lunes, 25 de abril de 2011

De claveles, izquierdas y otras celebraciones.


Esta semana izquierda unida cumple 25 años.
Una relativamente pequeña historia marcada por la necesidad de su constitución para congregar a las fuerzas de izquierdas de este país y que, con sus aciertos y sus errores, ahí está, caminando entre los palos propios y ajenos que se le ponen en las ruedas, para ofrecer propuestas alternativas de izquierdas que ya nadie defiende en nuestros parlamentos.


Hoy también conmemoramos los 37 años de la Revolución portuguesa, esa gran revolución social que fue conocida como “de los claveles” y a la que me quiero sumar para recordar la lucha revolucionaria de un pueblo que se alzó indignado.
La mejor celebración para IU, aparte de actos como esa gran fiesta que tendrá lugar este sábado en Madrid, será el 22-M cuando haga buenos los resultados que en la calle y en las encuestas se observan y que seguro van a ser importantes (salvo en Albacete donde, desgraciadamente, no serán tan buenos).
Y estoy convencido del avance que IU va a tener en todo el estado, y en menor medida, aunque también, en nuestra región, por el buen hacer de gente como Cayo Lara, autentico líder que no puede salir más en los medios para no opacar a sus contrincantes, y por su ejemplar militancia.

Porque solo IU ha presentado diferencias programáticas de calado, incluso ante el Rey o ZP, solo IU ha votado en solitario contra determinadas propuestas conservadoras, militaristas y envío de tropas; y solo IU ha propuesto salidas reales y por la izquierda a la crisis actual. Un avance que también será por el triste espectáculo que protagoniza a diario ese bipartidismo tramposo y rastrero PPSOE y, como no, por las falsas políticas de izquierdas que un amortizado Zapatero pretende vendernos como inevitables.


Como afortunadamente no siempre se predica en el desierto, y menos cuando se trabaja desinteresadamente, con buena fe y con convicción, en esta provincia IU ha podido cerrar muy buenas candidaturas como las de Villarrobledo o La Roda –después de tantos años, por cierto -la de Chinchilla que seguro obtendrá un amplio respaldo, o las buenas opciones de Hellín o nuestra roja manchuela, por poner solo algunos ejemplos. Lástima del borrón a última hora en Almansa, donde ojala y la ciudadanía perdone ese pequeño disenso interno, -pues programa tiene y necesaria es- y más lástima aún de la capital, donde por las malas artes de quienes manipularon su asamblea local hasta quedarse con todo, (como ya hicieran con Nueva Izquierda) IU pagará, con un menor avance que en el resto, la traición de la ambición.

Pero bueno, el tiempo y la ciudadanía pondrán a cada quien en su lugar, y hoy me quedo con el recuerdo de esa bella revolución portuguesa del 25 de abril de 1974 donde se operó la transición a la democracia -desde esa larga dictadura imperialista de Salazar-Caetano-, sin derramamiento de sangre, y donde el pueblo, cansado, empobrecido, y muy en contra de la guerra colonialista mantenida en África, dijo basta.
¡Ojala y nuestros soldados colocaran claveles en los cañones de sus fusiles, y así hicieran bueno ese canto que tanto me gusta: “Hoy comienza una nueva era, las lanzas se convierten en podaderas. De las armas salen arados y los oprimidos son liberados”.



SI QUIERES :
Wikiovotar

lunes, 18 de abril de 2011

Así no queremos que vengas, Benedicto.



Ayer, Domingo de Ramos, fue el día en el que para los cristian@s comenzó formalmente la Semana Santa. La liturgia correspondiente invitaba, precisamente, a esperar a un Dios muy diferente al que continuamente se nos quiere presentar. Un Dios “especial”, empeñado en mostrarse débil, sencillo y pobre. Y para más INRI, San Pablo también va y lo remacha “…que nunca hizo alardes de su categoría”.

Viene a cuento este comentario –hoy mas religioso que político- porque no puedo evitar correlacionarlo con la próxima visita del Papa a Madrid con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ 2011); esa por la que el Cardenal Rouco ha montado todo un “gran negocio” (como parece que se le escapó a través de un micrófono mal cerrado) con esa “Fundación Madrid Vivo” que el preside, y esa por la que, con la ayuda del gobierno que se dice socialista, que ha declarado la Jornada “ acontecimiento de excepcional interés público”, los generosos financiadores, se desgravaran un 80% y no se si hasta ganaran las indulgencias plenarias.
Y no puedo evitarlo yo, ni las comunidades cristianas populares (CCP) a las que pertenezco, ni los más de 140 grupos eclesiales que, bajo la ya conocida plataforma de “Redes Cristianas”, hemos sacado a la luz, esta pasada semana, una amplia reflexión que puede verse íntegramente en su Web (www.redescristianas.net). Para quien no lo sepa, somos parte de la Iglesia Católica Apostólica y Romana pero -eso sí- en una comunión muy crítica con su trasnochada jerarquía, que apuesta por una iglesia plural y participativa en una sociedad laica y democrática.

