sábado, 23 de mayo de 2009

¿POR QUÉ SOY CANDIDATO EUROPEO POR LA IZQUIERDA?


Hoy día, tenemos dos claras convicciones: Una, que estamos ante una crisis sistémica (no solo financiera como se nos quiere hacer ver) a la que nos han traído los macarras del poder que se sirve del pueblo y los agoreros de la globalización neoliberal. Y dos, que el capitalismo está agotado y su vertiente mas neoliberal no admite refundación alguna.
Liberales y conservadores europeos, populares y socialdemócratas, PSOE y PP han demostrado, compartir un programa común, y ser co- responsables de haber llegado ya a los 4 millones de parados.
Yo estoy convencido tanto de que hace falta un giro radical en las políticas y en los políticos, como que solo desde una izquierda europea fuerte, se podrán parar los pies a estos burócratas neoliberales, cada día mas hipócritas (dicen una cosa y hacen otra), mentirosos (ya por sistema) y hasta tramposos .. y poder encarar la salida del túnel de la crisis.
Me gustan los decálogos, pero sobre todo me encanta esta candidatura y este programa, que sintoniza con los otros partidos de la izquierda europea como el ascendente “DIE LINKE” alemán, y por ello acepté apoyarla:

1. Porque solo “La izquierda” ofrece un mensaje realmente diferente y no mas de lo mismo. Otras prácticas y actuaciones y cree que Otra Europa es posible; Una Europa no fortaleza, sino ciudadana; no del capital, sino de la clase trabajadora; no de los casinos financieros, sino por encima de los mercados especulativos y sin paraísos fiscales; no militarizada sino que trabaja por la paz de verdad.
2. Porque en estas elecciones a IU no le perjudica tanto la injusta ley electoral, y pese a la desproporcionada Ley d´Hont, todos los votos cuentan. Como quiera que toda España es una circunscripción única, todos los votos a IU computan. Desde el de Albacete al de Madrid, o desde el de Almagro hasta el de Santillana del mar. Todos van al mismo saco. No hay voto mas útil que el que queramos dar.
3. Porque hay que acabar con el bipartidismo, que además solo sigue las presiones de los grandes lobbies y transnacionales. No se nos puede estar siempre diciendo que solo hay dos alternativas tener que optar entre “guatemala” y “guatepeor”. Ni podemos darle mas oportunidades a los populares de las Azores, ni el PSOE se acerca, ni por asomo al verdadero socialismo del siglo XXI. Sus estrategias son compartidas y existe un encubierto programa común.
4. Porque hace falta en Europa un PIE fuerte (El partido de la izquierda europea, en el que se adscribe IU) para parar las absurdas directivas y resoluciones (Bolkestein, de la vergüenza, de las 65 horas,…) que nos zampan populares y socialistas. La izquierda alemana, en la que muchos nos miramos está en auge y algún día su magnífico líder Oscar Lafontaine, será el presidente de la Comisión, y no el impresentable Durao Barroso (el 4º de las Azores) que presentan los populares y apoyan los socialistas.
5. Porque solo “La izquierda” lleva en su programa la disolución de la OTAN, su sempiterno grito de BASES FUERA, (y hasta concreta su rechazo al TLP o escuela de pilotos que la OTAN abrirá en unos meses en Albacete).
6. Porque solo “la izquierda” apoya de verdad los derechos de las personas inmigrantes, una política fiscal progresiva, para que paguen mas los que mas tienen y una protección real de los derechos de la naturaleza.
7. Porque solo “La izquierda” puede parar directivas como la Bolkestein o de deslocalización de empresas, o la de las 65 horas, que la siguen teniendo preparada en un cajón. No creáis a los que os dicen que también están en contra, pues sus europarlamentarios (tanto del PSOE, como del PP) las han votado a favor o no se han opuesto a ellas.
8. Porque “La izquierda” siempre cuenta con pocos apoyos, y es muy escasa su presencia mediática. Por los intentos de confundir al electorado, propagando una imagen de desunión cuando IU es una coalición y un movimiento político y social que por definición tiene que partir del debate y generar los consensos.
9. Porque ni quisimos el Tratado de Niza, ni queremos un Tratado de Lisboa que debería ser congelado y convocar unas verdaderas elecciones constituyentes. Pero tampoco estamos por el actual proceso de Bolonia y su encubridora mercantilización de la Universidad. Es necesario un amplio debate que no se puede hurtar.
10. Porque somos coherentes con aquel “NO a esta Constitución Europea” que nos querían colocar por detrás, y que por eso no nos dejaron votar (salvo en Irlanda que curiosamente dijo NO) y no se aprobó ni en Francia ni en Holanda. Pese a ello no somos antieuropeístas en absoluto. Creemos que otra Europa es posible desde La izquierda: Una Europa más social y solidaria, más libre y democrática, más justa y desmilitarizada y por una Europa de la Paz.