sábado, 4 de octubre de 2014

LAS CANDIDATURAS DE UNIDAD CIUDADANA Y POPULAR QUE PLANTEA PODEMOS PARA LAS MUNICIPALES


Enseguida se han apresurado los medios a lanzar el falso titular: 
Podemos no se presentará a las elecciones municipales.
La verdad es que eso es una frase sacada del contexto de uno de los documentos que se estan debatiendo en la ya empezada en la red
"Gran Asamblea Podemos SI SE PUEDE", curiosamente no la propuesta mas votada, ni más avalada, pese a llevar la rúbrica del propio Pablo Iglesias.
Ahora se estan transaccionando los más de 200 documentos presentados, y en lo que a las elecciones respecta, no me resigno a publicar -pese a que aún no haya sido aprobada- una propuesta que parece va teniendo buenos consensos y que como Anexo, se ha llamado
"Guía para construir candidaturas de Unidad Ciudadana y Popular". ¡Ojo al dato!



El estallido del 15M dio lugar a un nuevo ciclo de construcción colectiva en las ciudades, en los pueblos y en los barrios. La gente se volvió a organizar, acercándose, conociéndose, construyendo redes. Han sido años atravesados por el trabajo de muchas personas y muchas organizaciones; algunas ya se acercaron a PODEMOS, otras no. Años de identificación de problemas y formulación de propuestas, de acumulación de experiencias y saberes.

Las próximas elecciones municipales de 2015 llegan justo a tiempo para que estos espacios ciudadanos logren trasladar al ámbito político-institucional los proyectos y las propuestas que la gente ha pensado, debatido y refrendado durante estos años.

En diferentes municipios se están fraguando iniciativas municipalistas y ciudadanas que se inscriben en la misma brecha abierta por PODEMOS en la elecciones europeas: recuperar la política para la gente y construir herramientas para poner de nuevo las instituciones al servicio del bien común. Nuestro interés nunca han sido unas siglas, sino construir poder para la mayoría que está sufriendo el empobrecimiento y el secuestro de la democracia. Eso hacen también quienes trabajan en candidaturas ciudadanas y de unidad popular a sus municipios.

Así pues, nuestra propuesta municipal consiste en poner nuestra capacidad política en juego, implicándonos en aquellas iniciativas municipalistas que cumplan a rajatabla con los requisitos de la nueva política:
la participación, la transparencia, la regeneración y las posibilidades de victoria y cambio.
Y ser fuerza protagonista de estas iniciativas con todo nuestro potencial en el territorio y a escala estatal.
¿Cómo nos ponemos en marcha?
a) Municipios en los que existe trayectoria e iniciativa municipalista.
En muchos municipios, como apuntábamos, ya existe trayectoria municipalista genuinamente local, honesta y ciudadana, con unas u otras siglas. Ya se están experimentando fórmulas de este tipo en múltiples lugares de España con distintas denominaciones: Mareas, Somos, Si se Puede, Guanyem, IKUNE, etc.
En estos casos proponemos que quienes participamos de los círculos de Podemos apoyemos estas
candidaturas con nuestro esfuerzo, participando como candidatos o candidatas, con nuestras portavocías, con nuestra presencia mediática y con nuestra capacidad comunicativa.
Pero no se trata de apoyarlas subordinadamente. Podemos es ya un símbolo del cambio en el país y como tal trae el mensaje de regeneración política de la gente.
Para que estas candidaturas cuenten con nuestro apoyo humano, simbólico, mediático y activista tendrán que ser -o cambiar para llegar a ser- fiel reflejo de lo que la ciudadanía de hoy exige a quienes aspiran a representarla, ADN de Podemos:
• Todas las posiciones en las listas electorales deben estar abiertas a ser decididas por la ciudadanía.
• Los contextos locales son variados y complejos y no siempre operan las mismas lógicas que a nivel estatal o autonómico pero es fundamental entender que los eventuales pactos contra natura en política municipal no pueden comprometer la estrategia general de cambio en el país.
• Las candidaturas de unidad popular no pueden ser sumas de siglas y por tanto su expresión formal deberá ser preferentemente la de la Agrupación de Electores.
• Las candidaturas de unidad popular y ciudadana no buscan ubicarse en la izquierda del tablero sino
ocupar la centralidad. Tampoco son candidaturas de activistas y movimientos haciendo política-estética para sí mismos. Son candidaturas de mayorías que quieren vencer para hacer del hartazgo ilusión y del descontento poder de la gente.

Son estas nuestras armas para demandar con contundencia estas condiciones de democracia política (nuestro ADN) a estas candidaturas, como prerequisitos para la incorporación de nuestra gente y también de nuestra estética a estos proyectos de Unidad Popular. Hay que dejar claro a quienes quieran que PODEMOS se sume a proyectos ya constituidos que PODEMOS trae consigo el cumplimiento de las condiciones que la ciudadanía exige.
Entendemos además que nuestra participación en estas candidaturas traerá consigo una enorme carga
simbólica (“son los de Podemos”), que en muchos casos sin lugar a dudas estará acompañada de guiños estéticos y semánticos a nuestras señas de identidad, todos ellos ya con enorme potencial electoral.
En sentido contrario no se permitirán colores, símbolos y guiños estéticos que usurpen siquiera parcialmente nuestra identidad a aquellos proyectos que no cumplan con nuestro ADN político.

b) Municipios en los que no existen candidaturas ciudadanistas en marcha.
En estos casos, se trata de aprovechar la oportunidad que nos da el evento electoral municipal para hacer un llamado a la ciudadanía que se articula en múltiples fórmulas -desde Asociaciones de Vecinos hasta espacios de afinidad cultural- para recuperar nuestro municipio. Lo hacemos sin las dificultades que entraña pedir un compromiso político con unas siglas estables y partidarias, sino con un instrumento nuevo, heredero, eso sí, de unas señas de identidad -las del 15M y las de PODEMOS-, genuinamente ciudadano y hecho a sí mismo en función de las características de cada localidad.
Se trataría por tanto de seguir una secuencia de acciones que bien pudieran pasar por:
1. Establecer interlocución con la sociedad civil, invitándola a recuperar su municipio, participando no ya en una estructura rígida pre-constituida y cerrada, sino en una nueva fórmula abierta y participativa.
2. Convocar a la ciudadanía, especialmente a la que se siente de PODEMOS y será especial protagonista, a una Asamblea constituyente de la Agrupación de Electores. En dicha asamblea deberán aprobarse unos compromisos mínimos para la Agrupación que, para garantizar la posibilidad del apoyo futuro desde los medios de comunicación y portavocías estatales de PODEMOS.
3. Elegir una fórmula que encaje con el ánimo local y potencie la idea de movimiento ciudadano abierto: XXX Abierta, Si se Puede, Somos XXX....
4. Procedemos a la recogida de firmas para la constitución de la Agrupación de Electores. Éste es un proceso sencillo, que se detalla en el Anexo de este documento. La propia campaña de recogida de firmas es parte de la campaña electoral en sí, ya que nos permite darnos a conocer y aumentar la posibilidad de incorporar compañeros y compañeras al ilusionante proceso de recuperar nuestro municipio para la ciudadanía.
5. Iniciamos el proceso de recogida de demandas ciudadanas para incorporarlas a un futuro programa
electoral municipal.
6. Convocamos un procedimiento abierto y ciudadano con garantías suficientes para la elección en primarias abiertas de nuestros candidatos. En este proceso, PODEMOS pondrá a disposición libre de la ciudadanía las herramientas informáticas que lo posibilitan.
7. Presentamos la candidatura ante la Junta Electoral de Zona.

* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: