Ciudadanos y la dirección del PSOE son elementos clave. La complicidad de tales medios se ve claramente en el hecho de que ninguno de ellos haya criticado o denunciado aseveraciones de tal establishment que son falsedades fáciles de probar. El Sr. Rivera, cuya ignorancia o frivolidad en la utilización de datos es conocida, indicó que subir los impuestos crea desempleo, sin, por lo visto, conocer que los países que tienen menos desempleo en Europa son los países nórdicos, como Suecia, Dinamarca y Noruega, que tienen mayor presión fiscal. Y en las frecuentes entrevistas ningún periodista le ha dicho al Sr. Rivera que estos datos no encajan con su aseveración. Y para mayor inri, tal partido presenta a Dinamarca como su modelo (¡!). La presión fiscal de Dinamarca es del 50,7% de su PIB. En España (uno de los países que la tiene más baja) es del 34%. ¿Es que los medios no saben leer los datos? Y el Sr. Rivera ha convencido al PSOE para que no suba los impuestos. ¿Es que no lo ven, los que hablan de equidistancia?”

10. En definitiva, ¿quién mueve los hilos en este teatro? Lo dice el propio Navarro en una nota que redacta como conclusión: “Lo que estamos viendo hoy en España es que el establishment financiero y económico español, que tiene una influencia excesiva sobre los establishments político-mediáticos, quiere destruir a Podemos, y si no puede, al menos ningunearlo. Utilizan todo tipo de argumentos y falsedades, llamándolos bolivarianos, yihadistas, iraníes, independentistas, utópicos, pronazis, progolpistas, y una predecible larga lista de insultos. Y cuando, por primera vez, llegan a las Cortes Españolas, como la tercera fuerza política parlamentaria, se los pone en el “gallinero”. Y ahora estamos viendo que además se les está responsabilizando -con la ayuda de los grandes medios de información y persuasión- de ser ellos los que están dificultando la coalición de las izquierdas, cuando, en realidad, la dirección del PSOE y la vieja guardia de tal partido nunca han intentado hacer tal coalición. Desde el principio vieron que sus máximos aliados eran y son Ciudadanos, pues son los que ideológicamente son más cercanos a ellos. Y ahora tienen la desfachatez de acusar a Podemos de que este partido sea el responsable de que no se haga la coalición. Y con la ayuda de los medios, y con el soporte del establishment financiero y económico de siempre, parece que lo están consiguiendo. Así es esta España que ellos quieren mantener. Quieren evitar el cambio profundo que el país necesita. Así de claro”.


* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: