martes, 11 de junio de 2013

Del inminente desahucio a la esperada novación. ¡Pues claro que SÍ se puede!


No todo va a ser fracasos, desahucios y multas –que inexplicablemente ya tenemos varias en AB, ni todo van a ser protestas, denuncias y escraches. Las alegrías también llegan a Stop Desahucios y si la semana pasada el Parlamento Europeo nos concedió a las PAH –aunque le pese al PP como así protestó vergonzosamente diciendo que era un escándalo- el premio al Ciudadano Europeo 2013, también en Albacete -y aunque sea a cuentagotas- algo bueno debemos ir haciendo cuando empiezan a obtenerse algunos buenos resultados. Y si lo malo se publicita, ¿por qué no difundir los pequeños éxitos que nos alientan en la lucha diaria y nos confirman ese axioma/lema del SI SE PUEDE?


En los dos últimos meses, una pequeña plataforma de afectados por las hipotecas, como es Stop Desahucios Albacete, ha conseguido parar varios desahucios, firmar cuatro novaciones, lograr dos daciones en pago, obtener dos moratorias y condonar una deuda, amén de los miles de firmas por la dación en pago, la sensibilización ciudadana por el derecho a una vivienda digna y el apoyo mayoritario de una sociedad que, harta ya de políticas y políticos infames, grita a los cuatro vientos que este genocidio financiero tiene que terminar por las buenas o por las malas.


Antonio e Isabel hoy ya pueden respirar después de haber firmado una refinanciación de su hipoteca (técnicamente novación) gracias a la intervención de la Plataforma Stop Desahucios de Albacete. Hasta ahora las VPO no se tocaban porque –decían en los bancos- si se refinanciaban sus hipotecas, los beneficiarios debían devolver la totalidad de las ayudas públicas. Esto que era media verdad, sólo valía para los 5 primeros años, y aunque estaba así contemplado en los dos últimos planes trienales de VIVIENDA, nadie se había molestado en comprobarlo y ni mucho menos aplicarlo. Hasta que abrimos el melón con esta joven y pobre pareja, que tras haber sido afortunados con la concesión de una magnífica VPO cuando el trabajada en la construcción y ella en la limpieza, ahora se verían abocados a casi perder su propia casa.



Cuando Antonio e Isabel se quedaron sin trabajo, a base de no encender ni la calefacción y de comer muchas veces con sus padres jubilados, pagaban con dificultad sus 1100€ trimestrales hasta que a mediados del año pasado empezaron a dejar de pagar. La eliminación de la subsidiación del préstamo hipotecario que Mª Dolores de Cospedal aplico en CLM, como siempre a los más débiles, les puso el recibo de su hipoteca en 1580€ ya definitivamente impagables y la amenaza del desahucio sobrevolaba más que una simple hipótesis.

Tras cerrárseles todas las puertas, hasta los impotentes servicios sociales municipales nos remitieron el caso a la Plataforma Stop Desahucios que, con más voluntariedad que medios, y gracias a la buena disposición de un director bancario, sensible y receptivo, hemos logrado firmar una novación de su hipoteca por un total de 150€ mensuales los dos primeros años y 350€ a partir de entonces, solo alargando 9 años a los 15 que les quedaban de hipoteca.

Esto no es la panacea, claro, pero lo cierto es que Antonio lloraba sin poder articular las palabras de agradecimiento que seguramente quería expresar a quienes, desde la gratuidad, solidaridad y voluntariado, habíamos estado con ellos peleando. Ahora ya intuían que -de momento- no van a perder su casa y yo puedo asegurar que ésta, no se la queda el banco. Junt@s es cierto que SÍ se puede.


* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: