miércoles, 1 de abril de 2015

PODEMOS, la Fe y la Opción por los Pobres.


Acaba de salir el nº 261 de la
Revista de Teología IGLESIA VIVA
que bajo el título
La política hoy, 
entre la utopía y el pragmatismo
se plantea la política
no de una manera abstracta
sino como se nos presenta hoy y aquí:

Como una avalancha utópica
que muchos temen como un cataclismo
y otros esperan como un cambio epocal
forzado desde el pueblo indignado.


En su sección DEBATE, que en este número titula:
  “El compromiso político de los cristianos de base”,
se recogen 3 testimonios:
Uno de Carlos García de Andoin (PSOE),
otro de Pope Godoy (IU) y el de éste
guerrero de la vida y aprendiz de todo, por PODEMOS.


En la introducción a dichos testimonios se dice textualmente:

    “Hace años, tras el concilio Vaticano II y antes de que se abriera paso la democracia en España, quedó claro que, contra la imagen que muchos tenían de que los cristianos son de derecha, la fe cristiana, vivida en su integridad evangélica, orientaba a muchos cristianos no sólo al voto sino a la militancia en partidos de las diversas izquierdas. En el compromiso político, una cosa es la inspiración común a favor de la justicia social y la defensa de los derechos humanos y otra las mediaciones políticas por las que cada uno libremente opta.

    Hoy, con una política en ebullición, hemos pedido a tres veteranos militantes cristianos que nos presenten el análisis de realidad que les ha llevado hoy a hacer, desde idéntica inspiración, una opción política diferente. Los tres coinciden en que, en su vida, fue primero la fe y la vocación a una militancia cristiana en diversos movimientos de Iglesia, incluyendo entre ellos el de los curas obreros. Y, también, en que precisamente ese compromiso cristiano los llevó necesariamente al compromiso político, para cuya concreción, además de la fe, fueron decisivas las visiones y opciones personales”.

Por si no estáis suscritos a IGLESIA VIVA reproduzco aquí mi reflexión que en este contexto más secular habrá quien considere demasié.
Pero no vean falta de humildad
ya que fue esto lo que nos pidió 
Antonio Duato, su director.

PODEMOS es la mediación que me permite mejor concretar –hoy- la Opción por los Pobres.

Una persona cristiana no debería desentenderse de la política como argumento –comprensible- de que la política es tan sucia que ya no tiene remedio, porque equivaldría a dejar dicha política en manos de aquellos que no quieren remediarla” CiJ


Como la política no es la disciplina ni el trabajo más valorado entre la gente, y mucho menos entre los cristian@s, desde que transité de mi implicación en colectivos sociales y ciudadanos al compromiso político, sólo me han llovido descalificaciones: “…con lo majo que era ese muchacho -le espetaron a mi madre unas parroquianas de Acción católica”... ¿El delito?, me presentaba por IU a unas elecciones.
Dicen algunos detractores que cual vulgar chaquetero, me he ido moviendo por distintos partidos para supuestamente medrar…. ¿Yo? que precisamente no he cobrado nunca ni nada que no haya venido de mi labor docente!.
La gratuidad y el voluntariado siempre fueron mis guías en todos los movimientos en los que participé, pero como esos valores ya no se llevan, hay quien cree que “algo sacarás”, ya fuera cuando abríamos la primera tienda de Comercio Justo de CLM, ya cuando luchábamos con las asociaciones de inmigrantes en ACAIM o incluso, cuando desempeñábamos las funciones de coordinador provincial en los dos partidos en los que milité (PDNI e IU).
Pero si bien es cierto que uno ha cambiado en la elección de estrategias o mediaciones en cada momento histórico en el que nos ha tocado vivir, siempre partimos de las mismas opciones, que más abajo narraré y que se debatían entre la Utopía y el Pragmatismo. Pero, en realidad, más que moverme yo, los que se han ido moviendo, abandonando sus principios fundacionales eran los otros, o al menos así lo veo yo.
La Utopía, siempre se mantenía dos pasos más allá, pero ahí estaba inapelable. Y el pragmatismo es el que nos obligaba a dejar de apoyar a un PSOE que nos engañó y vendió con la entrada en la OTAN, a una Nueva Izquierda, que lo que pretendía era llegar al PSOE por la puerta trasera, llevándose por medio a la honesta militancia de IU, y a una IU que no supo barrer debajo de las alfombras, ni actualizarse a los momentos que pedía esta sociedad, ni conectar con un electorado que siempre le dio la espalda.
   Utopías por tanto, que tienen que ver con los fines, con la Opción por los pobres, con el seguimiento a Jesús y con la consecución del Reino (La Terca Utopía es el nombre de este, mi blog personal).
   Y pragmatismo, el de las distintas mediaciones que se nos han ido presentando en el camino y que, tras las diferentes herramientas partidarias ya citadas, hoy concreto en Podemos.

