domingo, 27 de diciembre de 2009

¡A POR LA TERCERA! y Por tu honor, Rafael



Hoy acaba de recibir sepultura el cuerpo del compañero, Rafael López Jimenez, a sus 101 años de edad. El rojo, como así le llamaban, fué alcalde de Férez durante la II República y sobrevivió a la Guerra Civil, la dictadura franquista y a la cárcel de la posguerra.
Apenas dos meses hacía que varios compañeros de IU entre los que nos encontrábamos el coordinador regional y un servidor, fuimos hasta la aldea de Tazona, en Socovos, donde residía, para rendirle un simbólico homenaje y regalarle la bandera republicana que puede verse en la fotografía. Probablemente era uno de los últimos Alcaldes republicanos que todavía vivían en Castilla-La Mancha.

Desde Izquierda Unida expresamos públicamente nuestra tristeza y lamento por el fallecimiento de Rafael que fue Alcalde de la localidad albaceteña de Férez durante la 2ª República Española y así hemos trasladado a sus familiares más directos el pésame ante esta irreparable pérdida del que fuera posiblemente el único Alcalde republicano que permaneciera vivo en la región.

Rafael López ha muerto a los 101 años en Tazona, pedanía de Socovos en la que residía con su familia, y vecina de Ferez, población de la que fue Alcalde en la Segunda República. A falta de contrastar con la investigación exhaustiva de las actas de las sesiones plenarias del Ayuntamiento de Férez, el testimonio oral de Rafael López y los recuerdos de vecinos y familiares del municipio constatan su presencia al frente de la gestión municipal en los años de la República y en los difíciles tiempos de la guerra civil entre 1936 y 1939.

El Coordinador regional de IU, Daniel Martínez, tuvo la oportunidad de conocer a Rafael López el pasado mes de octubre cuando cumplió los 101 años que, acompañado del Coordinador de IU en Albacete, Luis Ángel Aguilar, se desplazaron hasta Tazona para mostrarle su reconocimiento y rendirle un sencillo homenaje.

Martínez y Aguilar, acompañados de otros afiliados de IU en Socovos y Férez, entre los que se encontraba una descendiente suya, Mari Carmen López, hicieron entrega al que fuera gestor municipal republicano en Férez de una bandera tricolor como señal de reconocimiento y agradecimiento a su labor desarrollada y haciendo extensivo el homenaje a todos los hombres y mujeres que representaron la legalidad y legitimidad de la República en los Ayuntamientos de la región.

Aunque la salud de Rafael López ya estaba bastante deteriorada hubo momentos en lo que recordó a los presentes en el citado homenaje algunos episodios de su paso por el Ayuntamiento de Férez, especialmente cuando recordaba como realizó gestiones para llevar trigo para hacer pan y aliviar la carestía de alimentos que en aquellos difíciles tiempos de la guerra civil sufrieron los habitantes de estos municipios de la sierra albaceteña del Segura.