lunes, 4 de mayo de 2009

MANIFIESTO DE VIENA

Las Comunidades Cristianas de Base europeas (CCB), formadas por ciudadanos y ciudadanas, creyentes en Jesús de Nazaret, reunidas en Viena del 1 al 3 de mayo de 2009, ante la opinión pública queremos manifestar que:

A) DENUNCIAMOS, el terrible suma y sigue que, tanto en la Unión como en cada uno de los países miembros, está suponiendo una serie de atentados e infamias tales como:
• Una Europa Fortaleza que amenaza a sus propios ciudadanos si acogen, apoyan, o se solidarizan con los inmigrantes sin papeles.
• Unas empresas –y como no, la gran banca- que han engordado sus beneficios a costa del trabajo de los inmigrantes en tiempos de vacas gordas y que, cuando llegan las vacas flacas, los despiden sin más.
• Unas redes mafiosas que se aprovechan de la legislación dictaminada por los países europeos (punitiva, restrictiva e inhumana), para sacar pingües beneficios, mediante pateras, cayucos, o falsos contratos laborales que, prostituyen a miles de mujeres en los prostíbulos de la vieja Europa y engañan a otros miles de trabajadores clandestinos.
• Una gran cantidad de inmigrantes indocumentados que se encuentran en las mazmorras de la fortaleza europea por “delitos” tales como vender CDs pirateados, vagar por unas plazas o simplemente no tener papeles.
• Y, en definitiva, una UE que se cierra a sí misma, a través de muros y leyes injustas, que viola sin ningún pudor la Declaración Universal de los Derechos Humanos y que condena a miles de personas a morir ahogadas en aguas del Estrecho de Gibraltar y del Atlántico, sencillamente por aspirar a una vida digna.

B) LAMENTAMOS como la vieja Europa, vertebrada por la doble moral judeocristiana, e inspirada durante 16 siglos desde Vaticano
• es capaz de fraguar el espíritu en el que se basan los derechos humanos y de violarlos a la vez.
• La misma que desarrolla programas de cooperación y solidaridad internacional, luego es la que vende armamento y fomenta o participa en todo tipo de guerras.
• Y la misma que sigue matando a sus mujeres por los malos tratos, pero que luego se escandaliza por que otras lleven velo.

C) NOS COMPROMETEMOS, como seguidores/as del espíritu de Jesús de Nazaret, a:
• Desprendernos de esa moral vaticana judeocristiana y a declarar al Estado Vaticano usurpador y violador del Evangelio.
Denunciar las leyes injustas de la UE, a través de comunicados, manifestaciones, encierros, y otras movilizaciones
Participar en las próximas elecciones europeas tratando de elegir a aquellos partidos que defiendan la ciudadanía real, la laicidad y la solidaridad, para que frente al ascenso de la extrema derecha europea que cada día aboga por restringir mas derechos a las personas inmigrantes, pueda ser fortalecido un gran partido de la izquierda, verde, nórdica, solidaria o socialista que pare esta debacle racista y xenófoba.
• Realizar la gran marcha europea sobre Roma, para declarar caduco el viejo sistema capitalista y augurar otro mundo mas justo que no solo es posible sino necesario.
• Y, finalmente, abrir nuestras puertas –y nuestros corazones- a las personas inmigrantes, a modo de pequeñas rendijas que vayan acabando poquito a poco con la fortaleza actual.

En Viena a 3 de mayo de 2009
(Manifiesto previo que llevo al colectivo europeo para su posible aprobación y que volveré a colgar corregido si así fuera modificado)