El testimonio personal por el que decidí caminar desde mi inspiración cristiana y el análisis de las mediaciones.
Con casi 40 años en la brecha militante, se podría decir que desde los 17 años he ido participando en las distintas mediaciones que mejor podrían hacerme progresar, desde el utópico compromiso social inicial, hasta un incómodo compromiso político partidario, pasando por los más o menos indoloros compromisos socio-político vividos.
Pero eso sí, un sempiterno recorrido a partir del impulso que impelía mi Fe en Jesús de Nazaret y a partir de la praxis generada en el seno de una pequeña comunidad cristiana, donde además de poner y vivir en común esa Fe, podíamos analizar las estrategias metodológicas de las distintas mediaciones. Herramientas o mediaciones que, en cada momento, respondían mejor a la Opción por la que yo me incliné que no era otra que la causa de los empobrecidos por el sistema.
Mi experiencia personal arranca estudiando Magisterio y ya con un triple compromiso: Uno, en SAGATO, que éramos un grupo de jóvenes idealistas (marxistas nos decían) que escribíamos semanalmente en La Verdad, un periódico de la Editorial Católica; Dos en el Movimiento de Cursillos de Cristiandad, ya desde la nueva era mixta y no de tantas por géneros; y Tres, en la recién constituida Comunidad Cristiana “El Olivo” donde aún continuamos aunque mucha menos gente y mucho más mayorcita.
Curiosamente y casi siempre, he estado simultaneando esa triple militancia: La social (Romero y el Comercio Justo, ATTAC, Inmigración, 15M, Stop Desahucios,.. ); La política (PDNI, IU, PODEMOS, …) y la creyente en organizaciones y movimientos de base cristianos (Cursillos, Consejo Pastoral, Cáritas, CCP, CCB,…)

La elección del fin y los medios.
El compromiso político exige una inspiración que motive y un análisis que concrete situación, instrumentos y estrategias para llegar a los objetivos que pretendemos. Al considerar la elección de los medios y los fines, solíamos comenzar un itinerario que, partiendo del Reino como Fin último (A) nos llevaría mediante tres mediaciones, hasta la elección de un determinado Partido o plataforma (D), a través de los Pobres (B) y de la entonces llamada Izquierda (C).
a. EL REINO no era otro que la práctica y reconocimiento efectivo y progresivo de los DDHH en favor de todos los hombres y mujeres de este mundo y la reconciliación con la Madre Naturaleza y de las personas entre sí. Vamos lo que entonces llamábamos la historia de la salvación universal o el transformar poco a poco la tierra en el Cielo.
b. LOS POBRES eran el gran medio que ofrece Jesús para hacer el Reino desde una orilla de la historia lo que significaba por un lado, luchar por la desaparición de los pobres sociológicos mediante la promoción cultural, política y económica, y por conseguir ser más pobres voluntarios de corazón que luchen por su causa, al poner a su servicio nuestros deseos de Tener, Saber y Poder.
c. LA IZQUIERDA se configuraba como uno de los medios que nos ofrecen los pobres para su liberación, pues a pesar de sus errores el Socialismo siempre ha luchado más por su causa que el Capitalismo. Y como nacemos siendo de derechas, necesitamos re-nacer para optar por la defensa de las causas de los pobres.
d. UN PARTIDO, finalmente (o una plataforma sindical, vecinal, pacifista, o ciudadana…) es el tercer medio que ofrece la Izquierda antes definida. ¿Para qué? Para la elección del instrumento cuyos principios y actuaciones mejor potencien o respondan al fin último de la consecución del Reino de Dios versus Sociedad Socialista y Autogestionaria.

Nadie fue ayer, ni va hoy, 
ni irá mañana hacia Dios,
por este mismo camino 
que yo voy.
Para cada hombre guarda 
un rayo nuevo de luz el sol. 
(León Felipe).

Podemos, la herramienta que ilusiona y empodera.
El análisis estratégico de las mediaciones hay que ir rehaciéndolo en cada momento histórico.
¿Por qué hoy y aquí me he inclinado por el compromiso con Podemos?
¿Por qué empecé con Juan Carlos Monedero este proyecto justo a partir de un encuentro de comunidades cristianas en el que José María Vigil nos hablaba del cambio de paradigmas en la Iglesia y Monedero del Cambio en la sociedad? “De la indignación al cambio de Sistema” era el lema y precisamente por ello empezamos a soñar.
Porque había llegado la hora de la radicalidad personal (que no quiero decir con ello que esta magnífica herramienta que esta ilusionando a tanta gente honesta y enormemente indignada, sea lo radical que nos quieren vender para asustar los medios de desinformación masiva).
Siempre aposté a caballo perdedor, como así suelen ser las causas de los últimos, pero ahora ya intuíamos -en ese enero de 2014- que iba a llegar la hora de la gente, el año del cambio que decimos ahora, el momento en el que los de abajo debíamos ser conscientes del poder que tenemos para dejar de sostener a los de arriba. Por eso hablamos de la centralidad del tablero político, que no del centro, y abandonamos el viejo discurso de la izquierda y la derecha.
Por responsabilidad histórica nos hemos embarcado en esta nave mucha gente y por vez primera aprecio los mayores consensos por una herramienta política entre la mayoría de la llamada Iglesia de Base que jamás haya visto en los últimos 30 años. Claro que hay otras mediaciones, claro que hay otras herramientas, pero para mí, a quien han pedido esta reflexión personal, y respetando la diversidad de opciones tanto como la de carismas y ministerios, es hoy Podemos la mediación que los signos de los tiempos nos han colocado en el camino y por esa responsabilidad histórica que decíamos antes aquí vemos a poner nuestros talentos al servicio de los más desfavorecidos de nuestra sociedad, que desgraciadamente cada día son más.

Una espiritualidad progresista desde la Laicidad.
Los “Círculos PODEMOS de Espiritualidad Progresista” que apoyo como responsable estatal del área de Laicidad y Libertad de Conciencia de podemos, son un buen ejemplo para responder a esa típica pregunta de ¿Qué puede aportar un creyente de base a la reconstrucción del empoderamiento popular? Y es que además del plus de esperanza que debe tener todo creyente (la Terca Esperanza que decía Casaldáliga), lo que trataremos de aportar es nuestra exigencia del sentido ético que debe impregnar la acción política, nuestros valores de igualdad, solidaridad, coherencia, radicalidad, fraternidad, o laicidad que obviamente no son exclusivos. Y en definitiva, nuestra Utopía cristiana -La Terca Utopía- para la construcción de una verdadera alternativa al capitalismo, entrelazada con las luchas populares y fundada en unos principios plenamente democráticos.
Estos círculos de espiritualidad progresista quieren ser un instrumento integral de acción social y política, a la vez que un espacio de encuentro, de sinergias y de crecimiento, tanto en conciencia personal y como colectiva, que quiere abrirse a todas las personas. Y desde aquí entendemos la política como una vocación de servicio y empoderamiento de la ciudadanía orientados al bien común.
En última instancia el poder de unos solamente es ético si refuerza el poder de los otros y si alienta relaciones de amor y cooperación entre todos. Justo lo contrario del poder actual de los de arriba, contra los de abajo. Recuperemos la buena política y acabemos con la corrupción. Amén.


* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: