domingo, 2 de septiembre de 2012

“Subir el IVA era la única medida…” pero ¿Cómo nos puede mentir tan impunemente, Sr. Rajoy, si sabemos lo del último verano?


El Sr. Rajoy dice ahora que la subida del IVA era "la única medida" que podía tomar.
El Sr. Rajoy sabe que esta impopular e injusta medida, que hace pagar los impuestos por igual al que más tiene y al que menos, ni es la única solución, ni es imprescindible.
El Sr. Rajoy sabe que todos sus correligionarios dijeron hace un año todo lo contrario y no con la boca pequeña: “Rajoy achacaba la subida del IVA a la inoperancia de Zapatero. Soraya Sáenz de Santamaría decía que cada vez que gobierna el PSOE, sube el IVA. Montoro defendió en el Congreso una moción contra el mantenimiento de la subida del IVA por parte del Gobierno de Zapatero y dijo en 'ABC' que "Subir el IVA duplicaría la caída de la economía". Esperanza Aguirre impulsó como todo el PP su campaña 'No más IVA' . Y Maria Dolores de Cospedal ahora ya lo justifica ante “la situación excepcional lastrada por la deuda heredada del anterior Gobierno".

Por eso el vídeo -para nada trucado-, del que hemos sacado esas declaraciones, hay que volverlo a ver y difundir, porque según el PP subir el IVA era un disparate y el sablazo de los malos gobernantes. Veamoslo:



'Sé lo que hicisteis el último verano'

"Sé lo que hicisteis el último verano" es una magnífica canción de Melendi, también una malísima película de terror de 1997


y, sobre todo, un certero vídeo que circula por internet con el que IU critica la reforma constitucional del PPSOE de hace un año y nos invita a rebelarnos después de la que nos está cayendo:


Que acertada y lacónicamente nos lo recuerda el osito panda de este vídeo:
"Últimamente tengo la sensación de que nos toman el pelo más que de costumbre Pero ¿sabéis qué? Que ya estoy hasta los huevos (o hasta los ovarios) Pues eso, que a mí no me tomáis el pelo más ¿Y sabéis por qué? Porque sé lo que hicisteis el último verano".

Y es que ese verano pasado en el que sin previo aviso y por supuesto sin permiso, Rajoy y Zapatero aprobaron con agosticidad y alevosía ese imperativo merkeliano “principio de estabilidad presupuestaria”. Así una vez modificado en la constitución, supondría que España no pudiera endeudarse para hacer políticas sociales (y eso que nuestro gasto social es ridículo comparado con la media europea), pero sí dar prioridad al rescate de los bancos y permitir amnistías fiscales para los ladrones y defraudadores (muy adecuadamente el vídeo presenta aquí las figuras de Rato y Botín), si eso según la troika, servía para reducir el déficit.

Por todo esto es por lo que esta semana, después de la macabra mascarada de Rajoy con la subida del IVA (donde dije digo, digo Diego) puede ser de muy buena aplicación por varias razones:

Primero porque es cierto que hacer prevalecer el principio de austeridad y contención del déficit además de una barbaridad como se ha demostrado, es la causa de todos los recortes actuales.
Segundo porque reformar la constitución –que hasta entonces decían sacrosanta e intocable- y mas en tan solo dos semanas y sin consultar ni al parlamento ni al pueblo en referéndum, una traición, y
Tercero, porque en contra de lo que nos mienten a diario, a ver si así cuela (y vaya que por desgracia hay gente que si se lo traga), sí hay otras soluciones, sí hay alternativas y no es verdad que subir el IVA como dice Rajoy sea la única solución.

Basta con que lean las 115 propuestas para crear empleo y bienestar social en España del libro de Garzón, Navarro y Torres “Hay alternativas” (Descargar gratis AQUÍ), o las propuestas también alternativas de los mismos autores que recientemente nos brindan en “Lo que España necesita” (Descargar gratis AQUÍ), una verdadera réplica a la política de recortes del PP, para comprobar sin ambajes que subir el IVA no es la única solución, como tampoco lo son las desiguales privatizaciones, los injustos recortes en gasto social, la ventajista reforma laboral, las mafiosas amnistías fiscales, las prevaricadoras bajadas de impuestos a los mas ricos, las tramposas congelación de pensiones, los nuevos rescates a Bankia y al resto de entidades financieras o el robo de la próxima extra de Navidad a los empleados públicos. SI HAY ALTERNATIVAS, pero no son esas.


El 15 de septiembre nos sobran los motivos para salir a la calle, y el 25, de la misma y pacífica manera, también.



* Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: