lunes, 3 de diciembre de 2007

Ante la supresión del impuesto de sucesiones en CLM

IU-CLM CONSIDERA UN DESPROPÓSITO LA SUPRESIÓN DEL IMPUESTO DE SUCESIONES Y DONACIONES.
La supresión del impuesto debilita el gasto social y beneficia más a los poseedores de grandes fortunas. Casi 50 millones de euros anuales (8.000 millones de las antiguas pesetas) dejaran de ingresarse en las arcas regionales.

Comunicación IU-CLM. (Toledo, 28 de noviembre). Para IU-CLM la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones es un despropósito en una Región que sigue recibiendo Ayudas de la UE. Contrasta la supresión del impuesto con la necesidad de ayuda económica exterior, en concreto el presupuesto regional de 2008 se nutre de un 12% de AYUDA EXTERIOR (Feder, Fondo Social Europeo, Feota Garantía, etc.) (1.056 millones de euros). La propuesta del gobierno socialista ha salido adelante con el apoyo del PP porque ni ellos mismos defenderían mejor los intereses de los más ricos de Castilla-La Mancha. En las Cortes no hay ninguna voz en la izquierda que se oponga, sencillamente porque no hay izquierda, desde fuera, solo CCOO obreras ha manifestado su oposición a éste despropósito de Barreda.

Según ha afirmado Cayo Lara, Coordinador Regional de IU-CLM, “es una falacia lo afirmado por el Vicepresidente regional, Fernando Lamata, al defender que la supresión del impuesto favorece a 60.000 contribuyentes de Castilla-La Mancha”.
El informe de la Situación Social en España del Observatorio Social de España dice que Castilla-La Mancha es la segunda región con más pobres de España con 37 ricos y 4.444 pobres por cada 10.000 habitantes, equivalente al total regional a 7.400 ricos y 888.000 pobres. La supresión del impuesto de sucesiones, resulta obvio, beneficiará a los 7.400 ricos.

Cayo Lara ha señalado que “con los casi 50 millones de euros se podrían crear 15.000 plazas de guardería, 1.000 puestos de trabajo estables de cuidadores y 400 plazas de médicos para los hospitales y Centros de Salud. Además se destina en los presupuestos regionales cuatro veces menos a combatir la siniestralidad laboral, casi dos veces menos en ayuda a domicilio y cinco veces menos en inmigración. Con esta decisión Barreda sitúa a su gobierno en la posición más regresiva en materia fiscal del PSOE, similar a las aplicadas por los gobiernos de Aznar y continuadas, a grandes rasgos, por la línea de Solbes en el gobierno de Zapatero”, añadió.

Finalmente, el máximo dirigente regional de IU, anunció que IU presentara mociones en todos los Ayuntamientos denunciando la situación y pidiendo que el Gobierno anule ésta insocial propuesta.