lunes, 29 de septiembre de 2014

CONVERGENCIA SÍ, PERO NO, ASÍ. Mal empieza “Ganemos Albacete”, aunque a tiempo de rectificar.

Estoy seguro que una gran mayoría de este país, de esta comunidad y de esta capital quiere arrancarle al PP sus dudosas mayorías absolutas y desterrar ya a Rajoy, Cospedal y Bayod -de una manera democrática obviamente- aun a sabiendas de que se juega con las cartas marcadas. Pero eso no quiere decir que la ciudadanía indignada –esa que ya no toleramos más corrupción, más recortes, ni más impunidad- vayamos a darle un cheque en blanco a nadie, ni siquiera a cualquier “Ganemos” que se presente usurpando la marca.

Desde alguna de las propuestas políticas de Pablo Iglesias, -aún sin aprobar, y que probablemente no saldrá en esos términos- se ha dicho que Podemos no se presentaría en todos los municipios y que apoyaría las Candidaturas ciudadanas, tipo “Guanyen”. Algunos ya lo han dado por hecho y se olvidan, además de que tenemos que decidirlo en La Gran Asamblea “Si se puede”, que hay otras dos condiciones previas: Una, que la Plataforma ciudadana compartiera el “método” (primarias abiertas a la ciudadanía, programa participativo, listas abiertas, etc); y dos, “que para nosotros no es una opción construir esas candidaturas mediante redes clientelares, dedazos, imposiciones o acuerdos bajo mesa".

Hay quien tiene mucha prisa para reproducir el modelo de Barcelona o Madrid en todo el territorio, -que sí pienso que serán ganadores, por no estar promovido por partidos, aunque lo apoyen-, pero esto no es fácil en todas partes. De hecho ya hay ciudades como Córdoba, Cádiz, Valencia o Santander donde no ha cristalizado, no sé si por las malas y viejas prácticas, por la ausencia de verdaderos liderazgos de consenso o si por esa acusación que leíamos en el confidencial de que “eran iniciativas oportunistas promovidas por IU”; el caso es que en muchos sitios ya hay organizaciones, círculos, colectivos y gente que ya se han apeado.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Con un Océano atravesado: IÑIGO ERREJON y el Derecho a Decidir.

Hasta 2014 este Joven Aunque Suficiente Preparado -JASP en el viejo y conocido acrónimo- solo era conocido por su alumnado, amistades y seguidores de Fort Apache y La Tuerka, pero hoy día ya está suficientemente acreditado y valorado dado que además de ser un brillante y sagaz director de la reconocida como “mejor campaña electoral a las pasadas europeas”, es una de las caras más visibles -junto a Pablo Iglesias o Juan Carlos Monedero- de PODEMOS; ese nuevo partido, o “estrategia de empoderamiento popular” que tanto está ilusionando a mucha gente corriente que por fin cree, que se puede hacer política de otra manera, que se pueden conseguir altas cotas de democracia y soberanía en España y -sobre todo- que se puede acabar con tanta corrupción, con tanta impunidad y con tanta “casta”; un vocablo que magistralmente han sabido introducir en el lenguaje coloquial, mediático y político de este país.


Iñigo Errejón Galván es un joven politólogo nacido en 1983 (sí, no es una errata), en Madrid, ciudad en la que vive ”con un océano atravesado”- como reza su Twitter personal- ya que este Licenciado y Doctor en Ciencias Políticas, combina sus labores de consultoría política con la docencia y la investigación académica, tanto en Latinoamérica como en España. 

Pero ni vamos a glosar aquí su extensa biografía, pese a su corta edad, (ya que se puede encontrar hasta en la Wikipedia de cuya entrada hemos tomado la foto en la que aparecemos detrás), ni es de “Podemos” de lo que vamos a hablar en esta entrevista, sino del tema que abordamos cuasi monográficamente en este número de UTOPIA, el DaD, razón por la que le preguntamos a bocajarro:


¿Qué es lo primero que te viene a la mente si hablamos del Derecho a Decidir, en general?
El derecho a decidir es un componente central de la democracia: la posibilidad real de elegir entre opciones sustancialmente distintas. Esto implica los medios materiales para hacerlo (se es tanto más libre para decidir cuanto más emancipado se esté de la necesidad, del hambre, del miedo, de la dependencia de otros) pero también la apertura del horizonte de sentido que permita la emergencia de lo sustancialmente distinto o lo no representado. La democracia no es el consenso, como se nos ha pretendido hacer creer, sino la politización de los dolores para que puedan ser discutidos, y la decisión colectiva sobre lo colectivo. La posibilidad de utilizar la deliberación y la negociación para establecer los términos más provechosos para la convivencia.

domingo, 7 de septiembre de 2014

Cospedal: tus días de gloria podrían estar acabando. La coalición del “punto único” te podría desalojar.


A las múltiples inmoralidades manifiestas
del PP en España,
últimamente hay que añadir la de ser
unos tramposos de tocho y lomo.

Basten tres ejemplos tan sólo
para argumentar este descaro,
exclusivamente en lo que se refiere
a los cambios de las leyes electorales,
realizados para su propio beneficio,
y con el fin de garantizarse la permanencia
en esta mentira de “mayoría absoluta” 
de la que usan y abusan,
cuando la obtuvieron
con menos del 40% de los votos.




A saber: por un lado, el intento de que sean alcaldes los de la lista más votada, aunque representen a una minoría de la población;
Y por otro, los pucherazos de reducir el nº de diputados en CLM, donde Dolores de Cospedal quiere así perpetuarse en su sillón, o en Murcia, ultimo ardid conocido, donde pretenden elevar a 7 el número de circunscripciones electorales (¿?), para evitar que entren los partidos más pequeños o que se implante más PODEMOS. Curiosamente, y en los tres casos, pretenden cambiar las reglas del juego, a mitad del partido y siempre de manera unilateral.

¿Podemos hacer que estas vergonzosas argucias se les vuelvan en contra?