lunes, 21 de septiembre de 2015

Grecia Locuta. ¿Causa Finita? (The Greek people spoke)

La noche del domingo 20 de septiembre, tras la machada de la selección española de baloncesto liderada por el inigualable Gasol, salvo “El Objetivo” de Ana Pastor, con un enorme Pablo Bustinduy muy poco aprovechado, no pudimos seguir el resultado de las elecciones griegas en ninguna cadena de TV. Películas en la mayoría, el formativo Gran Hermano o el humorístico Club de la comedia, fueron la oferta que tuvimos esa noche.

Estoy seguro que si no hubiera estado ganando Syriza –cosa que ya sabíamos antes del comienzo de los informativos-, hubieran habido varias tertulias, tertulianos, portadas y especiales, bramando sobre los posibles errores de Pablo Iglesias y la poca visión y futuro de PODEMOS que apoyaron, al final prácticamente solos, a los “radicales” griegos.

Aún a riesgo de divulgar pequeñas imprecisiones por no estar aún el 100% escrutado, quiero compartir con los míos, desde esta TERCA UTOPÍA, unas primeras valoraciones:

1. Alexis Tsipras revalida victoria y gran parte del pueblo le reconoce su honestidad y valor al plantarle cara a Goliat ante el infumable memorándum del 3er rescate.
2. Syriza vuelve a ganar dando una magnífica lección a Merkel, al FMI de la Lagarde y a la Europa de los mercaderes (sin poderlo evitar me acuerdo también de Zapatero que podría en su día haber hecho lo mismo en España o del sinvergüenza de Mario Draghi, de cuantos tecnócratas puso Goldman Sach y Lemman Brother)
3. Podemos acierta por ser consecuente y haberle apoyado –solos en esta ocasión- y en unos momentos tan difíciles que además nos podían haber costado las elecciones próximas.
4. Gracias a ANEL, nacionalistas anti austeridad y socios leales, la gobernabilidad queda asegurada y el pacto de gobierno #SYRIZA –con 145- y #ANEL –con 10- está más que sellado.
5. El PASOK, que apenas saca un 6%, ya no es necesario para gobernar, lo que le hubiera devuelto demasiado pronto al tablero político. Con todo igual no le queda otra que arremangarse a trabajar y apoyar –aunque sea desde fuera- al nuevo gobierno de Syriza (oído PSOE)
6. El LAEN que apoyó Varoufakis, no llega a entrar en el parlamento. Es el Partido de Unidad Popular, antigua Plataforma de Izquierdas, partido escindido de Syriza, que pedía la salida del €uro, y aunque ha podido evitar la mayoría absoluta de Tsipras, no ha tenido mucho eco, no superando el 3% mínimo necesario (oído AeC e IU)
7. El centro derecha con Nueva Democracia, cuyo nombre recuerda esas misiones de la guerra de Bush como Libertad duradera, no resulta ser alternativa e incluso pierde un escaño (de 76 a 75).
8. El centrista To Potami (o centro izquierda) también baja del 6 al 4% y obtendrá 9 escaños (3,3%) frente a los 17 que mantenía, quizás compensados con los 11 que sacará la unión de centristas que no obtuvo representación en Enero.
9. La ultraderecha de Amanecer Dorado sin llegar al 7% ganaría un escaño siendo una preocupante opción para muchos jóvenes ya pro nazis, aunque en el europarlamento no será inscrita.
10. Y el comunista KKE, apenas mantiene su 5,5% con 15 diputad@s y seguirá sin inscribirse en ningún grupo político europeo.


En definitiva, el pueblo griego habló (Grecia locuta) y ha entendido que Alexis Tsipras obró con valor y honestidad, practicando la democracia en la que cree. Aunque la abstención fue algo más elevada que otras veces (un 43%) la mayoría le reconoce que, al no querer aceptar humillaciones, -como obedientemente hacen Rajoy y demás corderillos europeos-, denunciara la extorsión de Merkel y de la Troika. Por eso su pueblo se fió de él, de sus convicciones y de su política, pese a que ya hubiera sido derrotado en su primera batalla ante la UE; y por eso ahora, le ofrece una segunda oportunidad, aunque estoy seguro que no un cheque en blanco.

Ahora bien, el pueblo griego ha dejado claro que la disyuntiva que se vendía en Europa era una falacia macabra. No se trataba de elegir entre aceptar la perversa austeridad o la salida del €uro. Grecia locuta y claramente ha rechazado ambas opciones.

Y acabo con una reflexión final. Afortunadamente no acertaron las agoreras encuestas –obviamente del sistema y siempre contra Syriza-. Espero que en España ocurra lo mismo, como ya ocurrió en las Europeas. Y lo deseo por mi país, por Grecia y por todo el Sur de Europa, ya que ningún país, por sí solo, podrá “cambiar el disco” (ni cara A ni cara B), ése que nos ponen los que mandan en Europa sin presentarse nunca a las elecciones.
Nosotros somos los siguientes y la gente debería confiar en PODEMOS-Unidad Popular o PODEMOS-En Común, o PODEMOS-lo que sea, y después, ya vendrán Portugal e Irlanda, de la misma manera que en Inglaterra, los laboristas ya han dado otra señal con la elección de Jeremy Corbyn.
P.S.: Siendo ya en España las tres de la mañana, el escrutinio supera el 96% (ver foto adjunta), pero si estás interesad@ en seguirlo hasta el final AQUI puedes hacerlo desde los datos facilitados por el ministerio del interior griego}


* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: