jueves, 21 de marzo de 2013

Los “escraches” a diputados del PP por la dación en pago, van aumentando. Y seguirán hasta que dejen de mentir, de ningunearnos y de tomarnos por tontos.


Me gusta que la gente más o menos desesperada salte a la calle a señalar a los mentirosos, a los que nos tratan como imbéciles, a los que viven del cuento con un supuesto cheque en blanco que dicen les dieron los ciudadanos en las últimas elecciones, a quienes imponen recortes y viven como reyes o a quienes hunden entidades y se jubilan con millonarias indemnizaciones.

Me gusta la campaña de ESCRACHES lanzada por las diversas Plataformas de Afectados por las Hipotecas (PAH) para que los diputados escuchen a los afectados y tengan en cuenta ese millón y medio de firmas que pedimos la dación en pago y que para que no nos toreen más les persigamos allá donde vayan.

Escrache es el nombre dado en Argentina (aunque también existe con otros nombres en diversos países latinoamericanos) a un tipo de manifestaciones de protesta en la que diversos grupos de activistas se presentan en el domicilio, lugar de trabajo o local público en el que algún político vive, trabaja o toma un aperitivo y al que se le quiere señalar públicamente. Su objetivo es que las peticiones o denuncias, tengan cierta relevancia en la opinión pública, a la vez que sirvan como intimidación y acoso público, siempre y cuando se utilicen acciones no- violentas. En España no había sido muy utilizado hasta que las PAH lo han programado ante la insensibilidad de los diputados y diputadas –mayoritariamente del PP- con el tema de la dación en pago retroactiva, la paralización de los desahucios y el alquiler social.

Aquí os adjunto una de las muchas acciones que ya se están dando por toda nuestra geografía. Concretamente es el escrache a Marcial Marín en la estación de RENFE de Atocha esta misma semana. Pero podría ser la de cualquier otro, como esos concejales del PP de Ponteareas que han saltado por la ventana de su ayuntamiento para esquivar a sus conciudadanos que les increpaban en el salón de plenos, esos otros 3 concejales zarandeados en su coche en Cartagena por La Plataforma de Parados de Cartagena y Alumbres, o la protesta en las propias casas de González Pons en Valencia y de Ruíz Gallardón en Madrid, o del diputado del PP Antonio Gallego en el Prat de Llobregat.



También os dejo el enlace al vídeo que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha empezado a divulgar en Internet, #DeAfectadoaDiputado, en el que varios afectados, se dirigen directamente a los diputados del PP para exigirles que apoyen la iniciativa legislativa popular (ILP) para implantar la dación en pago retroactiva y paralizar las ejecuciones hipotecarias.

Se trata de personas de todas las edades y procedencias en riesgo de perder su vivienda o que ya han sido desahuciados y ahora intentan conseguir la condonación de la deuda. Recuerdan a los diputados que si no cambian la ley, pese a perder su casa, arrastrarán una deuda de por vida que les "condena a la miseria" y les obligará a vivir fuera del sistema, según explican mirando a cámara como si tuvieran a los diputados delante suyo.
Les reprochan que, pese a que "bancos y políticos tienen mucha responsabilidad", se rescate a las entidades financieras con los impuestos de todos los españoles y a ellos se les eche de sus hogares.

La ILP hipotecaria es una propuesta de mínimos para hacer frente a la emergencia del momento. "Se podría hacer mucho más pero hacer menos sería dramático", advierten porque hay vidas en juego. Es por ello que avisan a los diputados que se acercarán a ellos "pacíficamente", especialmente a través de las redes sociales.
"Le pido encarecidamente que en lugar de escuchar a los técnicos y expertos de la banca, escuche el clamor del 90% de la población", afirman los protagonistas del vídeo, quienes apelan a su conciencia y les reclaman que piensen en ellos, en su historia, su futuro, sus familias... en el momento de la votación.
"No soy sacrificable en nombre de los mercados, no soy una cifra ni un daño colateral", sentencian los miembros de la PAH, que con este vídeo empieza la segunda fase de la campaña de escrache para conseguir que los diputados del PP voten a favor de la ILP hipotecaria, admitida a trámite en el último momento.

Ojalá y cunda el ejemplo hasta que esta gente tan descarada reflexione, escuche al pueblo que está sufriendo y tome las medidas encaminadas no a hundirles más, defendiendo a los que más tienen, sino aprobando medidas que lleven a repartir las cargas, pero también la riqueza y los bienes.

Relación de vídeos y noticias que se citan:
Escrache a Marcial Marín (Partido Popular) en Atocha Renfe el 19.03.13.
• La PAH lleva su protesta a la casa de González Pons en Valencia y Gallardón en Madrid.
La Plataforma de Parados de Cartagena y Alumbres zarandean coche oficial con 3 concejales dentro.
Los afectados por desahucios exigen al PP en un vídeo que apruebe la ILP hipotecaria.
Escrache de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en el Prat de Llobregat al diputado del PP Antonio Gallego.


* * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO:

5 comentarios:

  1. Yo creo que las acciones no se deben circunscribir exclusivamente a los diputados.
    Es una norma básica de cualquier organismo represor (y esto no deja de ser una serie de acciones de represión) que no solamente hay que hostigar a nuestro objetivo, sino a todo su entorno. Estos ya se encargarán de presionar al elemento en cuestión para que cese en sus acciones.
    Esto lo hizo muy bien el aparato político-represor del Estado en el País Vasco, reprimiendo todo tipo de organizaciones y personas que, aunque pacíficas, tenían poder para presionar a ETA.
    Fijaros en los cuerpos policiales: Ante un grupo de alborotadores, suelen interpelar al mindundi de la pandilla, para que este llame la atención a sus compañeros. Asimismo, procuran detener a los delincuentes de poca monta en sus domicilios, para hacer a la madre partícipe y que esta presione a su hijo para que deje de delinquir.
    En esta caso, yo sería partidario de extender el acoso a los políticos de poca monta (alcaldes, concejales e incluso a militantes) de los partidos en el poder. Estos ya se encargarán de transmitir su malestar a sus camaradas del Parlamento cuando vean que se está "socializando el sufrimiento" y pueden acabar recibiendo ellos.

    ResponderEliminar
  2. en el cartel del inicio de la entrada, ¿pone "Es Cuestión de Mininos" por algo? O es un FAIL en toda regla o no lo pillo.

    ResponderEliminar
  3. Por su parte el periodista Fabricio Moschettoni señaló que "Los escraches, provengan de donde sea, son una metodología propia del fascismo que nada tiene que ver con la democracia. El escrache es un método de un autoritarismo atroz, despiadado y repleto de violencia" agregando que "esta metodología era propia de los peores regímenes totalitarios, quienes “escrachaban” a sus víctimas, las “marcaban” para denigrarlas y atormentarlas. En la historia más reciente, los escraches se utilizaron en España, durante la guerra civil y la dictadura de Franco. Allí, los fascistas marcaban a los republicanos. También en plena época del nazismo, en donde se escrachaban primero a los judíos y con el correr de los tiempos se generalizó a homosexuales, gitanos, lesbianas, mendigos, entre otros integrantes de la sociedad “rechazados” por los seguidores del dictador. Hay importantes y muy buenos escritos sobre la condición de autoritarismo expreso del sentido de escrachar, en donde los escrachadores gozan de su poder de fuego contra las víctimas.

    ResponderEliminar
  4. Toda la razón. Hay que empezar a moverse, hasta que se enteren del sentir general.
    Gracias.

    ResponderEliminar