martes, 3 de abril de 2012

¡Condénenme a mí!, en lugar de a Queiruga.


Bien podrán Udes, Sres Obispos de la Comisión para la Doctrina de la Fe de la Conferencia Episcopal Española callando, prohibiendo, censurando y castigando a quienes saben que por su voto de obediencia, no suelen decir nada a menos que cuelguen los hábitos y renuncien a sus votos y opciones de Vida y de Fe, cosa que espero no haga su último ajusticiado.

* Aún recuerdo como otros censores, tan poco fraternos -evangélicamente hablando- como Udes , acallaron al mismísimo Monseñor Alberto Iniesta (paisano de Albacete como el homónimo futbolista), hasta volverlo medio cuerdo y tenerse que recluir a un monasterio catalán.
* Aún me acuerdo de la condena a Misión Abierta, donde estaban mis amigos Evaristo Villar, Benjamín Forcano y Rufino Velasco junto a otros 3 claretianos a los que acabaron echándolos hasta de su orden por no admitir ni las acusaciones, ni el cierre de la revista, ni que los separaran por distintas partes del planeta.
* Aun lamento lo perdido y trastabilleado que quedó Jose María Castillo, afortunadamente hoy vivo en su blog "Teología sin censura" y en sus comunidades.
* Aún siento los castigos y órdenes de silencio a Juan Antonio Estrada, a Marciano Vidal por sus ideas sobre moral sexual o mas recientemente a Juan Masiá, a falta de dos meses para jubilarse.
* Y como no, aún me duelen las últimas censuras que ya hemos denunciado, como la de Joseba Arregui, a quien finalmente obligaron a colgar los hábitos, cosa que hizo por no dañar a su comunidad, la persecución al bueno de Pagola, bienaventurado donde los haya, la llamada al orden y descalificación a nuestro querido amigo Juanjo Tamayo o ahora este atrevimiento con Andrés Torres Queiruga quien ya ha reconocido públicamente que la Comisión de la Fe le acusa sin la mínima seriedad teológica exigible y sin el mas mínimo rigor.

En tan solo tres días, ilustres teólogos (no “Luteros” como los llama en InfoCatólica un tal padre Fortea sin el mas mínimo recato) ya han contestado con palabras mas fraternas y con explicaciones más científicas: Desde el propio José Mª Castillo, a Xavier Pizaxa, desde Redes Cristianas, a Faustino Vilabrille, de Antonio Duato en ATRIO, a Martín Gelabert los más de 100 curas, religiosos y teólogos gallegos que firman su apoyo en Religión digital y un largo etcétera que no acabará.

Pero yo que no soy ni una cosa ni otra, no voy a dejar de dar mi opinión como cristiano de a pie o creyente de base, aunque sepa que no es muy entrañable ni “políticamente correcto” lo que voy a decir (ya hace tiempo que pase a ser “correctamente político”, que me deja mas en paz).

¿Cómo pueden -señores Obispos- ser tan torpes, ventajistas, cínicos e injustos?...
Las palabras evangélicas de “raza de víboras” se quedan pequeñas para Udes, verdaderos carroñeros que destrozan su prestigio y dañan - desde su atalaya inquisidora-, a los propios miembros de esta Iglesia, a la que Udes dicen defender.

¿Por qué no se meten Uds conmigo?. Miren, yo se los pongo mucho mas fácil:
+ No siempre cumplo los mandamientos,
+ no santifico las fiestas si no puedo celebrar la eucaristía en comunidad,
+ muy pocas veces hice el amor con la finalidad de procrear,
+ siendo divorciado suelo suelo comulgar cuando así lo considero,
+ mis escritos seguro que son heréticos para Udes y, para colmo,
+ soy miembro de las Comunidades Cristianas Populares…
¿Por qué no me censuran a mi, que ya veré si me defiendo o no?.

Con la condena que Udes acaban de hacer al gran teólogo Andrés Torres Queiruga, creo que han colmado mi paciencia y la de muchos creyentes que, tanto en él como en sus otros compañeros igual e injustamente castigados, les teníamos por reflexivos expertos y servidores que siempre nos ayudaron a la profundización y actualización de la fe cristiana para actualizarla según los signos de los tiempos que nos pedía el Vaticano II.

Udes, los obispos del Santo Oficio, cual jerarquía mas rancia de las decimonónicas sectas de antaño, condenan a los justos, (que no dudo nos precederán en el Reino), pretendiendo dar culto a Dios; y lo hacen, en este caso, en la víspera de los acontecimientos que rememoramos la semana Santa donde otros jerarcas, tan cínicos e hipócritas como Udes, condenaran al propio Jesús de Nazaret.

Algunos creyentes pensábamos que a su edad ya habrían aprendido la lección de que todo lo que Udes castigan mas tarde resucita con una fuerza excepcional. Pero veo que nos equivocábamos, que cada día se hacen mas fuertes y se sitúan, como los políticos a los que suelen apoyar cuando están en el poder, tan lejos de la feligresía/ciudadanía que, no solo son con ellos una de las instituciones que menos crédito tienen en España, sino que se están quedando mas solos que la una. ¿Es que no ven donde está la gente joven, ni quienes se sientan en los bancos de los -cada día- más yermos templos?

Reflexionen, Sres Obispos, porque Udes –a quien ya les llaman los más “talibanizados de la Iglesia española”-
Ustedes son quienes están vaciando las iglesias;
son Udes quienes están haciendo perder la Fe a sus bautizados;
son Udes quienes no tienen rigor, sentido común, ni vergüenza...

Espero que finalmente medie Roma, para parar esta barbarie, como probablemente hiciera hace tres años. Al menos ella si suele escuchar a quien censura.
_______________________________________

Para quien no conozca personalmente a Andrés, además de estas fotos les ofrezco una de las entrevistas que José Manuel Vidal le hizo hace un año:


Para saber más:

• SIEMPRE CENSURAN A LOS MISMOS: Como recordaba hace años mi amigo Juan José Tamayo, gran teólogo también hoy cuestionado amenazado y hasta perseguido por el Obispo de Palencia, habría que remontarse a 1903 durante el pontificado de Pío X para hallar tantas condenas a los teólogos como en el pontificado de Juan Pablo II, “sobre todo a partir del momento en que el cardenal Joseph Ratzinger asumió la presidencia de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en noviembre de 1981” . A lo que habría que añadir los censurados en esta época en la que el pastor alemán ya era Papa.

1. Destacaron en Europa tres: El redentorista alemán Bernhard Häring, renovador de la moral católica, El dominico Edward Schillebeeckx, uno de los teólogos del episcopado holandés que redactó el famoso Catecismo, o su propio compañero el teólogo suizo Hans Küng, catedrático de la Universidad alemana de Tubinga.
2. En América el teólogo brasileño Leonardo Boff, quien finalmente abandonó el sacerdocio, la teóloga brasileña Ivone Gebara o las también teólogas Lavinia Byrne que tuvo que abandonar su congregación, Teresa Berger, la teóloga benedictina estadounidense Joan Chittister;
3. Mas tarde le llegaría el turno al teólogo ceilandés Tissa Balasuriya que fue suspendido a divinis, al jesuita belga Jacques Dupuis, y al teólogo estadounidense Robert Haight.

• La verdad es que le tenían gana desde hace tiempo a este incómodo teólogo para la jerarquía eclesiástica. En los recortes adjuntos se puede ver la ojeriza que le tenían quienes saben muchísimo menos que él, de Teología. En junio de 2009 el celo inquisitorial de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, que preside el arzobispo de Granada, Javier Martínez (primer prelado juzgado en España), hizo que le condenaran toda su obra teológica, aunque el 16 de junio La Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe dió marcha atrás.
Inclusive, según contaba Religión digital los obispos de Orense y de Lugo, advirtieron por aquel entonces a sus colegas de la Comisión Episcopal el revuelo que podría organizarse si le condenaban, tanto en Galicia como en los círculos teológicos de medio mundo, sobre todo si lo hacían sin avisar al propio interesado –cosa habitual entre estos inquisidores- y sin la intervención de Roma.
Y mas tarde en Noviembre de 2011, El obispo de Bilbao, Mario Iceta, prohibió una conferencia que iba a impartir en Bilbao este 16 de febrero, invitado por el Instituto Diocesano de Teología y Pastoral de Bilbao, IDTP, la charla titulada Dios en un mundo injusto.

Ver la notificación completa de la CEE.
El nuevo hereje español, según el País.
La crónica de Público.
• Y la de José Manuel Vidal en El Mundo.

• Sus primeras declaraciones: “La Comisión de la Fe me acusa sin la mínima seriedad teológica exigible”.
La respuesta de Redes Cristianas.
José Mª Castillo en su “Elogio de la disidencia”.
El apoyo de Xavier Picaza.
Las declaraciones del Catedrático de teología Martín Gelabert.
• Y otra respuesta de apoyo de las muchas recibidas en solo tres días.


Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO: