sábado, 21 de marzo de 2009

CONTRA EL RACISMO, DEROGACIÓN DE LA LEY DE EXTRANJERÍA



Una adecuada reforma de la Ley de Extranjería y no los regresivos sucedáneos que prepara el gobierno, como el de "ILEGALIZAR LA SOLIDARIDAD” sería la mejor forma de celebrar hoy el día internacional contra el racismo. Es urgente ya, hacer una verdadera Ley de integración de las personas inmigrantes que garantice el acceso de los/as nuevas/os ciudadanos/as a todos sus derechos humanos, independientemente de la situación de regularización administrativa que tenga en España, hecho este por cierto que ya fue dictaminado por el Tribunal Constitucional.
“Nos pondremos a la cabeza del mundo en la lucha contra el racismo con la Ley de Igualdad de Trato y contra la Discriminación", declaró ayer Pedro Zerolo, el secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG del PSOE, refiriéndose a una supuesta nueva Ley de Igualdad de Trato y contra la Discriminación, que está preparando el Gobierno porque –según él- “haremos una ley por la igualdad de trato, por la igualdad de consideración, por la igualdad de oportunidades, por la justicia social, por lo que hemos luchado siempre las mujeres y hombres socialistas". ¡Amos anda!. Que bellas palabras y mantenéis una Ley de extranjería racista y discriminatoria que cada día nos hacéis mas retrógrada. ¿A quien queréis engañar?
Hoy 21 de marzo celebramos desde hace mas de 40 años el Día Internacional para la Eliminación Racial, que promulgara la ONU porque tal día de 1960, la policía disparó y mató a 69 personas en una pacífica manifestación contra las leyes del apartheid que tenía lugar en Sudáfrica.
Desgraciadamente en la calle, en la TV, en mi instituto de educación secundaria, y en demasiadas encuestas, estamos comprobando día a día un crecimiento de actitudes y comportamientos xenófobos y, porqué no decirlo, racistas. (El Instituto de la Juventud por ejemplo, en la Encuesta sobre “Los Jóvenes y la Inmigración 2008”, muestra que hay una mayoría de jóvenes que cree que hay demasiados inmigrantes en nuestro país y que el principal inconveniente es que “nos quitan los puestos de trabajo” En unos momentos de crisis como el actual la situación puede empeorar y hacer que aumenten los conflictos y las mismas reacciones xenófobas: criminalización de quienes ayuden a los sin papeles, políticas de discriminación hacia los inmigrantes, preferencia nacional para los puestos de trabajo, reacciones xenófobas ante la competencia laboral o por los recursos sociales de los/as inmigrantes, abaratamiento de los salarios, contratos de integración, etc.
En fin, que menos que en este día al menos, nos dejemos de teorías y bellas declaraciones gubernamentales porque lo cierto es que hoy día en España no tenemos unas políticas efectivas contra el racismo, y la lucha contra la discriminación no pasa precisamente por un planteamiento que vaya mas allá de lo meramente teórico. Como dice la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, APDH-A, “mientras que se destinan fondos para programas de integración, el discurso político es velada o abiertamente racista o xenófobo. Y muchas de las medidas tomadas en este último año alimentan precisamente la sensación de que parte de la solución a la crisis pasa por controlar a los inmigrantes y disminuir su incidencia en nuestro país”. Me parece que sobran mas comentarios.