lunes, 19 de abril de 2010

La Justicia que persigue a los justos



Dice Eduardo Galeano –tan conciso y certero como siempre- que el juez Baltasar Garzón se sienta ahora en el banquillo de los acusados porque ha amenazado la impunidad de los ladrones de los fondos públicos y ha perturbado la paz de los ladrones de la memoria colectiva. Y deduce sin rubor que no le extraña ya que “de los quince miembros del Tribunal Supremo español, diez llegaron a sus cargos jurando fidelidad al Generalísimo Franco”.
Que el juez Garzón esté en el banquillo por enjuiciar al franquismo, (ya no hablemos del trasfondo de la Gürtel y los sucios intereses del PP) es algo que nos tiene bastante perplejos a una gran mayoría ciudadana, ya que la barbaridad cometida por los jueces instructores Varela, Marchena y Barreiro, al admitir a trámite las causas que tiene abiertas Garzón, y que presentaron el sindicato ultraderechista "manos limpias”, la falange y la autodenominada “libertad e identidad”, puede tener unas consecuencias lamentables para nuestra democracia y para la misma convivencia nacional.
Que la máxima autoridad de la judicatura española se alinee con organizaciones de extrema derecha que se sitúan contra las raíces de nuestro Estado de derecho, y que desoyendo las insistentes peticiones de la fiscalía general del estado para que hubieran propuesto el archivo de las tres causas, las hayan admitido a trámite, cuando no tienen fundamento jurídico alguno, es algo que no tiene nombre y sí unas funestas consecuencias.

Si el “pocero” -tal y como prometió en Tele5-, va y nos fríe a querellas a Manuel Fuentes, el único alcalde que en este país ha pretendido pararlo, y va una jueza y pica imputando al acusador; o si organizaciones de extrema derecha o imputados en la Gürtel organizan una persecución interesada y encuentran eco en magistrados franquistas, que también pican, mañana, se utilizará este proceso contra Garzón, como aviso a navegantes. Ya lo están haciendo peligrosos delincuentes catalanes, iniciando acciones penales contra jueces y fiscales valientes, con lo que más de uno se lo va a pensar otra vez antes de perseguir la delincuencia.
Otrosí, preferiría que el señor Zapatero no se ponga a la cabeza de las manifestaciones de apoyo ( mejor crédito el del ex fiscal anticorrupción, Jiménez Villarejo, o el de los 66 jueces y fiscales que firmaron el manifiesto de apoyo a Garzón), pues ZP tiene buena parte de culpa de esta situación ya que consintió que se aprobara una insuficiente Ley de Memoria Histórica que si hubiera estado a la altura que debía y se le propuso, no tendría que haber entrado el juez Garzón hasta donde lo ha hecho y ya estaríamos aplicando la Ley.
Sería muy grave, muy injusto y totalmente intolerable, que pasado mañana el juez Baltasar Garzón fuera suspendido en sus funciones como magistrado. Por ello, en Albacete, IU ha convocado en asamblea -hoy día 19 a las 20 horas-, en el ateneo de la ciudad, a las organizaciones, entidades y ciudadanía en general interesada en apoyar a Garzón, defender nuestra democracia y salvaguardar nuestra memoria; la intención, concretar las movilizaciones o iniciativas de apoyo que pudiéramos realizar aquí. ¡Que nadie pueda ser perseguido por ser justo!. Movilicémosnos.

Video de CqC muy ilustrativo:

SI QUIERES
Wikio