martes, 5 de agosto de 2014

Las cifras sobre PODEMOS siguen siendo de vértigo, pero hay un peligro al acecho.

Hace casi 4 meses, cuando aún faltaba más de un mes para las elecciones europeas,
escribíamos en LA TERCA IUTOPIA
que PODEMOS ya era un hito sin precedentes en España
y destacábamos un puñado de indicadores que, por los datos que aportaban,
nos hacían prever ese resultado de los 5 eurodiputad@s que muy pocos esperaban.
Eran datos suficientemente contundentes, pero a pocos les interesaba leerlos.
A saber:

1. Más de 50.000 apoyos en un solo día
que colapsaron los hasta los servidores.
2. Más de 36.000 votos en una semana,
en lo que fueron las primarias ciudadanas abiertas
más participadas de cuantas se han celebrado en España
y en Europa.
3. Más de 20.000 avales en 10 días
para poder presentarse a las Elecciones Europeas.
4. Más de 160 candidatos a las elecciones primarias,
propuestos por gente de los diferentes círculos.
5. Más de 300 círculos PODEMOS, constituidos por toda España en menos de tres meses.

6. Más de 6.000 donantes por “crowdfunding o micromecenazgo, con una donación media de 20€ y siendo la más alta de 2.000€.
7. Más de 1.000 proposiciones incorporadas a un programa electoral hecho y votado por la gente mediante un proceso de elaboración colectiva que se resumía en 40 páginas, y
8. Más de 180.000 seguidores en Facebook a cuatro días del 25-M cuando la suma de los de PSOE + PP + UPyD,
con años de trabajo de sus“community manager”
no llegaban juntos a esa cantidad.
Pues bien, hoy estos datos y expectativas no sólo se mantienen sino que se incrementan constantemente tal y como demuestra el estudio que ayer publicaba el Barómetro del CIS, correspondiente al mes de Julio de 2014 por el que PODEMOS ya es la segunda fuerza nacional si hablamos del voto declarado (con un 11,9% frente al 10,6% del PSOE) y la tercera en intención de voto –ya cocinados esos datos- (con un 15,3% frente al 8,2% de IU que le seguía después).



Yo no creo al CIS, como no lo creí cuando en plena campaña electoral nos daba un eurodiputado, del que luego se reían las TV neocons, pero la tendencia está en la calle y por eso hay tanto miedo y se inventan a diario tantas patrañas.
Pero si no nos bastan estos datos del CIS (que los socialistas dicen no ser relevantes porque se hizo antes de conocerse el cambio de liderazgo de su flamante y joven Pedro Sánchez), quédense con estos otros que no dan menos vértigo, pero si hacen realidad uno de los eslóganes de PODEMOS: “el miedo está cambiando de bando.
1. De los 300 círculos creados en tres meses, a los 800 círculos Podemos en apenas 6 meses.
2. De los 180.000 seguidores de Facebook a 4 días de las elecciones, a los 690.000 followers de ayer, o
3. De no tener censo, al haberse registrado por imperativo legal, a los 72.000 afiliad@s en la primera semana, que ya colocan a Podemos como tercera fuerza en número de afiliación y, no hay que ser muy adivino para asegurar, que muy pronto será la 1ª.

Ahora bien, ya sin triunfalismos, hemos de reconocer que junto a estas cifras de vértigo, a mí me preocupan desde hace unas semanas algunos retos y peligros con los que se enfrenta esta indudable alternativa ganadora, que para no morir de éxito ni dejarse enredar por el polifacético y multicaras “Maligno”, deberemos resolver y/o poner los medios precisos para evitarlos, en esa Gran Asamblea Ciudadana que tendrá lugar dentro de dos meses.

En primer lugar están esas viscerales, injustificadas, ridículas y -muchas veces- pueriles críticas y descalificaciones. La verdad es que no me preocupan demasiado ya que, en la mayoría de los casos, están consiguiendo el efecto contrario, como así están reconociendo desde ese PP que tacha a Podemos de “Castristas, Chavistas y terroristas”por recordar tan sólo las barbaridades de la baronesa que mejor aparca en España.

Luego están es@s boicoteadores de los Círculos y Asambleas abiertas, que tampoco me preocupan mucho porque desde nuestro paso por el 15-M (recorrido que hicimos una gran mayoría de quienes aquí estamos), ya aprendimos a localizarlos y desenmascararlos.
En tercer lugar tenemos esas campañas mediáticas contra Podemos, que no solo vienen de las innombrables y sectarias TV, sino de algunos desprestigiados rotativos o ciertas emisoras como la SER de mi ciudad, que ya nos preparó y publicitó su bien diseñado conflicto. Pero tampoco me preocupan porque, por un lado, la gente corriente, la gente de la calle, la gente que ya no tiene tanto miedo, no les cree, no traga ya con las burdas manipulaciones y, por otro, los medios alternativos y las Redes Sociales están desbancando a unos cada día más desacreditados MCS del Sistema, con la tristeza e impotencia de los buenos profesionales que tienen que sobrevivir también en esta crisis.

Sin embargo hay un peligro que sí me preocupa y son la llegada de esos arribistas y suplantadores de los círculos que siempre se pegan al caballo ganador. Espero que tanto esos falsos círculos, creados por gente de otros partidos con no muy honestas intenciones, como esos otros que se pronuncian en contra de lo que ha sido el documento fundacional o el programa electoral y filosofía de PODEMOS, sean desenmascarados y no validados a partir de serías, transparentes y democráticas Comisiones de Validación y Garantías de las que nos dotemos en la I Asamblea Ciudadana Constituyente que celebraremos este otoño próximo.
Estoy seguro que la sabiduría popular, por un lado, sabrá destaparlos, las adecuadas comisiones de validación y garantías, por otro, apartar los fraudulentos y las primarias abiertas, finalmente, las que los ponga en su debido lugar. Es mucho lo que nos va en juego para que podamos seguir avanzando en esta ilusionante herramienta de empoderamiento popular que está siendo PODEMOS.

* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: