lunes, 24 de marzo de 2014

Las medallas de la vergüenza (y II): Premio de la Libertad a Vargas Llosa ¿Oro sobre conciencia?

Me envía mi buen amigo Nacho Dueñas un artículo que, tal como están los medios es España y dado su contenido, poca esperanzas tiene de que vea la luz, si no es en la prensa alternativa. Por compartir dicho temor, además de su contenido, y aunque no solemos postear aquí sino los artículos propios, lo reproduzco gustosamente para su general conocimiento.
Igual que ocurrió cuando a Doña Teólila se le ocurrió darle el mismo Premio a la Libertad al colombiano Uribe Velez, creador de las autodefensas colombianas (paramilitares) y acusado de crímenes, chuzadas y demás vulneraciones a los DDHH, y no le dejamos, quede constancia igualmente nuestra total oposición a la vergonzante entrega dee ste premio que afrenta a lod@s los gaditanos.
Así lo censuramos aquí hace 5 años "Teófila, Bush y Uribe, las medallas de la vergüenza" No me extraña que Nacho, y la Plataforma Bolivariana Francisco de Miranda, de Cádiz, protesten por ello.

lunes, 10 de marzo de 2014

El código deontológico periodístico y el derecho a una información veraz.

Me jode sobremanera la perversa forma de manejar la información que tienen algunos medios –particularmente me enerva “El País” de PRISA- sobre todo cuando de noticias internacionales se trata. Si desde hace tiempo viene siendo manipulada sistemáticamente en casos como los de Cuba, Colombia, Irán, Israel, … o los más recientes de Ucrania y Venezuela, … últimamente es tan burda y descarada, que atenta contra la mínima ética deontológica que debe acompañar intrínsecamente al derecho de informar. Y lo más grave es que son la gran mayoría de medios las que lo hacen.

En el caso de Venezuela, por ejemplo, las grandes agencias de comunicación nos están presentando a diario, que los estudiantes venezolanos están protestando masivamente contra el Gobierno de Maduro y lo hacen con una cuidadísima y perversa selección de contenidos, entrevistas, imágenes y titulares. Pero la verdad es que casi todo lo que se cuenta (el salvo alguna cosa que decía aquí Rajoy pero al revés) es mentira.
Porque las protestas violentas sólo se han dado en 18 municipios de los 335 que tiene Venezuela y sólamente en determinadas urbanizaciones de clase media y alta; curiosamente los 18 –que apenas suman un 5 %- gobernados por la derecha minoritaria. Sin embargo, la juventud de los barrios populares que son la mayoritaria en el país, no existe para los medios, como tampoco las multitudinarias muestras de apoyo a la Revolución que no han mermado desde la época de Chávez.

Por todo ello, quiero hacerme eco desde este humilde blog de la Nota Aclaratoria que la Embajada Venezolana en España acaba de transmitir expresando su preocupación por la “circulación reiterada de informaciones erróneas y tergiversadas sobre situación en Venezuela”.


En dicha nota, que reproduzco íntegramente más abajo se denuncian prácticas como: