lunes, 9 de noviembre de 2015

Las encuestas como instrumentos de propaganda política.

Ni me creo las encuestas del adversario, ni las propias.

Decía Winston Churchill
que solo se fiaba de las estadísticas
que el mismo manipulaba, y qué razón llevaba.

Y la llevaba, porque encuestas y sondeos son, hoy más que nunca,
meros instrumentos de propaganda política,
que lo que pretenden es
crear un estado de opinión
que condicione el interés de votantes
hacia la teoría del caballo ganador,
también conocida en politología como
teoría del Real Madrid o del Barça, según adeptos.

Yo no me creo ninguna, ni la única que hemos hecho desde Podemos -por crowfunding popular-
y que daba un empate a 4, porque hoy no nos valen dos variables de la clásica cocina (recuerdo de voto y resultado de elecciones anteriores) y además, la enorme volatilidad del voto y el no menos elevado número de indecisos abonan dicha tesis.

No me creo la encuesta del CIS que dice: El PP volvería a ganar las elecciones y ya saca casi cuatro puntos al PSOE.
No me creo la de METROSCOPIA que insiste: Ciudadanos puede ser decisivo ante el empate entre PP y PSOE.
No me creo tampoco la de GAD3: El PP sigue en caída pero logra mayoría absoluta con Ciudadanos.
Y no me creo la encuesta del obSERvatorio de la SER, que pese a darnos primeros en IDV (intención directa de voto) como puede verse en la imagen 2, pronostica que “El PP solo gobernaría con la ayuda de Ciudadanos, tercera fuerza política”. Y tampoco me la creo, por las mismas razones antes expuestas.



Si me creo, en cambio, que ésta campaña va a ser decisiva y aquí PODEMOS, suele marcar las diferencias. Por eso Iñígo Errejón lleva unos días hablando de remontada.

Dado de que todos los medios andan deformando, manipulando y difamando contra Podemos, debe ser verdad de que, pese a la juventud, las prisas y los errores cometidos, seguimos cabalgando en la primera línea cuando ladran tanto.
Y eso solo se entiende por el miedo que nos tienen a que la gente pueda darnos la oportunidad de cambiar este país. Por eso los medios del régimen no critican ahora a IU y aúpan a Alberto Garzón (para ver si le resta votos a Podemos) de la misma manera que ya tenemos Ciudadanos hasta en la sopa
(Mi amigo Marcelo cree que Rivera puede salir en Saber y Ganar, je, je)

La campaña boca a boca va a ser necesaria
para contrarrestar tanta manipulación y por eso con Los Carter@s del Cambio” y 
con “Una papeleta en cada casa
planteamos una campaña electoral ciudadana
con la que podemos ir de la mera crítica de café
a darnos una oportunidad para cambiar este país. Estamos #RepartiendoFuturo. ¿Te animas?




* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: