viernes, 13 de junio de 2014

Eduardo Galeano, Naomi Klein o Noam Chomsky entre los apoyos internacionales que celebran la irrupción de PODEMOS en España.

Poca gente duda que el “Efecto Podemos” está siendo en España un esperanzador revulsivo que ha conmocionado prácticas, expectativas y metodologías políticas poco antes ni siquiera soñadas. Hay quien hasta quiere ver su pequeña o gran influencia en hechos tan significativos como el inicio de la caída del bipartidismo en España, las primarias en partidos que nunca antes se habían planteado, el intento de rápidas convergencias amalgamadas a cualquier costa, dimisiones políticas importantes, ataques furibundos e infantiles hacia la nueva formación y hasta quien le ve relación con el adelanto de la abdicación del Rey y el cierre de filas del PPSOE para dejar atada y bien atada esa monarquía que Franco diseñó y que unos ya trasnochados acuerdos de la transición, sentenciaron.
 
  Pero justo es reconocer que frente a la gran cantidad de críticas exacerbadas de la prensa española, frente a a la demonización de su programa, frente a la caricaturización de su liderazgo y frente a los intentos de criminalizar y desmerecer este importante hito -“chavistas y castristas a neofascistas, pasando por terroristas, violentos, populistas o radicales…”-, otras realidades se ven en nuestras plazas y municipios españoles (como las asambleas multitudinarias que recuerdan el 15-M, o la proliferación de círculos por todo el país como por duplicación molecular), y otras informaciones mas objetivas llegan desde la prensa internacional (Ver enlaces más abajo).

Y tambien otros apoyos , bien significativos, por cierto, están llegando desde fuera de nuestras fronteras. Tal es el caso de esa treintena inicial de firmantes tan conocidos como Eduardo Galeano, Jorge Alemán, Noam Chomsky, Étienne Balibar, Naomi Klein, Cinzia Arruzza,  Antonio Negri, Slavoj Žižek y un largo etcétera.
Grandes firmas que no han dudado en apoyar públicamente tanto a la propia iniciativa de PODEMOS, como a su método abierto y participativo, “con la esperanza de que su empeño fructifique y se propague de forma imparable por muchos otros lugares de Europa y del mundo”.
     Un deseo este que mientras se prolonguen las política austericidas de los recortes, hace prever que Podemos sólo puede crecer, ya que el malestar y la indignación ciudadana, tal y como señalan las encuestas poselectorales encuentran aquí una apuesta seria en la que confiar.




El manifiesto firmado dice así:
     "Pocos días después de las últimas elecciones europeas, celebradas el 25 de mayo de 2014, los firmantes de este manifiesto queremos celebrar la irrupción en España de la iniciativa política «Podemos», que ha obtenido en escasos meses de existencia un impresionante apoyo popular al conseguir un 8% de los votos, convirtiéndose en la tercera fuerza política en 23 de las 40 ciudades principales del país. 
     Ante el paisaje desolador que las políticas de austeridad han diseñado para el Sur de Europa, es esperanzador que surjan alternativas dispuestas a dar la batalla por la democracia, los derechos sociales y la soberanía popular. Y lo es más aún que estas alternativas intenten, a la vez, hacer política de una forma nueva, más allá del chantaje que condena a estos países a depender de las políticas dictadas por las élites políticas y financieras de la Unión Europea.
     Podemos ha sabido recoger la herencia del ciclo de movilizaciones populares que, desde 2011, ha surgido a lo largo y ancho del planeta para reivindicar una democracia realmente digna de ese nombre. Lo ha hecho al fomentar la participación política de la ciudadanía a través de unas elecciones primarias abiertas y la redacción de un programa colaborativo, gracias a la constitución de círculos de apoyo y asambleas populares y, asimismo, lo hace renunciando a financiarse mediante préstamos bancarios, publicando en la web (www.podemos.info ) su contabilidad completa, y adoptando un compromiso firme con la revocabilidad de los cargos y la limitación de mandatos, privilegios y salarios.
     El programa político de Podemos, elaborado de manera participativa por miles de ciudadanos, ha sido capaz de materializar el anhelo compartido por millones de personas de todo el mundo en un proyecto político concreto: una ruptura con la lógica neoliberal del austericidio y la dictadura de la deuda; un reparto equitativo del trabajo y la riqueza; una democratización de todas las instancias de la vida pública; la defensa de los derechos sociales y los servicios públicos, y el fin de la corrupción y de la impunidad con las que el sueño europeo de igualdad, libertad y fraternidad ha degenerado en la pesadilla de una sociedad injusta, desigual, oligárquica y cínica.
     Tal como se ha demostrado en estas últimas elecciones, la desafección y el malestar que generan las políticas impuestas por la Troika son el mejor caldo de cultivo para el regreso y el avance de la xenofobia y el fascismo. Urge, por tanto, que la esperanza que ha germinado con Podemos se extienda a todos los países: la resistencia de un pueblo que se niega a aceptar su sometimiento pasivo y reclama para sí ese poder que en esencia es solamente suyo: la democracia, la capacidad de decidir entre todos sobre lo que es de todos.
     Por eso manifestamos nuestro apoyo a esta iniciativa y a su método abierto y participativo, con la esperanza de que su empeño fructifique y se propague de forma imparable por muchos otros lugares de Europa y del mundo".

Para saber más ver noticias de Podemos en la prensa internacional:
• «The Podemos “earthquake” could spell real reform in Spain».
• «Spanish Upstart Party Said It Could, and Did. Now the Hard Part Begins».
• «Podemos, le parti qui redonne espoir à la gauche en Espagne».
• «Spain’s “we can” party proves it can».
• «Representación y desbordamiento».


* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: