lunes, 26 de octubre de 2009

SOBRE LA NECESARIA REFORMA DE LA LEY ELECTORAL


La pasada semana, el máximo líder federal de IU, Cayo Lara, inició una ronda de reuniones con distintos partidos de cara a impulsar la reforma de la tan denunciada Ley electoral actual, por ser “enormemente antidemocrática, claramente injusta y represora de los derechos y libertades de la ciudadanía”. Una vieja e histórica reivindicación por la que IU lleva clamando desde 1986.

Como ya saben la gran mayoría de Uds. sufridos lectores/as, IU teniendo casi un millón de votos en la últimas elecciones, tan solo cuenta con dos diputados en el congreso (o sea que le salen cada uno casi a 500.000 votos), mientras que a determinados partidos nacionalistas con la mitad de los votos tienen el doble de diputados, y mientras a los dos grandes le bastan con 66.000 votos para conseguir un escaño). Vamos que a Izquierda Unida le cuesta 7 veces más votos cada escaño que al PP o al PSOE.

La verdad es que la actual ley electoral vigente está hecha para impulsar el bipartidismo político y para empequeñecer cualquier otra fuerza política de ámbito estatal que no se una de las dos principales. Una intencionalidad que si era mas que discutible cuando se adoptó, pese a que se pensó para reducir la representación del floreciente PCE, mucho más lo ha sido desde la transición, donde ha venido perjudicando a otras formaciones como le ocurriera al CDS, la propia IU o desde hace poco a UPyD.

¿Alguien puede decir –por muy forofo que sea del PSOE o del PP, que esto sea justo? ¿Acaso se puede argumentar que esto pueda ser democrático, se mire por donde se mire?... Pues al parecer, a nuestras bipartidistas señorías, no les da la más mínima vergüenza mantener esta flagrante, denigrante, o humillante injusticia, sinrazón, iniquidad o desafuero. Pero ¿cómo les va a dar vergüenza, si aquí parece normal, que los PePeros Fabras, Camps, Rocas o Gürteles varios sigan pontificando sobre el bien y el mal (y lo que es mucho mas grave, sigan cobrando y en sus poltronas), o que los pseudoPsocialistas, del corte de Hernández Moltó, se vayan de rositas después del fiasco por amiguismo y la mala gestión de la CCM?.

Y ya que de CLM hablamos, la desproporción, -o quizás habría que decir, el despropósito-, es similar, ya que con 39.000 votos IU no obtiene representación en el toledano Palacio de Fuensalida, mientras el PP o el PSOE obtienen cada escaño por 20 ó 21.000 votos. (Sé de muchos socialistas que se temen lo peor en las próximas elecciones regionales y conmigo comparten que reformar la ley electoral puede ayudarles mas que beneficiarles, y eso ahora, prácticamente está en su mano).


Si nuestros dirigentes mayoritarios tuvieran un poquito de pundonor para empezar a regenerar la vida política y dignificar el buen hacer para la “cosa” pública (aunque debería escribir para la “res-pública), tendrían que empezar ¡YA!, por reformar esta injusta e antidemocrática Ley Electoral, y casi a la vez, mandar a su casa a quienes engañen a la ciudadanía, se lucren a costa de todos, quieran aprovecharse de lo público, acepten regalos y sobornos o metan poco o mucho, la mano en la caja.

Si están de acuerdo con estas pequeñas tesis, téngamelas en cuenta, por favor, a la hora de votar en las próximas elecciones y así algún día lograremos esa reforma electoral que permita que todos los votos cuenten igual y cada fuerza cuente con una representación acorde con su peso electoral real.