sábado, 29 de diciembre de 2007

Nota de prensa sobre las antenas de telefonía

Izquierda Unida exige la desactivación inmediata de la antena del edificio Terrazas

IU solicita una reunión inmediata con el Concejal responsable para pedir toda la información

Ante la falta de transparencia que hasta ahora está existiendo en el proceso de regularización de las antenas de telefonía móvil, y la aparición de hasta 8 casos de cáncer en las inmediaciones de la estación base del edificio Terrazas, en la calle Martínez de la Ossa, Izquierda Unida ha remitido sendos escritos al Concejal de Medio Ambiente para que dé explicaciones inmediatas en una Comisión Informativa de Sostenibilidad y en una reunión específica con Ecologistas y afectados. También solicitará información al respecto en la próxima reunión del Consejo de Gerencia de Urbanismo. Para Izquierda Unida, una vez agotado el plazo de 9 meses establecido en la ordenanza para adaptar las antenas a los parámetros establecidos en la misma, debe primar el principio de precaución, por lo que pedirá la desactivación inmediata de la antena situada el edificio Terrazas, hasta que un informe técnico independiente y riguroso establezca que se cumplen todos los parámetros exigidos en la ordenanza municipal sobre emisiones radioeléctricas, que entró en vigor hace más de año y medio. Hay que recordar que sobre esta estación base de telefonía móvil, junto a otras seis, pesa una decisión del Pleno del Ayuntamiento de 2001 para que sea desactivada, aunque este acuerdo no ha sido ejecutado.

Asimismo, IU denuncia que se sigue instalando antenas de telefonía móvil en la ciudad fuera de toda legalidad, mediante acuerdos privados con comunidades de vecinos, al margen de lo establecido en la ordenanza de telefonía móvil. En este sentido, Rosario Gualda anuncia “cualquier situación de este tipo que sea puesta en nuestro conocimiento será remitida inmediatamente a los servicios de inspección de urbanismo del Ayuntamiento para que se impida y en su caso se multe a la operadora correspondiente”.

Izquierda Unida vuelve a reiterar que no está en contra de las nuevas tecnologías, ni del derecho a la comunicación, pero siempre primando el principio de precaución para salvaguardar el derecho a la salud, que es un derecho constitucional prioritario. En este sentido, IU denuncia que en este caso se está siendo muy poco transparente, y más teniendo en cuenta el futuro desarrollo de las nuevas tecnologías de telefonía, que puede implicar un aumento de la potencia de las radiaciones.