Por eso, ante lo que consideramos una incoherencia tan grande (de la iglesia jerárquica), un engaño manifiesto ( de las administraciones y de la Jerarquía) y un pretendido negocio (tanto para la Iglesia como para las empresas cofinanciadoras), desde Redes Cristianas hemos creído que la celebración de esta JMJ 2011 era una buena ocasión para hacer llegar esa “otra voz de iglesia”.
Visiten, si no me creen, la propia web de la Jornada y comprobarán el escándalo que supone gastar –y más en tiempos de crisis- la friolera de 50 millones de euros, la vergüenza que significa que, en un estado aconfesional, se impliquen tan generosamente las tres administraciones civiles para que la ICAR pueda consolidar sus injustos privilegios (el gobierno con 8 ministerios y comunidad y ayuntamiento de Madrid, lo que le pidan), y la incoherencia que implica ese negocio con los patronos y empresas que más han “robado” durante esta crisis en España, que más han expoliado y empobrecido al Tercer Mundo y que para colmo, ya fueron recibidos hace casi un año en el Vaticano (Ver video AQUI): patronos como Emilio Botín del Santander, Iñigo Oriol, de Iberdrola, Cesar Alierta de Telefónica, Luca de Tena del ABC, Díaz Ferrán de la CEOE...o multinacionales como el BBVA, la Caixa, el Corte Inglés, Endesa, PRISA, FCC…
Y es que el evangelio lo deja muy clarito: “no se puede servir a Dios y al dinero” ¿Verdad Sr. Rouco, o estoy manipulando la cita de Lucas?
En definitiva, que así, ni pobre, ni sencillo, ni débil, y con ese alarde tan antievangélico, así, no queremos que vengas.



SI QUIERES :
Wikiovotar

jueves, 14 de abril de 2011

¡ A POR LA TERCERA! Que ya va siendo hora.



¡Referéndum de una vez y República otra vez!

Hoy se conmemora el 80 aniversario de la proclamación de la II República, ese sistema de doctrina y práctica tan legítimo y democrático, salido de las urnas, que tantas mejoras supuso para la clase trabajadora y que fue segado por un golpe de estado fascista que hoy sigue sin ser condenado, precisamente por quienes a otros partidos le exigen unas condenas que ya han hecho y les prohíben participar en esta democracia, cada día mas descafeinada.


Los enormes valores impulsados por la II República deberían ser –al menos en estos días- un obligado recuerdo de lo que sin duda alguna es la mejor forma de soberanía popular. Hacer memoria histórica de la Segunda República Española debería ser una materia obligada de educación para la ciudadanía, como ya es un deber para quienes defendemos la justicia, la libertad, la igualdad y la fraternidad.

Los logros de la IIª República Española, nunca se han valorado suficientemente: se estableció por primera vez un sistema auténticamente democrático, se conquistó el voto femenino, se consiguió generalizar la educación, se extendió la laicidad en las instituciones públicas, se emprendió la reforma agraria y se democratizó el Ejército. Pero claro todas estas reformas no gustaron a la privilegiada oligarquía pudiente, ni a la iglesia conservadora de esa sociedad, que disconforme y traidora, respondió con el golpe de Estado de Franco que ocasionó la espantosa guerra civil y su consiguiente y terrible dictadura.

Yo, hoy, modestamente quiero celebrar, recordar y poner en valor esa pacífica manera de obtener la victoria que obtuvieron las candidaturas republicanas en las elecciones municipales del 14 de Abril de 1931 y ojala que mas pronto que tarde volvamos a ver las tricolores en los balcones y esas mareas humanas que inundaron las calles y plazas de nuestros pueblos y ciudades, soñando y concibiendo un futuro lleno de esperanza.

Porque hablar de República es hacer una propuesta cargada de futuro; el futuro de un sistema democrático cuyo funcionamiento dependa de la responsabilidad de la ciudadanía y no únicamente de la dejación de nuestro autogobierno. Un sistema fundado en la participación y en la deliberación como un verdadero ejercicio de la ciudadanía. Una propuesta de ruptura de tal alcance que su carga revolucionaria restituya al pueblo, la participación, la decisión y el autogobierno compartido que es lo que engrandece moralmente a las personas. Una propuesta que ennoblece en suma, la verdadera actividad política, basada en el compromiso y la actuación de todos/as para organizar nuestra libertad y construir nuestra propia felicidad.

Nunca pude entender que esa común-unión de reaccionarios, eclesiásticos, militares y terratenientes nos sometieran en el siglo XIX a un trono Borbónico que traicionó y fusiló tanto la I como la II República. Pero tampoco puedo entender como aún hoy, no hayamos conseguido preguntarle al pueblo, mas juancarlista que monárquico, qué sistema de gobierno prefiere. Ese referéndum tiene que llegar ya, antes de que heredemos un Felipe VI más.

La República se alcanzó democráticamente por dos veces y sin derramamiento alguno de sangre; ¡Que venga la tercera ya!. Y como dice el pueblo que no hay dos sin tres, referéndum de una vez y República otra vez. ¡Salud y República!


SI QUIERES
Wikiovotar

jueves, 7 de abril de 2011

Movilizados con la Juventud y por la reconstrucción de su futuro.



Aunque uno no siempre puede estar en Madrid, quede desde aquí mi pleno apoyo a la MANIFESTACIÓN convocada para hoy por esa “JUVENTUD SIN FUTURO” a las 19 h, en la Plaza de Antón Martín de Madrid.

Como dice uno de los eslogan que seguro corearan es muy triste que esta “juventud más preparada de nuestra historia, vaya a vivir y lo esté haciendo ya peor que sus padres. Es justo lo que lamentaba hace unos meses un buen amigo mio cuando ante 200 personas confesaba su dolor e impotencia al ver que sus tres hijos, infinitamente mejor preparados que él, estén ganando en el mejor de los casos menos que él que era ya un prejubilado y nada rico.

Afortunadamente hay jóvenes que lo van teniendo claro. Y si no como plantean abiertamente “Nosotras y nosotros, la generación precaria, señalamos a los culpables y reivindicamos ser escuchados” si no fuera porque están señalando el verdadero “quid de la cuestion”.

No sin razón vuelven a reescribir esas consignas del mayo francés “Soyed réalistes, demandez l´impossible”, que en palabras de hoy, y visto en otro de los lemas que exhibirán reza: “Nos habéis quitado demasiado, ahora lo queremos todo”.


Yo no creo que se vayan a quedar cruzados de brazos, si que en general pasen tan olímpicamente como señala Forges ayer –no se si con gran desconocimiento de esta iniciativa o con ironía- en la viñeta que al lado se reproduce.


Desde aquí mi “chapeau” a quienes ha desarrollado este importante trabajo de difusión y concienciación pese a que la prensa, en general, y tras una adecuada difusión de la movilización ha mostrado su habitual complicidad mediática cuando se trata de informar de actos contra el sistema, hasta hacerla parecer inexistente.

Finalmente os dejo el manifiesto que lógicamente suscribo y he firmado en su Facebook

El manifiesto en:
http://www.juventudsinfuturo.net/

Juventud SIN futuroNosotras y nosotros, la juventud sin futuro, nos dirigimos a la opinión pública para mostrar nuestro desacuerdo con la política de recortes sociales del Gobierno, y la consecuencia más grave y con mayor impacto en el futuro que estas medidas representan: la juventud más preparada de nuestra historia vivirá peor que sus padres. La agresión contra el colectivo juvenil en un escenario de crisis capitalista, con una tasa de paro juvenil del 40%, la más alta de la UE, se materializa principalmente en tres medidas: o La Reforma laboral, que aumenta la temporalidad de nuestros contratos, la flexibilidad laboral y supone la desaparición de la negociación colectiva, convirtiéndonos en trabajadores precarios/as de por vida o La Reforma del sistema de pensiones, que retrasa la edad de jubilación y reduce la cuantía de nuestras futuras pensiones y nos dificulta aún más encontrar un trabajo digno.

Todo ello nos plantea un horizonte sin futuro o La mercantilización de la Educación pública, que apuesta por la rentabilidad privada, y no por la formación y el conocimiento. Una universidad de élite para una minoría y fábrica de precarios para una mayoría, con medidas que se concretan en una nueva selectividad que pone trabas al acceso a la universidad y en la degradación de la formación profesional. Somos las y los jóvenes a quienes las élites económicas y las políticas de nuestros gobiernos nos quieren convertir en la generación sin formación ni trabajo ni pensión digna. Aquellos que, además, no tendremos casa en nuestra vida, desde que los especuladores hicieron del derecho a la vivienda un negocio con el que enriquecerse; un modelo de crecimiento económico que ha fracasado y ha generado esta crisis. Hemos tomado conciencia de que las medidas de salida a la crisis económica se han realizado a través de una constante socialización de las pérdidas. Frente a la salida de la crisis por la derecha, nosotras y nosotros, la generación precaria, señalamos a los culpables y reivindicamos ser escuchados. Queremos recuperar nuestra capacidad para ser actores de un motor de cambio, combatiendo un país de precariedad, desempleo y privatización de nuestra educación. Somos además conscientes de que la movilización y la lucha tienen sentido, pero sobre todo de que son necesarias. Italia, Francia, Grecia o Islandia nos enseñan que la movilización es indispensable. El mundo árabe nos demuestra que la victoria es posible. Por eso llamamos a un ciclo de movilizaciones que recuperen la voz de la juventud en la calle, y lo hacemos extensivo a la sociedad civil. Nosotras no nos fiamos, sabemos que esto sólo lo solucionamos sin los que causaron esta crisis. Instamos a emprender la movilización colectiva, a reivindicar nuestro derecho a disentir, a reconstruir nuestro futuro. Los abajo firmantes, estudiantes y miembros de la comunidad educativa, jóvenes trabajadoras y jóvenes trabajadores, movimientos sociales, profesionales de la ciencia, la técnica; mundo de la cultura y de las artes dan respaldo con su firma a este llamamiento a la movilización.


SI QUIERES:
Wikiovotar

martes, 5 de abril de 2011

DEMOCRACIA PARTICIPATIVA, ¿un nuevo partido para desencantados?


Si contra la guerra de Irak la gran mayoría ciudadana lo teníamos claro, y nos manifestábamos por las calles, con la guerra de Libia aún no llegamos a tanto. No obstante y con un antimilitarismo creciente, las últimas encuestas ya arrojan entre un 40 y un 60% de gente contraria a esta nueva intervención petrolífera, aunque nos la vistan de defensa de los DDHH del pueblo Libio. Curiosamente en el parlamento español menos del 1% (3 diputados de IU y del BNG) votaron honrosa y coherentemente contra la guerra. Un ejemplo más de la disintonía que hay entre la calle y nuestros “representantes” políticos.

Si a esto unimos esa injusta ley electoral, que impide reflejar la pluralidad del arco ideológico, los excesivos casos de corrupción de la mayoría de los partidos (sobre todo PP y PSOE), o la profesionalización de muchos “servidores públicos” a quienes no se les levanta del sillón ni aún tocándoles el himno nacional, entenderemos porqué la excesiva desafección social, desánimo y apatía ante la Rex Pública en general y ante las próximas elecciones en particular.

Como hay mucha gente preocupada, cada día surgen nuevas iniciativas para intentar paliar la actual situación que, a sentir de algunos, está poniendo en peligro la misma democracia. Hace días comentamos las mesas cívicas o mesas de convergencia, que a nuestro juicio son muy interesantes para devolver la voz, la ilusión y la palabra a la ciudadanía, en los barrios, grupos y centros de trabajo. Yo ya me apunté y espero surja más gente por estos lares para ponerlas en marcha y poder recuperar esa soberanía popular que hoy está totalmente secuestrada.

Y otra de las primicias -y novedad- que puede presentarse en Albacete capital, donde mucha gente se niega en rotundo a votar a ninguna de las 4 candidatas en liza, –si llegan a tiempo para estas municipales, pues acaba de inscribirse a nivel nacional- es “Democracia Participativa”, que tiene muy buena pinta para convencer a desencantados, abstencionistas y votantes en blanco. Su virtualidad un programa de mínimos, candidaturas elegidas por sorteo (con un compromiso firmado ante notario), salarios y mandatos limitados, con representantes que son meros portavoces que llevarán el voto resultante de sus constantes consultas y todo ello, gracias a una tecnología avanzada y segura.


La plataforma parte con 18 o 20 partidos, movimientos o asociaciones tales como Asamblea de Votación Electrónica, Partido Pirata, Partido de Internet, WikiPartido, Regeneración de la Democracia en España, Presupuestos Participativos, Nueva Democracia, Plataforma de Decisión Ciudadana, Civitas Máxima, Red Democrática, Coordinadora Ciudadana, o “lo primero A LA CALLE”
Y entre sus principios mínimos, aún perfilándose, destacan objetivos tan novedosos como que todo se base en la decisión directa o participativa de la ciudadanía, partir del respeto explícito a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la reforma de la Ley Electoral, la laicidad del Estado, o el posibilitar que los cargo electos sean depuestos por la ciudadanía en cualquier momento, y el fomento de una política de bajo coste que reduzca los gastos del Estado y los sueldos de los cargos políticos.
Este martes, a las 5 de la tarde, en el Ateneo, nos invitan para informarnos. Bienvenid@s sean.


SI QUIERES:
Wikiovotar

lunes, 4 de abril de 2011

Conferencia integra de Cayo Lara en el Forum Europa Nueva Economía, hoy.



"Desde la última vez que tuve el honor de pisar esta Tribuna hasta hoy la crisis económica en nuestro país se ha agudizado. Hoy estamos peor que ayer".
Esta frase literal que utilicé aquí hace un año y cinco meses tiene hoy total vigencia. Hoy estamos peor que entonces. En estos 17 meses ha crecido el número de parados según la EPA en 677.000 personas, a un ritmo de 40.000 parados mensuales, más los de este trimestre. Este año van a ser desahuciadas de sus casas unas 300.000 familias que no pueden pagar la hipoteca porque han perdido el empleo. El crédito sigue llegando lento y caro a las pymes y a los autónomos. Aumenta el número de personas en exclusión social. Las recortadas partidas de ayuda de los servicios sociales de los ayuntamientos se agotan en los primeros 6 meses del ejercicio; más de 1,1 millones de parados están sin ayuda; 1,2 millones de familias tienen todos sus miembros en paro, crece el número de personas a las que se reduce su ayuda, al pasar de la prestación al subsidio, y se han reducido y limitado la ayuda de 426 euros.
Hoy hay más pobres y más ricos que hace 17 meses. La inflación se sitúa en el 3,6% y la previsión del PIB es de un 0,8% para 2011, lo que significa que la economía está estancada. Paro, inflación y estancamiento económico forman un cóctel peligroso.
Los datos anteriores sólo vienen a demostrar que las medidas adoptadas por el Gobierno frente a la crisis han sido, además de injustas, inútiles, y sólo han generado más sufrimiento para demasiada gente y desesperanza para el conjunto de la ciudadanía.
La política de recortes en los Presupuestos de 2010 y en la inversión pública a principios del mismo año, coincidiendo con el primer ataque significativo contra la deuda soberana de Grecia, Portugal, Irlanda…, y España, marcó una tónica lesiva para la economía y el empleo. El 12 de mayo de ese año el presidente del Gobierno nos decía en el Congreso que había que ‘sufrir ahora para ser más felices en el futuro’ porque había que dar señales positivas a los mercados. Aplicaba así el ‘tijeretazo’ con unos 15.000 millones de euros en recortes salariales, económicos y sociales. Ese día situaba a la democracia de rodillas ante los mercados especulativos internaciones.
Se puso en marcha la reforma laboral con la falsa excusa de crear más empleo estable. Fue contestada por la Huelga General del 29-S. Se aprobó en el Congreso el Presupuesto para 2011, el más raquítico de todas las legislaturas de Zapatero, con un recorte medio del 9% sobre el del año anterior. Recortes en empleo o inversión pública en partidas como las de Fomento o Medio Ambiente, que llegaban a reducirse en un 30%.
Paralelamente se hacían concesiones a determinados sectores empresariales, como las de la reunión que el presidente del Gobierno mantuvo con los representantes de las 37 mayores entidades financieras y empresariales.
La aprobación del anteproyecto de ley de Reforma de Pensiones a principios de 2011 certificaba la voluntad del Gobierno de continuar cargando la crisis sobre las espaldas de los que no eran responsables de ella para continuar contentado a los mercados y a los banqueros.
Sin embargo, la reducción del déficit público como justificación de la política de ‘ajuste duro’ se podía haber resuelto con la búsqueda de mayores ingresos, teniendo en cuenta que, según los datos de la Agencia Tributaria, una cuarta parte del PIB no paga impuestos en España. Ello significa que 250.000 millones de euros están fuera del control de Hacienda y que la política de reducciones fiscales, más a los más ricos, aplicadas en los 15 años de gobiernos de José María Aznar y Rodríguez Zapatero han sido responsables de generar un 40% del déficit público, según los datos aportados por el propio Fondo Monetario Internacional.
Esta línea de actuación, de lucha contra el fraude fiscal, reforma fiscal progresiva y lucha contra la economía sumergida que llevamos pidiéndole al Gobierno desde Izquierda Unida y los sindicatos desde el inicio de la crisis es la que podía haber contribuido a dar una salida social a la misma, obteniendo recursos para abordar la reducción del déficit público, el incremento de la inversión pública del Estado y la generación de empleo, manteniendo las transferencias a las CC.AA. y ayuntamientos, invirtiendo en Educación, en I+D+I, en sectores de servicios públicos y en energías renovables, entre otros. Sin embargo, la ausencia de voluntad política y el servilismo del Gobierno al poder financiero y especulativo, así como a determinados sectores empresariales, lo ha impedido. Valga como botón de muestra que la Agencia Tributaria vio recortado su presupuesto un 6,1 y 5,7% los años 2010 y 2011, respectivamente.
El Gobierno no ha adoptado ni una sola media frente a los responsables de la crisis. Salvo la tímida medida de incrementar dos puntos en dos nuevos tramos del tipo marginal del IRPF y añadir un nuevo tramo, y algún punto más los beneficios del capital, no se han adoptado medidas frente a los responsables de la crisis para que contribuyeran social y justamente en su salida. Rodríguez Zapatero incumplía una vez más su palabra de establecer un impuesto a los más ricos.

Mientras tanto, los reducidos ingresos a la Hacienda Pública proceden cada vez más de las rentas del trabajo y de los impuestos indirectos en comparación con los provenientes de los beneficios del capital. El tipo medio efectivo recaudado en 2009 del Impuesto de Sociedades, después de las bonificaciones fiscales, sólo llegó al 10%. Sólo 10 entidades financieras y empresas del sector energético han declarado unos beneficios en 2010 de 37.000 millones de euros.
El presidente del Santander afirmaba la semana pasada que era el ‘claro ganador de la crisis’, con unos beneficios netos del periodo 2007/2010 de unos 35.000 millones de euros, con un reparto de dividendos a los accionistas de unos 19.000 millones.
Tampoco ha habido austeridad en los salarios de los altos directivos y ejecutivos de las empresas cotizadas en Bolsa, que recibieron en 2010, cada uno, unas retribuciones medias anuales de 1 millón de euros.
Algunos son insaciables y cabe recordar aquí lo que les decía hace años a un grupo de empresarios un alto responsable de marketing, y lo digo con sumo respeto a las personas que tienen esta discapacidad: “En un país de cojos, éstos entienden que otros vayan andando con normalidad, pero lo que no aceptarán, antes o después, es que otros salgan corriendo haciendo mofa de los que caminan con dificultad”.
El escenario de las elecciones
Así, el decreto de convocatoria de las Elecciones Municipales y Autonómicas nace precedido de este panorama injusto y de sufrimiento de tanta gente, en medio de la bancarización de las cajas de ahorro, de la catástrofe nuclear de Fukushima que cuestiona con más intensidad, si cabe, la energía nuclear, de la decisión en la UE de poner en marcha el llamado ‘Pacto del Euro’ que obligará a profundas reformas legales y que es una especie de nueva Constitución Europea neoliberal encubierta, y con una intervención militar en la ya guerra civil de Libia.
Igualmente, asistimos a una seria crisis de la democracia originada por la desafección alimentada por la corrupción. Una crisis política en el liderazgo del partido del Gobierno, una elevada desconfianza de la ciudadanía tanto hacia el jefe del Gobierno como hacia el máximo responsable del PP, según se desprende de todas las encuestas.
La evolución de la crisis confirma nuestro análisis
Por tanto, vamos a unas elecciones en un contexto de profunda crisis económica, con más expectativas de agravamiento que de mejora. En todo caso, la gestión de los ayuntamientos y gobiernos autonómicos durante la próxima legislatura (2011-2015) va a estar en clave de crisis y, especialmente, en clave de un elevado paro, porque no hay ninguna previsión de que el desempleo mejore de forma clara antes de 2016.
Todo ello con unos ayuntamientos en dificultades financieras por la asunción de competencias de gasto que competen a otras administraciones (se calcula en un 35%), situación agravada por no haber resuelto la financiación local, a pesar de los compromisos gubernamentales de abordarla en paralelo a la financiación autonómica. Quiero destacar que la iniciativa presentada por IU en el Parlamento, el pasado 8 de marzo fue rechazada por el grupo el grupo del PSOE y contó con la abstención del PP.
De esta forma, podemos afirmar que hay más elementos de preocupación que de ‘brotes verdes’ porque a los datos ya apuntados hay que añadir que este mes es muy posible que el Banco Central Europeo aumente los tipos de interés. Eso será un freno añadido a nuestras posibilidades de relanzamiento de la actividad económica. Si ahora el crédito es escaso, el futuro anuncia crédito escaso y caro.
Las amenazas sobre nuestra deuda soberana tienen más que ver con la debilidad de nuestra economía para impulsar un crecimiento significativo y sostenido que con la situación de la deuda pública, que aunque está creciendo todavía se mantiene en niveles moderados en comparación con otros países de la UE. Pero el Gobierno no responde a esa realidad.
Las medidas del Gobierno no sirven para avanzar en la salida de la crisis
En consecuencia, seguimos pensando que las medidas que está adoptando el Gobierno sirven para cosas muy distintas a las que tienen que ver con la salida de la crisis. Sirven esencialmente para detraer recursos que serían útiles para la creación de empleo y el impulso de la economía real y dirigirlos hacia los beneficios de la banca privada. Todo lo que se está haciendo por parte del Gobierno va en esa dirección: garantizar beneficios al capital financiero que facilite su saneamiento ante la importante deuda que tiene como consecuencia de sus aventuras especulativas relacionadas con la ‘burbuja inmobiliaria’.
Por eso no hay crédito para la pequeña y mediana empresa, por eso no hay crédito para las familias, de forma que pueda aumentar más el consumo privado, por eso no se impulsa la economía real de forma que se pueda crear empleo.
Paul Krugman, premio Nobel de Economía, y no sabemos si todavía asesor del presidente Rodríguez Zapatero tras el fichaje de Boyer, subrayaba en un artículo publicado en el diario ‘El País’ el pasado 27 de marzo el dramático error que están suponiendo las políticas europeas de austeridad, recorte del gasto público y demolición del Estado del bienestar.
La reforma laboral no está sirviendo para lo que se anunció, la contratación indefinida sigue siendo tan escasa como la que había antes del inicio de la aplicación de la reforma, y de eso va a hacer ya 10 meses.
La reforma de las cajas de ahorro es la mayor entrega de recursos al capital financiero privado. Esta reforma que el Gobierno ha puesto en práctica con el apoyo del Partido Popular representa la más gigantesca transferencia de recursos hacia el capital financiero producida en nuestro país desde 1939. Y lo quieren justificar, además, con una situación crítica de las cajas, consecuencia de una operativa bancarizada y especulativa.
¿Cuánto tiempo hace que no se habla de Islandia en nuestros medios de comunicación? ¿Tendrá algo que ver que en este país resolvieron sus problemas financieros mediante un referéndum por el que la ciudadanía se negó a pagar o a respaldar la deuda de los bancos privados con dinero público? Sólo ha ocurrido que Islandia ha comenzado a salir de la crisis. No es pequeña cosa.
Tal vez haya que aceptar que en España los bancos sean demasiado grandes para dejarlos quebrar, porque entonces nos quedaríamos sin instrumentos financieros en nuestra economía. Pero la respuesta a eso no es la política del Gobierno, la respuesta es la creación de una Banca Pública sin prácticas especulativas y que pueda hacer lo que los bancos privados no quieren o no pueden. Por eso entendemos que la reestructuración de las cajas de ahorro es una oportunidad difícilmente repetible para crear esa Banca Pública.
Estamos radicalmente en contra de la privatización y bancarización de las cajas de ahorro y estaremos radicalmente en contra de que dentro de unos años las cajas que ahora sean prácticamente nacionalizadas sean devueltas al capital privado. Por eso vamos a desarrollar una campaña política para reivindicar su carácter público y para que sean el polo de Banca Pública que la economía española necesita. En esto tienen que jugar un papel importante los parlamentos autonómicos que se elijan en las próximas elecciones.
La equivalencia de las políticas de PP y PSOE
Todas estas políticas neoliberales aplicadas por el Gobierno de Rodríguez Zapatero han llevado a un desencuentro importante entre la base social que le aupó a La Moncloa y sus políticas.
Como dice Eduardo Galeano ‘que duro es escoger entre lo mismo y lo mismo’. A ello nos ha conducido un bipartidismo grabado a fuego en la Transición, cuyo objetivo es que nada cambie en lo fundamental y para ello se ha subordinado la democracia al interés de los poderes fácticos, para que no puedan consolidarse opciones alternativas en la política de este país. Y digo ‘elegir entre lo mismo y lo mismo’ cuando las políticas que aplica en lo fundamental el Gobierno del PSOE son las que recomienda FAES y su presidente José María Aznar en un documento fechado el 30 de marzo de 2009 con el título ‘Ideas para salir de la crisis. Una contribución para el debate. Aznar propone 16 puntos que nosotros hemos resumido en 7 bajo la denominación de ‘Los Mandamientos de FAES’.
Veamos:
1) Recorte del gasto público, recorte de empleo público, austeridad y privatizaciones de empresas públicas: cumplida por el Gobierno del PSOE.
2) Rebajas de impuestos: cumplida.
3) Una profunda reforma laboral: cumplida.
4) Reforma del sistema de pensiones, cumplida por el Gobierno y en trámite parlamentario.
5) Reestructuración financiera, privatización de las cajas de ahorros y reforma de la regulación financiera: cumplida.
6) Modificación del modelo energético, centrales nucleares: cumplida.
7) Reestructuración del modelo autonómico: en la mesa del Gobierno.
Tanto es así que la crítica a la política del PP elaborada desde la fundación que dirige el antiguo ministro Jesús Caldera se centra más en aspectos cuantitativos que en los ejes esenciales antes señalados, compartidos por ambas fuerzas.
Además, a esto sin duda habría que añadir el esfuerzo por la mayor competitividad, la liberalización de servicios, la unidad de mercado y la apertura comercial, que son componentes importante del ‘Pacto del Euro’, en el que nuestro Gobierno aspira a ser alumno aventajado, al igual que ha hecho junto con el redescubrimiento de la guerra como mecanismo humanitario que ya hizo suyo Aznar en Irak.
La intervención militar no protege a los civiles Las elecciones se van a celebrar también en un contexto de participación en una intervención militar. Izquierda Unida ha mantenido y mantiene su oposición a la intervención militar en Libia y a la participación de tropas y efectivos militares en ella, así como a la utilización de bases españolas en las operaciones que, con esta finalidad, desarrolla la OTAN y otros países ajenos a ella.
Si tenemos en cuenta la posición de la ciudadanía no estamos aislados. El Parlamento, con la excepción de IU y del BNG, va por un lado y la mayoría ciudadana va por otro según todas las encuestas y a pesar del bombardeo mediático a favor de la intervención. Quienes están lejos de la sensibilidad popular son quienes han votado a favor.
La primera víctima de la guerra, como en todas, ha sido la verdad. ¿Cómo se puede invocar el derecho humanitario para justificar esta intervención? No hay ningún antecedente en las intervenciones militares de los países de la OTAN en el que se pueda apreciar que el interés humanitario ha sido la causa determinante. Tampoco hay ningún consecuente: después del caso libio se ha producido la intervención militar de Arabia Saudí en Barehin o el anterior bombardeo de Gaza. Ni un solo caso antes y ni un solo caso después. Lo que hay es una intervención por motivos económicos y políticos: en lo económico, el petróleo en las puertas de Europa; en lo político, la necesidad de controlar los procesos de rebelión social que se están produciendo en muchos países árabes.
Planteamos al Gobierno español que se sume expresamente a las iniciativas que reclaman un alto el fuego en este conflicto. Alto el fuego que podría ser supervisado por la Organización de la Unidad Africana y que permitiría crear las condiciones para una salida negociada y política.
Izquierda Unida es solidaria con los procesos de rebelión social que se están dando en numerosos países árabes y que muestran la existencia de una lucha social que los grandes medios de comunicación han ignorado durante años. En Túnez, el papel de los sindicatos ha sido y es clave. En Egipto, los antecedentes están en las huelgas que se han producido en el país desde 2006 y en la eclosión de una juventud (que es el 63% de la población) con planteamientos claramente antiimperialistas, junto a capas medias liberales. Frente a ellos, el Ejército, muy influido por los intereses de Estados Unidos, los restos del partido de Mubarak y los Hermanos Musulmanes, han formado un frente para controlar el proceso a través de una reforma constitucional meramente formal que obtuvo un tímido resultado positivo en el referéndum del 20 de marzo.
Es claro que nuestro respaldo debe ir a las fuerzas sociales que quieren abrir un horizonte democrático, progresista y laico en Egipto y es claro que todos estos procesos están llegando a nuestra opinión pública a través de la mediación de grandes medios de comunicación con intereses explícitos en la orientación de los acontecimientos y en condicionar la solidaridad de los pueblos de Europa.
El ‘Pacto del Euro’ tendrá una influencia decisiva en la gestión de las corporaciones locales y, muy especialmente, en la de las CC.AA.
El ‘Pacto del Euro’ supone un ataque sin precedentes contra la Europa social y democrática. Es una vuelta de tuerca más contra los derechos laborales y sociales de los trabajadores de la Unión Europea y contra los sindicatos. Si queremos tener otro ejemplo más del acuerdo de fondo entre las posiciones neoliberales y social-liberales que en España representan principalmente PP, CiU y PSOE, lo podemos encontrar en las medidas contenidas en esta resolución del Consejo Europeo.
El Pacto, con la excusa de reforzar la competitividad, pretende reducir aún más la participación de los salarios en la renta nacional, ligando los aumentos salariales al incremento de productividad lo que, de paso, vacía de sentido la negociación colectiva. Busca alargar la edad de jubilación para debilitar los sistemas públicos de pensiones y desarrollar buena parte de las iniciativas restrictivas de derechos y servicios sociales que ya están en aplicación en nuestro país con el impulso del Gobierno del PSOE.
El ‘Pacto del Euro’ es también un ataque a la Europa democrática, ya que quienes no lograron imponer la Constitución Europea por el rechazo de los pueblos intentan ahora una ‘Constitución implícita’ con el ideario neoliberal como eje.
Este Pacto obligará a modificar las legislaciones fundamentales de los 27 países que forman la UE. En España, además, condiciona los Estatutos de Autonomía de las CC.AA. y el nivel de prestación de los servicios sociales, que dependen de las autonomías y en algunos casos de los ayuntamientos.
El intento de trasladar a la legislación la limitación del déficit y la utilización del superávit constituye un severo ataque a las competencias autonómicas y municipales. No es cierto que estas instituciones tengan una participación preocupante en la deuda pública. A finales de 2010 la deuda de la Administración Central era del 46% del PIB (487.870 millones de euros), la de las CC.AA. del 10% (110.455 millones de euros) y la de las corporaciones locales sólo del 3,3 % del PIB (35.442 millones de euros).
Por todo lo anteriormente explicado, reclamamos que los contenidos de ese Pacto se sometan a referéndum. Izquierda Unida, de acuerdo con el Partido de la Izquierda Europea (PIE) va a desarrollar en toda Europa una campaña con ese objetivo.
En España, Izquierda Unida propondrá en el Parlamento las iniciativas necesarias para oponernos a esas medidas y estaremos hombro con hombro con los sindicatos para defender los salarios y la negociación colectiva.
Resulta sorprendente que, antes de comparecer en el Parlamento, el presidente del Gobierno haya informado de estas cuestiones a los 44 grandísimos empresarios y banqueros, en una reunión donde uno de ellos se permite pedirle que agote la legislatura y que remate la faena. Es curioso que este mismo banquero haya salido presumiendo de ser el claro ganador de la crisis de acuerdo con los jugosos beneficios obtenidos en los últimos ejercicios y que ya hicimos referencia anteriormente. Con ello, se refuerza y consolida la percepción de nuestro pueblo de que quien manda realmente en España es la Banca y las grandes empresas. Hasta ahora, sabemos que daban los consejos (o sería mejor decir las orientaciones) por teléfono o en discretas reuniones. Ahora se hace de forma expresa y con ‘bombo mediático’.
Elecciones para avanzar en la salida social de la crisis
Las Elecciones Municipales y las Autonómicas en la mayor parte de las Comunidades pueden tener resultados trascendentales para el futuro del país. Izquierda Unida las afronta en las mejores condiciones desde hace 15 años.
Por mucho que el Partido Socialista intente evitarlo en su campaña electoral, limitándola a la gestión local, son elecciones en el contexto de la más grave crisis económica que ha padecido nuestro país y son elecciones en las que los votantes están esencialmente preocupados por el paro y por los problemas económicos derivados de la crisis.
La pregunta es: ¿Qué se puede hacer desde los ayuntamientos o desde los gobiernos autonómicos para contribuir a la salida de la crisis? Inevitablemente la campaña se va a centrar ahí e Izquierda Unida va a hacer todo lo posible para que esa pregunta sea el centro del debate electoral.
El PP intenta difuminar que sus políticas son las mismas que las que defiende Zapatero, situando el debate en aspectos secundarios (Faisán) o escondiendo las similitudes detrás de valores abstractos (confianza, etc.). Pero, ¿qué confianza pueden inspirar desde el PP? ¿Alguien compraría a Camps un coche de segunda mano? En los lugares donde no gobiernan van a proponer como idea ‘el cambio’, pero ese cambio, como antes he dicho, es más de lo mismo. La diferencia es que habrá un mayor retroceso en los derechos cívicos y que serán otros los que se beneficien de la corrupción.
Por su parte, el PSOE va a centrar todos sus recursos en ‘localizar’ la campaña. Su problema es que la complicidad política de los gobiernos de las CC.AA. y de los ayuntamientos dirigidos por el PSOE es evidente y la tienen presente los ciudadanos.
Frente a ambos enfoques, el planteamiento de Izquierda Unida es intentar contribuir desde los ayuntamientos y CC.AA. a dar una salida social a la crisis.
El primer eje de las propuestas es ‘empleo, empleo y empleo’. Ya sabemos que los ayuntamientos tienen escasas competencias en la creación de empleo, pero la gestión municipal puede favorecer o dificultar la creación del mismo.
En segundo lugar: defensa de lo público, frente a la privatización creciente.
Y en tercer lugar: apoyo a la economía real, sobre todo a la pequeña empresa y a los autónomos.
El cuarto eje lo situamos en el desarrollo sostenible.
El quinto, en la lucha contra la corrupción. Cartel en los municipios ‘Libres de Corrupción’.
Hemos situado la lucha contra el neoliberalismo en el eje de nuestro discurso y de nuestros programas porque el neoliberalismo representa el mayor ataque a los derechos de los trabajadores y a la democracia. Entendemos el neoliberalismo como la expresión más acabada del capitalismo moderno y en él coinciden PP y PSOE.
Nuestra propuesta, nuestra política y nuestra gestión deben declarar ayuntamientos y comunidades Autónomas como escenarios políticos libres de neoliberalismo. No estamos planteando ninguna propuesta ideologizada. Hay espacios concretos para aplicarla: una determinada forma de entender las relaciones laborales en el ayuntamiento puede no ser neoliberal; una fiscalidad municipal progresiva, aún en los límites estrechos de la actual legislación, puede superar los conceptos neoliberales. Combatir la especulación inmobiliaria es claramente antineoliberal.
Vamos a presentar muchas más candidaturas que en las elecciones anteriores y eso es un buen reflejo del avance de Izquierda Unida en este período. Vamos a influir más en las instituciones municipales y autonómicas.
Pactamos con nuestros electores, nos comprometemos con la gente de izquierda.
Estamos ya en campaña electoral y del único pacto que proponemos es con nuestros electores. Es un compromiso de Izquierda Unida con la gente de izquierdas. De ese compromiso forma parte la idea de que ni por activa ni por pasiva permitiremos un Gobierno de la derecha en ningún sitio y frenaremos las políticas neoliberales, vengan de donde vengan. De ese compromiso forma también parte la idea de nuestros acuerdos políticos tendrán una ‘geometría variable’ que dependerá de la mayor o menor coincidencia programática y del correspondiente compromiso en la gestión que alcancemos. En cada sitio hay que analizar y valorar muy cuidadosamente la experiencia, allí donde ha habido acuerdos de gobierno, y sopesar la repercusión que lo local y más próximo a los ciudadanos tiene sobre la percepción global de nuestra política y nuestra coherencia.
Es el momento de pensar en todas estas cosas, aunque para hablar de ello tendremos tiempo suficiente una vez conocidos los resultados, que serán también una orientación relevante de lo que piensan los ciudadanos.
Izquierda Unida cumple 25 años
El próximo 27 de abril es el 25 aniversario de Izquierda Unida. Nuestro recorrido es joven pero, fructífero, con aciertos y errores.
No estamos trabajando en estas elecciones para ganar un punto o dos o unos centenares de concejales. Estamos decididos a intentar conquistar, con toda modestia pero con determinación, la confianza de una parte importante de los ciudadanos y ciudadanas de este país. Aspiramos a ser una fuerza de gobierno en función de la confianza que nos dé el pueblo. La democracia española y la cohesión social requieren una fuerza con propuestas alternativas, radicales en cuanto que intentan ir a la raíz de los problemas, pero rigurosas y solventes. Reivindicamos la plena legitimidad para aspirar a aplicarlas democráticamente.
Nuestra propuesta es que el cambio de modelo productivo sea el terreno de debate democrático para negociar una política que permita una salida real de la crisis.

El vídeo de la conferencia puedes descargarlo en:
http://www.youtube.com/watch?v=EfJejBVnVA0

________________________________________


SI QUIERES:
Wikiovotar