miércoles, 7 de octubre de 2015

Culebrón de las agencias de calificación y el Ayto de Madrid: Un chantaje, un farol, dos cojones y la rectificación.


No soy economista, pero me encanta está película que me ha llamado muchísimo la atención y que resumo en 4 escenas y un epílogo, aunque esta humorística imagen de Paco Castilla que anexo, casi nos lo explica mejor.

Primero las agencias de calificación Standard ¬ Poor´s y Fitch –a la sazón, responsables de la crisis financiera mundial,
que días antes de la caída de Lehman Brothers dijeron que tenían una solvencia maravillosa, y por supuesto muy poco independientes- amenazan al Ayto de Madrid con bajar su solvencia crediticia desde la categoría BBB/A2, hasta la categoría CCC de bono basura,
porque han oído que quieren auditar la deuda y que amenazan, según les han contado con no pagarla.

(Ayer, pudimos oír en
"Las Mañanas Cuatro"
la increíble conversación del chantaje:
unas tensas conversaciones telefónicas entre responsables de Hacienda de Ahora Madrid y de las agencias citadas, celebradas el pasado mes y que fueron desveladas por la Cadena SER.

• Después, se anuncia que Manuela Carmena ahorrará más de 100.000 euros a los madrileños, 
al despedir a dichas agencias de rating.
El ayuntamiento de Manuela Carmena ha decidido que no renovará estos compromisos con las agencias de rating por cuestiones políticas y en vista de que el consistorio no tiene previsto emitir deuda.

• Acto seguido, los medios del sistema, como el Mundo o la misma Cuatro, censuran esta decisión del gobierno de Carmena, que –para más INRI- no es la responsable de la super-hiper-mega deuda que dejaron la Botella y Cía. ¿Qué se juega Carmena al romper con las agencias de calificación? Miguel Ángel Oliver entrevista al “gran” economista José Carlos Díez y



• Por último, nos enteramos que Standard & Poor's ha elevado el rating del Ayuntamiento de Madrid de 'BBB' a 'BBB+.
¿Porqué será si la propia S&P considera que la auditoría de la deuda anunciada por el gobierno de la alcaldesa, Manuela Carmena, puede acarrear "consecuencias negativas" en la disposición de la ciudad para afrontar el pago de la deuda en los próximos 18-24 meses?

¿Alguien me lo puede explicar?
La verdad es que estas agencias ni tienen credibilidad, ni puede fiarse uno de ellas cuando se dicen independientes. Aparte está la broma que supone el que sea el deudor quien tenga que pagar para que le califiquen, en lugar de que sean los proveedores o prestamistas quienes paguen los informes de solvencia que les garanticen o aseguren la inversión. Juzguen Ustedes, porque hasta un familiar mío, que es empleado de banca me discutía anoche creyéndose esos cuentos oficiales de la necesidad y solvencia de estas agencias independientes.

Bravo Sr. Sánchez Mato. Bravo Sra. Carmena. Bravo Ahora Madrid.


* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: