jueves, 17 de enero de 2008

Nota de prensa sobre la subida del IPC


Luis Ángel Aguilar afirma que “la pérdida real de poder adquisitivo por el nefasto dato del IPC interanual hace urgente establecer una cláusula de revisión salarial y de prestaciones de carácter universal para trabajadores y parados

El coordinador provincial de Izquierda Unida Albacete y candidato número uno al Congreso advierte que “IU no consentirá que los trabajadores paguen el pato de la mala política económica y de los discursos coincidentes del PSOE y el PP sobre las bondades de nuevas rebajas fiscales para los más ricos”

El coordinador provincial de IU, Luis Ángel Aguilar, considera que “la subida del IPC de diciembre de 0,4 puntos hasta alcanzar un nefasto 4,2% en tasa interanual resulta el peor dato de la Legislatura en materia de precios, sólo comparable al obtenido en enero de 2006. La cifra deja en evidencia al equipo económico del Gobierno socialista por desviarse más del doble respecto del IPC previsto en los Presupuestos Generales de 2007”.
Aguilar considera que “la fuerte pérdida real de poder adquisitivo por este dato y por la inacción del Gobierno para atajarlo en su momento hace urgente establecer una cláusula de revisión salarial y de prestaciones de carácter universal para trabajadores, funcionarios y parados”.
El dirigente de IU entiende que “este IPC incidirá muy negativamente en el poder adquisitivo de los parados y de todos aquellos trabajadores que no disponen de cláusulas automáticas de revisión salarial o de prestaciones en función del IPC existente a final de año. Esto es extensible incluso a aquellos que, aún teniéndola, como los pensionistas -que ven su pensión actualizada en función del IPC interanual existente en noviembre-, notarán una pérdida en su calidad de vida, al haber sido los alimentos básicos como la leche, el pan o las frutas, uno de los principales motores de este aumento del IPC”.
“La famosa “cuesta de enero” lastrará todo el año, produciendo unos efectos perversos en las economías domésticas medias y bajas al afectar negativamente tanto a su capacidad de consumo como a la del ahorro, haciendo cada vez más difícil el llegar a final de mes a un gran número de ciudadanos”, destaca el responsable provincial de IU.
Según Aguilar, “el control de la inflación costará bastantes meses que se lleve a cabo. Esto lo apunta la evolución de la inflación subyacente, que se ha elevado en una décima en diciembre y que ha dejado la tasa interanual en un 3,3%. Este porcentaje no se veía desde abril de 2003, lo que indica las enormes tensiones estructurales que aún se mantienen en nuestra economía y la escasa competencia existente en ciertos sectores nada aperturistas”.
Luis Ángel afirma que “este dato del IPC, unido al dato negativo de evolución de los parados registrados en las oficinas del INEM y al discurso que lanzan distintos organismos, como el BCE, en relación a la necesaria contención salarial para 2008, bajo amenaza de volver a la senda de crecimiento de tipos de interés, quieren hacer recaer de nuevo la solución al problema sobre los trabajadores, que año a año ya han aportado lo suficiente con su pérdida de poder adquisitivo al control de precios y no se les puede exigir más esfuerzos. A quien hay que dirigirlos, y en esto el Gobierno socialista tiene mucha responsabilidad, es hacia aquellos sectores especulativos o excesivamente insatisfechos en materia de beneficios económicos, que han sido los que se han lucrado en exceso en los últimos años”.
“Izquierda Unida –advierte Luis Ángel-, no consentirá que los trabajadores paguen el pato de las malas previsiones y de la dejadez en la política económica, más cuando a estas actuaciones se les añaden los discursos coincidentes del PSOE y el PP sobre las bondades de nuevas medidas de rebajas fiscales para los más ricos. Éstas sólo representan un modelo cada vez más injusto, donde determinadas elites económicas obtienen todas las ventajas de un modelo que incrementa las diferencias sociales y empobrece a millones de ciudadanos”.