jueves, 23 de noviembre de 2006

Votar responsablemente y sin olvidar

Luis Angel Aguilar Montero (*)
En Albacete, como en Castilla la Mancha, parece darse por sentado que el PSOE barrerá en las próximas elecciones y, además, que lo hará por mayoría absoluta. Pero “hasta segar todo es hierba”, que reza el dicho popular, y la última palabra la tenemos los ciudadanos el próximo 25-M. Pues es posible que no se nos hayan olvidado algunas promesas incumplidas o los garrafales errores cometidos. Con ese lamentable estilo de hacer política al que hoy nos tienen acostumbrados los partidos mayoritarios, no es de extrañar que usen las mismas artimañas electoralistas sobre todo al final de campaña.
El Partido Popular, por ejemplo, nos quiere condicionar nuestro voto, aprobando a última hora unas medidas sociales (familias numerosas, discapacitados, …) o unas supuestas ventajas para los inmigrantes, para ver si con ello se nos olvidan sus pésimas gestiones en asuntos tales como el "Prestige", la guerra contra Irak, el decretazo, las leyes de extranjería o las represiones a los Movimientos de Resistencia Global. Pero no, señor Aznar, no se nos han olvidado y sus tretas utilizando a la Junta Electoral Central para que quiten los carteles del "No a la guerra" en los colegios electorales, no le va a servir de mucho, pues muchos fuimos los que estuvimos en la calle, aunque le pese.
El Partido Socialista, por su parte, tampoco le va a la zaga y se cree que, regalando macetas o claveles en los invasores, vendiendo sonrisas y besos al estilo más populista, haciendo inauguraciones de corre prisas, sea un aeropuerto o una fábrica de harinas, o difundiendo los supuestos presupuestos participativos, como el "Porto alegre manchego", este PSOE –repetimos- se cree también que así nos hará olvidar los hitos de su mala gestión, casi siempre de espaldas a los ciudadanos a los que dice representar.
Pero resulta que no se nos ha olvidado que en julio del 99, nada más empezar su mandato, se aprobaron una subida de sueldos del 60 %, superando incluso la media nacional; ni que en Octubre del 99 aprobaron la construcción de un campo de golf, sin licencia municipal, y con la inestimable colaboración de Don José Bono, que lo declaró de "singular interés regional", y que curiosamente, fue apoyado en el célebre manifiesto que firmaron 8 de los 10 fundadores de dicho campo; ni se nos ha olvidado que ese mismo mes aprobaron 1.600 millones de Ptas. para el Alba (al que ya se le habían aportado otros 4.000 en 8 años), ni que en mayo de 2000 se fueran los concejales de vacaciones a Nueva York, pagados por la Caja de Castilla Mancha; ni que en septiembre de 2000 se desoyeran a los 10.000 albacetenses que nos echamos a la calle por el trazado sur del AVE, ni que en abril de 2001 se dimitiera al presidente de la diputación sin que se hayan dado explicaciones más o menos convincentes; ni se ha olvidado esa transgresión al reglamento de participación ciudadana al no convocar el referéndum del parque que habían pedido mas de 8.000 personas, y esto sólo por recordar las cosas más sonadas.
Nosotros, como creyentes de una iglesia de base, claro que reconocemos que desde la óptica de los pobres, se han hecho mejores cosas cuando ha gobernado el PSOE, que cuando lo ha hecho el PP; entre otras cosas porque estamos por la Izquierda -no la que dicen representar los Sres. Bono o Zapatero-, sino por una verdadera izquierda que priorice el bien común de TODOS los ciudadanos, no solo de los mas satisfechos y por una democracia real de base y no meramente formal y profesionalizada.
Por eso y pese a todo hay que votar y hay que hacerlo de manera responsable y no desde las caras mas o menos simpáticas, ni mucho menos desde las mentiras que nos venden como verdades desde unos medios de comunicación cada día más controlados y, aquí en Albacete, sabemos muy bien, tanto en prensa, como en televisión. Votar responsablemente es elegir las personas y programas que mejor garanticen la defensa del bien común en general y de los que menos tienen, en particular, pues es muy triste ver como los programas de los partidos mayoritarios van dirigidos a la población satisfecha y en la práctica poco hacen (aunque a veces dicen) por los más débiles. No fuimos nosotros, sino la Conferencia Episcopal Española quien en 1988 escribía “al pensar en el bien común hay que considerar las necesidades de la mayoría de la población, especialmente de los más necesitados, antes que los mismos derechos particulares de los grupos más privilegiados” (Católicos en la vida pública).
En fin, tengamos todo esto en cuenta y recordemos aquello de que “El poder corrompe; y el poder absoluto, corrompe absolutamente” para tratar de evitar las mayorías absolutas. Tampoco el bi-partidismo es algo que mejora las democracias, pues al final, laboristas y conservadores se suceden alternativamente en el poder y dictan leyes y normas para dificultar que entre otro en discordia (recordemos la tramposa Ley de Hont, que penaliza a los partidos minoritarios), cuando esto es absolutamente necesario. Hoy, más que nunca, necesitamos una tercera fuerza en nuestra política, como necesitamos las listas abiertas que favorezcan una verdadera participación, las consultas populares o la crítica interna en los partidos.
Finalmente, a los que salgan elegidos en las urnas queremos decirle que nuestro voto no es un cheque en blanco, que los ciudadanos hoy salimos a la calle porque queremos participar y ser escuchados. Que no se olvide ese mandato popular porque algo esta cambiando en nuestra sociedad.

(*) Por la Comunidad Cristiana “El Olivo”

martes, 24 de octubre de 2006

La pobreza en el mundo

¿Por qué tanta pobreza?

Los días 16 al 21 de este mes de octubre se celebra la Semana Internacional de lucha contra la Pobreza en el Mundo. El año 2000, 189 Jefes de Estado y de Gobierno firmaron los objetivos de desarrollo del milenio, en la asamblea de las Naciones Unidas, como un primer paso para eliminar el hambre y la pobreza. Entre éstos se comprometían a «reducir la pobreza extrema y el hambre a la mitad ».

Los Jefes de Estado y de Gobierno se deshacen en palabras retóricas alabando los objetivos del milenio, pero no han cumplido ni uno de ellos. Estamos en el año 2006 y no sólo no se han cumplido ninguno de los objetivos, sino que en muchos aspectos vamos para atrás, vamos a peor. Si no se cumplen los objetivos para el 2015, morirán 45 millones de niños y niñas entre hoy y el 2015. Más de 247 millones de personas en África apenas podrán vivir con menos de un dólar al día.

El año pasado murieron sólo de hambre más de 35 millones de personas en todo el mundo. Más de 100.000 cada día. Y hay comida suficiente para alimentar al doble de la población actual. Es decir, para dar de comer a 12.000 millones de seres humanos.

Queremos reducir la pobreza a cero, lo mismo en España que en el mundo entero. En esta generación tenemos suficientes recursos para hacerlo. ¿Es que no hay voluntad política para que la humanidad pueda vivir? ¿Qué es lo que está pasando? ¿Quién tiene la culpa de todo esto? Es el sistema el que tiene la culpa de todos estos males que padece la humanidad. Es este imperialismo financiero, que tiene una voracidad sin límites, el que no cesa en sus actividades económicas. La acumulación de capital en pocas personas, y la pobreza en la mayoría de la humanidad. Un capital formado por empresas nacionales, empresas multinacionales e instituciones internacionales, como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio. Estos son los amos del mundo.

El problema no está en las personas, ni en los malos gobernantes, ni en los desastres naturales, ni mucho menos en los pobres a quienes se acusa injustamente de vagos, viciosos, sin cultura, no saber administrar el dinero, etc. La culpa la tiene el sistema. Y los que con nuestro voto, legislatura tras legislatura, apoyamos esta política y mantenemos este sistema. Resulta extraño que en la actualidad gozamos de una bonanza económica internacional significativa, y, al mismo tiempo, más 2.000 millones de personas padezcan una pobreza extrema. Este sistema no funciona.

En países del sur, uno de los efectos más preocupantes e injustos del actual sistema neoliberal es la deuda externa, que los países del sur han contraído y siguen contrayendo con los países del norte. La deuda externa ha sido y sigue siendo uno de los principales factores que sostienen la pobreza y la desigualdad económica y social en el mundo. Otra consecuencia es la miseria en la que viven muchísimos trabajadores. Los problemas relacionados con la pobreza se multiplican. Y la exclusión social crece constantemente en proporciones desmesuradas, que no sólo implica pobreza económica, sino todo tipo de problemas de acceso a vivienda, a educación, a salud.

Desde las redes cristianas, en las que estamos las Comunidades Cristianas Populares, denunciamos al gobierno español, las empresas españolas y las instituciones financieras nacionales e internacionales por colaborar con el actual sistema económico neoliberal, y de esta manera haber contraído una deuda social con los pueblos empobrecidos del sur y con sociedades de los «países ricos con habitantes pobres». Exigimos la anulación total de la deuda. Y reclamamos unas relaciones entre los pueblos basadas en la justicia, la cooperación y la solidaridad.

lunes, 2 de octubre de 2006

Para cerrar heridas

Comunicado de las CCP, a raíz de la Ley de Memoria.
A tenor de los últimos debates, propuestas y contrapropuestas sobre la llamada “Ley de Memoria histórica”, las comunidades cristianas populares del estado español (CCP) queremos aportar nuestras reflexiones convencidos de que para la verdadera recuperación de la memoria histórica es necesario buscar un consenso de mínimos democráticos exigibles sobre el que todos y todas podamos entendernos y cerrar definitivamente unas heridas que aún hoy, sangran por doquier.
Para cerrar todas las heridas de la guerra -una vez reconocido socialmente que los “paseos”, ejecuciones extrajudiciales, desapariciones, fusilamiento de prisioneros y demás actuaciones similares, profusamente prodigadas por ambos bandos, fueron crímenes comunes o crímenes de guerra- es absolutamente necesario que nos enfrentemos con honestidad a la depuración “legal” llevada a cabo por los vencedores tanto durante la guerra, como en la larga postguerra.
La represión legal de Franco se basaba en el supuesto delito de Rebelión Militar. Pero, la Rebelión Militar era -como su propio nombre indica- un delito estrictamente militar: por ejemplo, el alzarse en armas unos militares contra sus legítimos mandos, el motín en un barco de guerra, el alzamiento armado en un cuartel, etc. En esos casos y dada la urgencia del momento, se podía formar un tribunal militar y posteriormente, hacer un juicio sumarísimo, en el que el abogado defensor -único para todos los procesados-, tenía un máximo de dos horas para preparar la defensa y donde las condenas podían ir desde los seis meses y un día hasta la pena de muerte -a juicio del tribunal-, según la graduación y el grado de participación en la “rebelión”.
Esta ley fue aprovechada como vil excusa por Franco para la represión, considerando que era “delito de rebelión militar”, la participación en la guerra por parte de los republicanos, aunque no fueran militares, ni hubieran estado en la guerra. Decenas de miles de personas fueron fusiladas por “rebelión” o ayuda a la rebelión, y centenares de miles encarceladas o depuradas por auxilio, incitación o apología de la rebelión ¿?. El 2 de marzo de 1943, una vez depurados los que participaron en la guerra, Franco promulgó una ley que decía en su artículo 1º:
Serán considerados reos del delito de rebelión militar y penados con arreglo al código de justicia militar o del penal de la marina de guerra en su caso... los que propalen noticias falsas o tendenciosas con el fin de causar conflictos o desprestigio del Estado, Ejército y Autoridades o los que conspiren por cualquier medio o tomen parte en reuniones, conferencias o manifestaciones con los mismos fines. Podrán tener este carácter los plantes, huelgas, sabotajes, uniones de productores y demás actos análogos cuando persigan un fin político.
Con esta ley se perpetuaba el delito de rebelión militar, así como los tribunales militares y los juicios sumarísimos hasta el 21 de diciembre de l963, fecha en la que los “delitos” de propagar noticias falsas o tendenciosas, las reuniones, conferencias, manifestaciones, plantes, huelgas, sabotajes, uniones de productores y actos análogos... dejaban de ser considerados rebelión militar juzgados por tribunales militares en juicios sumarísimos y pasaban a ser delitos juzgados por el Tribunal de Orden Público.
Como coordinadora estatal de CCP creemos que todas las personas honestas -de izquierdas, derechas o centro- podríamos ponernos de acuerdo en que participar en una guerra civil del lado de un gobierno legítimo, propalar noticias supuestamente tendenciosas, tomar parte en reuniones que desprestigien a las autoridades o al Ejército o incluso, el organizar una huelga, NO ES REBELIÓN MILITAR. Y si no fue rebelión militar, los jueces militares no eran competentes para juzgar esos supuestos delitos y por ello, el procedimiento sumarísimo aplicado resultaría absolutamente injusto y sin fundamento. No hace falta pues, revisar todos los juicios, que además es casi imposible. Basta con declarar nulos todos los juicios sumarísimos por rebelión militar, ya que no hubo tal rebelión, en sentido estricto y con eso tenemos el 99 por ciento de los represaliados en toda la guerra y en la larga postguerra hasta 1963, rehabilitados. Los que fueron condenados por otros delitos son muy pocos y esos sí podrían revisarse.
Decimos por tanto que, una vez admitido esto no podría haber ley alguna que sirviera de excusa para llevar a cabo horrendos crímenes, y que si existiese, ésta sería totalmente injusta e intrínsecamente contradictoria y esperpéntica. Por todo, ello nuestro Parlamento debe DECLARAR NULOS TODOS LOS JUICIOS SUMARÍSIMOS POR REBELION MILITAR.
Con esto saldamos la guerra y la posguerra, aunque no saldemos el franquismo. Pero es lo menos que le debemos a LAS VÍCTIMAS.

miércoles, 28 de junio de 2006

Denuncias ante la visita del Papa

Las CCP afligidas ante la visita del papa
Fastuosidad y espectáculo mediático en lugar de austeridad y evangelio

Coordinadora Estatal de Comunidades Cristianas Populares(*)

Las comunidades cristianas populares (CCP) a través de su coordinadora estatal, preocupadas y afligidas por los desproporcionados gastos, así como por el inadecuado espectáculo mediático que está suponiendo la próxima visita de Benedicto XVI a Valencia, para la clausura del V Encuentro mundial de las Familias, se ven en la obligación de alzar su voz, en clave de corrección fraterna y en el ejercicio de la diversidad y pluralismo eclesial tan negados por la Jerarquía católica. En base a ello DENUNCIAMOS:

1.- Los desmesurados gastos previstos, si como se espera están entre 40 y 60 millones de euros, son innecesarios por su derroche, ostentación y boato, inaceptables en una sociedad con grandes bolsas de empobrecidos e incompatibles a todas luces con el mensaje evangélico. Los mas de 800.000€ que costará el efímero altar de 2500m2, con un microclima para mantener los 18º de temperatura, la torre vigía de 35 metros o el apartamento especialmente construido para el “vicario de cristo” son algunas pruebas de la incoherencia.

2.- La ultragenerosa utilización de fondos públicos que están haciendo las tres administraciones valencianas, -tan rácanas cuando se trata de socorrer a quienes ocupan los últimos lugares de la escala social- y que va mucho mas allá de lo que debería tolerarse en un estado aconfesional, así como la escasa transparencia financiera habida hasta la fecha, por mas que se ha demandado desde diversos medios políticos sociales y religiosos, son completamente inadmisibles en una constitución laica y dentro de una sociedad democrática.

3.- La enorme parafernalia que se está moviendo, con su descarada utilización mediática y partidista, excede incluso la acogida a un anacrónico y plenipotenciario “Jefe de estado”, el Vaticano que curiosamente nunca firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La sola existencia y el reconocimiento internacional de este teocrático estado, a cuya cabeza está el Papa, es un trasnochado privilegio que incluso daña la representatividad de la organización internacional de las naciones.

4.- Que no se puede reclamar, y mucho menos imponer, un único y tradicional modelo de familia, cuando la realidad social incluye diversidad de ellas que no pueden ser excluidas y mucho menos, si están basadas en el Amor, la entrega mutua y el respeto, como lo están la mayoría. La familia nos importa a todos y todas las familias importan ¿Por qué tanta hipocresía y castigo de la Jerarquía hacia las familias homoparentales, casadas en segundas nupcias, formadas por sacerdotes secularizados, inmigrantes a los que se impide la reagrupación familiar…? ¿Acaso esas no son familias por la gracia de Dios?

5.- Qué poco bien hacen los discursos de nuestros Obispos por fomentar la convivencia social; antes al contrario, la Jerarquía, está alentando un clima de confrontación total con su injerencia cotidiana en los asuntos políticos, tratando de imponer su discurso a toda la ciudadanía –creyente o no- y con posiciones supuestamente doctrinales frente a la ley de matrimonios, investigación con células madre, prevención del SIDA y uso del preservativo, aborto e igualdad de la mujer, derecho a una muerte digna o la religión en la escuela. Bien patente está siendo en este caso, la postura del arzobispado de Valencia siempre de la mano de las tres administraciones populares y con el mismo discurso.

Por todo ello, las CCP apoyamos –igual que han hecho nuestros hermanos de Valencia- la campaña “Jo no t´espere” promovida por una plataforma laica compuesta por medio millar de colectivos, plurales en orientación religiosa, política o social, y con quienes compartimos su indignación por todo este montaje, por la malversación y derroche de fondos públicos a la vez que la misma Utopía de que Otro mundo, mucho más justo, es posible.
Bien entendido que nuestro apoyo no implica nuestra oposición al viaje (tiene todo el derecho incluso desde un estado laico que respeta a todas las religiones), sino a la ostentosa forma de hacerlo; tampoco quiere expresar nuestro rechazo al Papa, aunque sí al que venga como un Jefe de Estado; y por supuesto que tampoco implica nuestro rechazo a la familia, como ya ha quedado expresado mas arriba, sino a la imposición de la concepción monolítica y trasnochada de la misma.

Desgraciadamente, con actitudes y hechos como este, es así como la Iglesia católica, de manos de su Jerarquía, está perdiendo toda su credibilidad y no sólo entre la gente joven, que según la fundación Santa María la consideran la institución menos valorada, sino en el conjunto de la sociedad española que cada día se considera menos católica y mucho menos practicante.

Por las Comunidades Cristianas Populares firma
Luis Ángel Aguilar Montero

viernes, 31 de marzo de 2006

LA POCA VERGÜENZA DE UN FUNCIONARIO PÚBLICO


El pasado jueves 23 de marzo, en el programa cuerpo a tierra de Visión 6, se celebraba un debate en torno al tema de la legalización de inmigrantes, acto éste que formaba parte de los programados por el foro de la participación, bajo el lema Albacete Amable y que pretende sensibilizar un poco mas a nuestra sociedad de acogida para que todos y todas seamos ciudadanos integrados en la ciudad.

Un joven inmigrante contaba su experiencia, desde su llegada en patera a España, hasta su vida más o menos regulada con sus papeles, trabajo y vivienda totalmente en regla, pasando por su estancia en la Casa Grande –para nosotros Pansalba-. Cuando éste confesaba que había encontrado más cercanía en algunas ONG y personas a título individual que en las instituciones públicas, y cuando decía “…el ayuntamiento trabaja poco y los colectivos mejor porque son los que van a los asentamientos como Villa Elvira o Pansalba”, fue acusado –en directo- de demagogo, por D. Bartolomé García, sin ningún tipo de escrúpulos ni rubor alguno.

La cosa podría no ser tan grave si no fuera por que el joven inmigrante, nuestro amigo Mady, lleva más de dos años en Albacete, trabajando como voluntario y de manera desinteresada por la integración de sus congéneres y, sobre todo, si no fuera por que el increpante es a la sazón el Director de la casa de la solidaridad que, para colmo, participaba en un programa de sensibilización social. Y aunque el delito no es tan grande, creemos que ya está bien que alguien le pare los pies a este señor que ni está preparado para ese puesto (mucha gente sabe cómo accedió a él y lo polémico de su proceso selectivo), ni tiene la sensibilidad que se requiere para tratar a estos ciudadanos a los que en tantos sitios se les niega el pan y la sal.

Si nos hemos atrevido a hacer pública esta queja es tanto para el interesado –que como mínimo debería disculparse- como para quienes le auparon a semejante puesto, que deberían saber que cada día son más los y las inmigrantes que se quejan del trato recibido en la que dicen parece “su” casa, así como los grupos y asociaciones que se preguntan cual es el papel de este honorable señor.

Increpar, amenazar, recriminar, chantajear y hasta reírse de quienes deberían recibir en la Casa de la Solidaridad una atención, escucha, dedicación y cariño… es algo que desgraciadamente sabemos que hace este señor y que muchos hemos visto y oído. Pero atreverse en público y delante de las cámaras de TV es algo que nos faltaba por ver y creemos que ya está bien de la poca vergüenza de este funcionario público y que hay que recriminar e intentar erradicar estas actitudes.

Está claro que los y las inmigrantes no van a denunciar estas actitudes, como no denuncian a aquellos que todavía hoy les explotan, pero alguien debería tomar cartas en el asunto porque éste no es un hecho aislado y desde luego no contribuye en nada a hacer una ciudad más amable.

viernes, 17 de marzo de 2006

Moción sobre el catálogo de árboles singulares

MOCIÓN SOBRE CREACIÓN DEL
CATÁLOGO MUNICIPAL DE ÁRBOLES SINGULARES

Albacete, 17 de marzo de 2006

La Constitución Española, en su artículo 45 declara que: “Todos tienen derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo”. En este sentido, la Ordenanza Municipal de Medio Ambiente, aprobada por el Pleno del Ayuntamiento de Albacete el 30 de septiembre de 1993, se promulga de acuerdo con los principios básicos expresados en la Carta Europea de Medio Ambiente y Salud que, en su punto 3º indica que “las acciones en torno a los problemas del medio ambiente y salud deben estar basadas en la mejor información científica disponible”.

En aplicación de estos principios constitucionales y ambientales, la Ordenanza Municipal de Medio Ambiente, en su artículo 477, señala que “por parte de los Servicios Municipales competentes se podrá proceder a inventariar los especimenes vegetales sobresalientes del municipio, en especial en lo referente a la creación del Catálogo Municipal de Árboles Singulares. Los especimenes vegetales objeto de inventario irán acompañados de la inscripción de su localización exacta, régimen de propiedad y estado en que se hallasen a la fecha de la inscripción. Igualmente, en el Catálogo se determinarán las Normas de protección aplicables a dichos árboles”.

Con la creación de este Catálogo Municipal de Árboles Singulares el Pleno del Ayuntamiento pretendió dar la máxima protección a los especimenes vegetales presentes en nuestro municipio, ya que según indica el artículo 478 de la Ordenanza Municipal de Medio Ambiente, “cuando existan Árboles o Jardines Monumentales que estén catalogados en Catálogo Municipal, cualquier actuación próxima a los mismos que pudiera afectarles requerirá autorización expresa del organismo competente, previo informe municipal”.

Lo cierto es que, casi trece años después de la aprobación de la Ordenanza Municipal de Medio Ambiente, el Catálogo Municipal de Árboles Singulares no se ha creado y no se han determinado las Normas de Protección aplicables a dichos árboles lo que ha favorecido la eliminación de, al menos, cuatro árboles centenarios de los que tan escasos está nuestro municipio.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida esta convencido que, si hubiera existido el Catálogo Municipal de Árboles Singulares, estos árboles no se hubieran eliminado. Por este motivo y con la finalidad de preservar otros árboles de similares características que todavía quedan en nuestro municipio es por lo que se presenta la siguiente

M O C I Ó N

1º. El Ayuntamiento de Albacete, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, procederá a dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 477 de la Ordenanza Municipal de Medio Ambiente y creará el Catálogo Municipal de Árboles Singulares determinando las Normas de Protección aplicables a cada árbol catalogado.

2º. El Ayuntamiento de Albacete, por medio de las Concejalías de Medio Ambiente y Urbanismo, velará para que no se eliminen árboles susceptibles de ser catalogados como singulares en las obras y sectores urbanísticos en desarrollo, hasta la aprobación del Catálogo Municipal de Árboles Singulares.

3º- El Ayuntamiento de Albacete estudiará la posibilidad,de que las cantidades recaudadas en concepto de sanción por incumplimiento del Título IX de la Ordenanza de Medio ambiente, se utilicen para la creación y mantenimiento del Catálogo.


Rosario Gualda Landete,

Portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida

jueves, 2 de febrero de 2006

Vamos a recuperar la alegría

La Buena Nueva, mancillada y negada.

Me toca empezar esta trilogía con algo que a nadie haría creer que somos tercos defensores de la esperanza, ya que debo relatar todo aquello que NO es la Buena Noticia y que por tanto NO es el camino adecuado para “recuperar la alegría”, al menos para nuestros hermanos, los pobres. Pero tranquilos que este número va cargado de motivos para la esperanza -como lo irán los tres restantes del año- aunque ahora nos detengamos en un análisis de la realidad social, eclesial y personal que nos remite a una cierta crisis de civilización. Un análisis que puede verse ampliado en las Págs. 15-29 del librito que da titulo a este año de Utopía “Vamos a recuperar la alegría” y que no vamos a repetir aquí.

1. El opio del pueblo socio-político-económico.
• En la sociedad, no es buena noticia ese creciente estado de crispación entre los principales partidos políticos por cuanto están deteriorando la convivencia política del país y creando un ambiente de permanente hostilidad y división social. La tensión territorial que hemos vivido con el célebre Estatut de Cataluña es un buen ejemplo de ello.
• No vamos a recuperar la alegría al saber de ese aumento desorbitado de la desigualdad entre ricos, cada vez más ricos y pobres cada vez más pobres, no solo en el mundo, sino aquí en España. Que vergonzosas las vallas de Ceuta y Melilla y que tristes las algaradas de los coches quemados en las afueras de Paris.
• La frustración de esa población considerada como “sobrante” no es buena noticia, como tampoco lo es el escándalo de la pobreza o el que los objetivos del milenio estén cada día más lejos de cumplirse por mucho que nos acerquemos al pretendido 2015.
• La falsa alegría de la publicidad, los bienes de consumo que supuestamente nos dan la felicidad, la lotería y los juegos de azar o que España se clasifique para el mundial no son la buena noticia que nos hará recuperar la alegría de la que hablamos.
• El aumento de la xenofobia y las identificaciones entre inmigración y delincuencia no solo no es buena noticia, sino que por ese camino cada día mas envenenado, no avanzamos hacia la sociedad intercultural que necesitamos.
• La construcción de helicópteros de combate “Tigre” en dos ciudades españolas, en las que se ha vendido como la mejor noticia del año -así como el progreso de toda la industria armamentística, el sangrante conflicto palestino, el permanente estado del terror en Irak, o la veintena de guerras que tiñen de hambre, muerte y sufrimiento más de medio mundo- no es buena noticia, por mas que se jacte de ello un ministro de defensa o cualquier alcalde de turno.
• El control del pensamiento ejercido por modernas instituciones y el de los MCS y de la propaganda para garantizar el pensamiento único y el adormecimiento de la opinión pública no es la vía por la que vamos a recuperar la alegría pues es la forma que tienen los poderosos del planeta para controlar al pueblo como siempre hicieron, durante siglos.
• Las agresiones ecológicas sobre el planeta y sus consecuentes efectos en forma de huracanes, tsunamis, terremotos o inundaciones no son buenas noticias, entre otras porque siempre se ceban contra los más indefensos, los pobres. ¿Porqué será así?
• Las actitudes e intenciones de organismos tan inicuos como el Banco mundial o el Fondo Monetario Internacional, los siniestros Acuerdos de Libre Comercio para las Américas, la perversa Organización Mundial del Comercio o las tétricas reuniones de Davos y similares, no son buenas noticias para los pobres.
• Y no es buena noticia, el avance del capitalismo, porque como dice J.M. Castillo “este sistema está radicalmente incapacitado para poner remedio a este estado de cosas, lo aplique quien lo aplique”; y mucho menos el neoliberalismo –su forma de expresión más actual- por ser un sistema “pensado organizado y gestionado con la sola finalidad de acumular ganancias”.

2. Un cristianismo de la triste figura, desfilando al gheto.
La Buena Nueva NO es evidentemente, la rigidez de que cada día más, hacen gala nuestros obispos, ni la actitud ultradefensiva que tienen respecto a la sociedad, ni los reparos a los avances de la ciencia (recordemos el último cese del jesuita J. Masiá como catedrático de bioética); No es buena nueva la estigmatización que los Jerarcas eclesiales hacen de la homosexualidad, ni la negación de la comunión a los divorciados (a los que ni el nuevo papa en su última encíclica que versa precisamente sobre el Amor, nos reconoce dicho amor ni, por supuesto, el sacramento del matrimonio); No es buena nueva la ausencia de democracia interna en la iglesia, ni la marginación que sufre la mujer en la misma, ni la falta de aceptación del celibato opcional (que fue –por cierto- en el s. XI cuando se impone y no antes); No es buena nueva la miope, puritana y represiva concepción de la sexualidad que predican, ni las celebraciones tristes y trasnochadas que pretenden (no se si será un síntoma pero la pasada navidad en un templo de los capuchinos de Viena pude escuchar una misa en latín y de espaldas a los fieles). Una vez mas, esta forma de religión, que solo reclama privilegios y poder para sí misma, es el verdadero“opio del pueblo”, además de presentarse como la cara mas rancia de un cristianismo de la triste figura, que como nos recuerda J. Perea en Iglesia Viva, desfila hacia el gheto (ese gheto al que aludía K. Rahner en 1972) en lugar de hacia la ciudad futura (LG 9) del Vaticano II.
Restauracionismo doctrinal es como Cristianos por el Socialismo (CpS) define esta situación en su último documento de trabajo para el 2006. Una restauración de la Iglesia que comenzó con el pontificado de Juan Pablo II para corregir la apertura que podía generar el concilio Vaticano II y que se caracteriza por la condena de la teología de la liberación, el silenciamiento de sus creadores y de cuantos teólogos mostraron simpatías, el cierre de editoriales, el cese de profesores, el traslado de Obispos, el ataque a las comunidades de base, la intransigencia doctrinal, la negación de la colegialidad episcopal y la imposición del nuevo código de derecho canónico o del nuevo catecismo de la Iglesia católica. “No podíamos sospechar –señalan en CpS- el nivel de degradación evangélica, política y moral a que ha llegado en su conjunto la Jerarquía en España. Nunca sospechamos que pudieran presidir una manifestación contra la extensión de los derechos civiles de unos colectivos, que pagaran a una emisora para insultar y sembrar odio y que mantuvieran un cómplice silencio ante el drama de los inmigrantes que morían a tiros en las vallas de Melilla o ante el crecimiento de la pobreza en España”.
Finalmente no creemos que sea una buena nueva ese gran apoyo de la jerarquía al Opus ni el aliento a los nuevos movimientos eclesiales integristas como neocatecumenales, focolares, kikos, carismáticos, legionarios de Cristo, comunión y liberación, etc. Tampoco vamos a recuperar la alegría con esa colaboración eclesial en todo lo que sea control del pensamiento de la opinión pública, lucha contra toda iniciativa gubernamental, so pretexto de una defensa evangélica que en realidad oculta el mantenimiento de los trasnochados privilegios que les concedía un no menos rancio concordato; no es buena nueva esa defensa de la religión en la escuela, ni menos aún ese descarado alineamiento con las políticas e iniciativas del partido popular que solo está generando más desconcierto y división entre la ya bastante desengañada feligresía.

3. Los miedos tampoco sirven para recuperar la Alegría.
En el ámbito de la psicología individual y social no vamos a ser tan extensos como en los otros dos, aunque somos las personas las que los influimos. No obstante citaré los miedos en general y otros prejuiciosos miedos modernos: a que nos invadan, nos cambien nuestras costumbres, nos asalten por la calle, nos quiten nuestros bienes... El miedo, unas veces explícito y otras subliminal, es frecuentemente utilizado por los diversos poderes –sobre todo entre las clases medias- para que éstas vean como peligrosos a los pobres y, por consiguiente, se identifiquen con ese poder que les pide el voto. El miedo así utilizado es un mecanismo psicológico que resulta muy eficaz para doblegar voluntades y para crear ceguera o poner vendas que nos impidan ver lo que realmente está sucediendo. Se trata de la tercera forma de “opio del pueblo” de la que se deriva un constructo imaginario falso (recordemos como en la última encuesta del CIS el 65% de los españoles afirmaba que en España había muchos inmigrantes, cuando aún estamos por debajo de la media europea), a la vez que una brutal marginación del pobre, al que se le acusa de intruso, violento o culpable de todos los males. Que triste que haya políticos, medios o instituciones que siembren pánico y confusión a costa de ellos (y para muestra el último botón: Armando de Miguel, auspiciado por la FAES del señor Aznar, vaticinando que la violencia de género aumentaría en nuestro país dado el elevado número de inmigrantes, ¿?).
Pese a todo este negro panorama, quiero terminar parafraseando a mi admirado J.L.Sampedro que decía textualmente “...cuántas más razones tengo para el pesimismo, más motivos tengo para la esperanza”; pues siempre se ha dicho que los grandes avances en la historia han venido precedidos por las grandes revoluciones o crisis. Además, como recuerda P. Casaldáliga en su última circular fraterna “La crisis es la fiebre del espíritu, y dónde hay fiebre, hay vida...” Esta gran crisis que estamos viviendo, tanto en lo personal, como en lo eclesial y en lo social, estoy seguro que será la mejor oportunidad para hacer nacer una nueva historia. Que otro mundo más justo es posible ya no nos cabe la menor duda porque lo estamos haciendo. De eso, de lo que sí es la Buena Noticia y de lo que podemos seguir haciendo para recuperar la alegría, es de lo que van las dos reflexiones siguientes. La realidad una vez analizada hay que asumirla y después transformarla. ¡Ánimo que esta es nuestra oportunidad!

sábado, 21 de enero de 2006

Sobre el aborto y los Obispos

EXCOMUNIÓN INMISERICORDE

El Cardenal Ovando, Obispo de Managua, ha conmocionado y escandalizado a multitud de creyentes al decretar la excomunión de los padres de una niña violada de nueve años, por haber consentido el aborto terapéutico determinado por los médicos. El Derecho Canónico en su parte penal considera reos de excomunión a los que cometen algunos delitos eclesiásticos, que considera especialmente graves, como son la pederastia de un confesor, la agresión o asesinato de un sacerdote, el aborto... La práctica pastoral de los Obispos y del Papa normalmente no aplica la excomunión para estos delitos. En España, por ejemplo, ningún Obispo ha decretado excomunión contra las clínicas donde se aborta legalmente, ni contra las mujeres que abortan y mucho menos cuando el aborto es por motivos terapéuticos. Tampoco los Obispos norteamericanos han dictado excomunión contra los confesores pederastas. Y, en América Central, ningún Obispo ha excomulgado a los asesinos de sacerdotes y obispos, que son muchos en la Diócesis de Ovando.

¿Por qué ahora lanza esta excomunión inmisericorde? ¿Por qué no lanzó excomuniones en otros casos de aborto y otros crímenes contra la vida? ¿Por qué ahora sí y antes no? ¿Porque son pobres? ¿Porque no tienen poder?

Los creyentes de Comunidades Cristianas Populares nos sentimos escandalizados porque esta excomunión es absolutamente anticristiana y el obispo, que debe representar a Jesús, aquí por su actitud no representa a Jesús (que no tiró la primera piedra) sino más bien al sumo sacerdote del Sanedrín. Nos sentimos excomulgados de su diócesis y en comunión con unos padres que buscaron lo mejor para su hija.

Ya en 1991 las CCP publicamos una seria reflexión sobre el Aborto y quizás ahora convenga recordar aquí algunas de aquellas consideraciones referidas al ámbito de la moral:

" … estamos de acuerdo en que no siempre y en todas las circunstancias el aborto sea una opción prohibida por el evangelio y el espíritu cristiano. El conflicto, siempre dramático, entre un proyecto biológico de vida humana y una persona humana con su derecho a la vida, a la integridad y a la libertad no puede resolverse de una manera simplista. No puede sacrificarse, o al menos no es obligatorio moralmente, sacrificar la vida o la salud de la madre a un proyecto biológico y con más razón si es inviable.

La Conferencia Episcopal Española en su declaración sobre el aborto en 1974 recogía algo que está admitido tradicionalmente en la moral católica: la licitud del llamado aborto indirecto en el que la acción va orientada a la salvar la vida o la salud de la madre, aunque el aborto se provoque necesariamente. La omisión de este principio tradicional, técnicamente llamado en los libros de moral acción de doble efecto, de amplia aplicación en el aborto terapéutico, nos parece una omisión grave, destinada a una oposición frontal simplista y demagógica, para la cual no pueden dejarse resquicios abiertos.

En el caso de violación nos parece al menos muy dudosa la obligación de la mujer de gestar un proyecto biológico introducido en su cuerpo por violencia. No creemos que tenga obligación moral de hacer de incubadora de esa vida y obligarla a ello es perpetuar la violencia primera.


A la luz de estos principios nos parece que si hay algún caso en que se justifique un aborto terapéutico, es el de la niña violada de nueve años y que la preocupación fundamental de un Obispo Cristiano en este caso debe ser ayudar a la niña a superar el trauma. Añadir una excomunión es inhumano, brutalmente inhumano.

COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES de ALBACETE

martes, 17 de enero de 2006

La directiva Bolkestein

Todo para el pueblo, pero sin el pueblo

Hace apenas un año sólo algunas organizaciones de las que hicieron campaña contra “esta” Constitución Europea, se manifestaron alertándonos de algunos de los peligros que ella conllevaba y entre otros ya se hablaba de la desconocida Directiva Bolkenstein. Con el paso de los meses han sido muchas las organizaciones ciudadanas, sindicales, o no gubernamentales que se han ido sumando a esta campaña de rechazo a lo que supone en la práctica la privatización de todo lo público, y además de manera obligatoria... Pero ¿qué es la Directiva Bolkenstein (DB)?, ¿en qué consiste?, ¿qué perjuicios puede ocasionar a la ciudadanía?...
En realidad el nombre correcto –y por el que se hace aún más camaleónica- es el de Acuerdo General del Comercio de Servicios, también conocido por sus siglas AGCS. En síntesis se trata de lo siguiente: la Organización Mundial del Comercio (OMC) pretende que todos sus países miembros -la práctica totalidad de los países del mundo- entre ellos España, firme un acuerdo por el que se liberalizaría la gestión de todos los Servicios Públicos –incluidos los sanitarios o los educativos- y en todos los niveles de la Administración: nacional, regional, provincial y local. El concepto de servicio público pasa a ser considerado como mera mercancía, con el consiguiente perjuicio para los ciudadanos y la consiguiente pérdida de las competencias jurídicas y políticas asociadas al control democrático de todo lo que afecta al bienestar social y a los derechos cívicos.
El pasado 14 de febrero 2006 tuvo lugar en el Parlamento Europeo la votación en primera lectura y a pesar de que esta directiva fue suavizada en alguno de sus aspectos, desde ATTAC queremos sumarnos a las movilizaciones que en toda Europa se están desarrollando y que están apoyadas por cientos de ayuntamientos, diputaciones y otros gobiernos regionales y nacionales, así como numerosas ONGS y sindicatos, para impedir que este atropello a la ciudadanía que es el AGCS se lleve a término. En este sentido desde Attac Albacete estamos enviando modelos de mociones para llevar a los plenos de los ayuntamientos que deseen manifestarse en este sentido.
Si este acuerdo llegara a materializarse –y llegará si las personas y las instituciones afectadas no nos movemos para evitarlo- no sólo irán al traste las conquistas sociales que con tanto esfuerzo y tantas luchas hemos conquistado los ciudadanos en los últimos dos siglos, sino que la propia conquista de nuestro modo de vivir en democracia se verá seriamente dañado pues nuestros representantes políticos – sobre todo los más cercanos, alcaldes y concejales- pasaran a tener un estatus cuasi-decorativo, al dejar vacía de contenido su función principal: la gestión de los servicios públicos (sanidad, educación, cultura, empleo, etc.)
Para terminar, y siendo todo lo dicho anteriormente muy grave, hay otro aspecto de este asunto que todavía nos parece más grave y es que este acuerdo, se esté negociando por nuestros representantes políticos sin nuestro conocimiento ni participación. Que una decisión que presumiblemente va a afectar a nuestro vivir cotidiano de forma importante, se tome sin el consentimiento ¡y ni siquiera conocimiento! de los ciudadanos/as o, al menos, de sus representantes más cercanos: ayuntamientos y diputaciones. ¿Estamos volviendo al viejo aforismo de “todo para el pueblo pero sin el pueblo”?

Luis Angel Aguilar en nombre de ATTAC Albacete