jueves, 15 de octubre de 2009

¡Subvenciones a los bancos y recortes para el resto!

REDES CRISTIANAS:
OTRA FORMA DE SER Y DE HACER IGLESIA

El pasado fin de semana, en Bilbao, unas 300 personas pertenecientes a las mas de 150 organizaciones, grupos y comunidades, que forman Redes Cristianas, vinimos de toda España a Bilbao para celebrar la II Asamblea Estatal que nos invitaba a reflexionar sobre las respuestas que, desde una “alternativa cristiana”, podemos aportar a la crisis sistémica actual. Una crisis que se está cebando en los más desfavorecidos gracias a un gobierno que prima a los ricos frente a los empobrecidos. La convocatoria era la II Asamblea de redes cristianas
Desde las reflexiones mas eclesiales a las puramente sociales, pasando por las alternativas como el decrecimiento o los distintos talleres de economía solidaria, trabajo, derechos humanos o la crisis global del sistema capitalista, todo fue un enorme consenso tanto cuando llegó la eucaristía, como cuando se salió a la calle para, junto a otros grupos, locales, manifestarse públicamente bajo el lema “Subvenciones a los bancos y recortes para el resto”. Tema este que fue coreado por las mas de 500 personas que bajo la lluvia recorrieron las calles que llevaban al Ayuntamiento, y que a su vez estaba impreso en la pancarta que presidía la manifestación.
De la presentación nos quedamos con esta frase: “Para entrar en el Reino hay que salir del Sistema. Lo que ahora está sobre el tapete es la posible colaboración más o menos encubierta de los cristianos con el Sistema”. Ver completo en http://www.asamblearedescristianas.net/wp-content/uploads/2009/10/PONENCIA_INICIAL.pdf
Del manifiesto final, me quedo con esta otra: “Ante la difícil situación por la que hoy atraviesa el mundo: crisis económica, paro, deslocalización de empresas, es un momento oportuno para plantear alternativas de justicia y abrir nuevos caminos de
solidaridad. “. Ver completo en http://www.asamblearedescristianas.net/wp-content/uploads/2009/10/ES_UN_MOMENTO_OPORTUNO.pdf
Y del comunicado de la manifestación, os lo reproduzco íntegro a continuación, ya que no tiene desperdicio:

SUBVENCIONES PARA LOS BANCOS Y RECORTES PARA EL RESTO
Soñábamos que la crisis iba a poner las cosas en su sitio, que la ética marcaría el rumbo, que la justicia guiaría las relaciones, que la solidaridad sería el patrón de nuestros comportamientos, que los excluidos recuperarían la dignidad arrebatada.
Soñábamos que los causantes de la crisis la iban a pagar y por el contrario nos encontramos a los gobiernos inyectándoles dinero y engordando su ilimitada avaricia.
Soñábamos con tiempos de cambio en los que las desigualdades se recortarían, las personas excluidas tomarían carta de ciudadanía y para todo el mundo habría calidad de vida digna.
Por el contrario; nos encontramos que las personas más vulnerables cada vez lo tienen peor, disfrutan de menos derechos, las escasas posibilidades anteriores ahora desaparecen, son destinatarias de recortes sociales y su sufrimiento aumenta de día en día. El abismo que nos separa cada vez es mayor. Cuando las crisis no ayudan a crecer terminan matando. ¿Dónde están los responsables de la crisis?
¿Dónde los responsables políticos para poner fin a esta tragedia?
La realidad que estamos viviendo nos parece muy injusta y por ello:
•Urgimos, nos urgimos, a revisar nuestro estado de bienestar y nuestro nivel de
consumo y a actuar con criterios de solidaridad con las personas más afectadas
por la actual situación.
•Urgimos a los Gobiernos y a las Instituciones Públicas, máximas responsables
de posibilitar el bienestar de todas las ciudadanas/os que pongan freno a esta
situación inmoral e injusta en la que para que unas personas naden en la
superabundancia otras se tengan que ahogar en la miseria. Les urgimos también
a que prioricen medidas concretas y urgentes que posibiliten una vida digna para
todas las personas.
•Urgimos también a los responsables de los Ayuntamientos a que tomen
medidas concretas y urgentes para que ninguna persona tenga que dormir en la
calle en contra de su voluntad, como ocurre ahora. Urgimos a que se posibilite
que todas las personas sin recursos económicos puedan satisfacer, al menos 2
veces al día, sus necesidades de alimentación; cosa que ahora no ocurre. Les
urgimos también a priorizar programas y acciones hacia las personas más
desfavorecidas frente a otros gastos prescindibles.
Los colectivos que hemos convocado este acto queremos manifestar que la indignación que provoca en nosotros/as la actual situación, hoy nos ha traído a recorrer las calles de Bilbao. Pero mañana, al igual que ayer, seguiremos denunciando las injusticias y sus efectos perversos en nuestros barrios y pueblos; y seguiremos acercándonos con solidaridad y cariño a las personas más vulnerables y excluidas para junto a ellas construir un mundo justo y lleno de nuevas posibilidades para todas las personas.