sábado, 14 de mayo de 2005

Contra la Explotación Infantil.

Ante el día mundial del Comercio Justo
¡Defiende SUS derechos!

Por Luís Ángel Aguilar Montero*
Durante estos días y a propuesta de la Red Europea de Tiendas de Comercio Justo (NEWS), se está desarrollando una campaña contra la explotación laboral infantil y a favor del comercio justo que bajo el lema “Defiende SUS derechos” pretende concienciar a los niños de 8 a 12 años sobre la relación que existe entre los productos que ellos consumen y las condiciones en las que éstos se producen. Con esta acción, que también se dirige a los mayores, quiere conmemorar el día mundial del Comercio Justo, que este año celebramos hoy sábado día 14 de mayo.
El chocolate y los balones de fútbol son los productos escogidos como ejemplos para mostrar a los niños del norte cómo sus vidas están relacionadas con las de los niños de los países en desarrollo que trabajan en condiciones de explotación para que nosotros podamos disfrutar de esos productos.
Para los mayores, también se plantea una acción sensibilizadora bien simbólica. Se trata de mandarle una carta al alcalde de la ciudad en la que se le insta a investigar si los productos que compra el ayuntamiento se producen utilizando niños explotados y en la que se le pide que apoye el Comercio justo en nuestro municipio, así como que utilice alguno de estos productos en las instituciones públicas.
EL COMERCIO JUSTO: Otra vía de cooperación más que necesaria
El Comercio Justo tiene por objetivo reducir la pobreza del Sur gracias a un sistema comercial que dé a los grupos productores marginados acceso a los mercados del Norte. Este comercio alternativo se basa en las capacidades de los productores y permite a las comunidades participar en su propio desarrollo, al mismo tiempo que satisface una demanda de los consumidores del Norte.
La característica del Comercio Justo es la igualdad y el respeto que se profesan los productores del Sur y las importadoras, tiendas de Comercio Justo, organismos de marcas y consumidores del Norte. El Comercio Justo "humaniza" el comercio al acortar al máximo posible la cadena de intermediarios para que los consumidores tomen conciencia de la cultura, la identidad y condiciones de vida de los productores. Todos los eslabones de la cadena se adhieren a los principios de Comercio Justo, a la necesidad de transparencia en sus relaciones de trabajo y a la importancia de las actividades de sensibilización y de presión política. La idea de la "mano invisible" cede terreno a la idea de trabajar "cogidos de la mano" y que el mercado se rige por principios democráticos.
DIMENSIÓN EUROPEA E INTERNACIONAL DEL COMERCIO JUSTO.
Desde la constitución de la primera Organización de Comercio Justo en Europa, en 1959, más de 100 organizaciones han ido incorporándose a este movimiento, y ello sin contar las contrapartes del Sur, allí son unos 800 grupos de productores diferentes, de unos 50 países, con los que se trabaja.
En Europa existen cerca de 70 importadoras en el marco del Comercio Justo, ubicadas en 20 países diferentes. Se han contabilizado unas de 3.000 Tiendas de Comercio Justo y más de 70.000 puntos de venta diferentes (desde mercadillos fijos hasta grandes cadenas de mayoristas). Se han creado más de 1.500 puestos de trabajo, y cerca de 100.000 voluntarios participan en este movimiento. El valor total del consumo de productos de Comercio Justo en Europa asciende a más de 10 millones de Euros.
En España, es a finales de los años ochenta (1986) cuando surgen las primeras iniciativas de Comercio Justo, constituyéndose la primera Organización de Comercio Justo en el año 1989. Por lo tanto, debemos situarnos en la década de los 90 para encontrar los primeros esfuerzos de consolidación del Comercio Justo en nuestro país. Hoy día son 27 las organizaciones que están agrupadas en la coordinadora Estatal de Organizaciones de Comercio Justo y más de 60 tiendas las que tienen abiertas en nuestro país.
Es Castilla la Mancha, una de las pocas Comunidades Autónomas que cuentan con una red formada por 10 tiendas y entidades de sensibilización de Comercio Justo de la región que trabajan conjuntamente por fomentar hábitos de consumo, proyectos y actividades que apoyen a reducir, a través del Comercio Internacional, las desigualdades existentes entre los países del Norte y de los del Sur. Azuqueca de Henares, Talavera de la Reina, Cuenca, Tomelloso, Alcázar de San Juan, Daimiel, Ciudad Real, Toledo, Guadalajara y Albacete son los lugares en las que se encuentran. En los últimos años, Castilla La Mancha ha vivido un despegue del Comercio Justo tanto por el lado de la demanda (porque sus habitantes poco a poco están cada vez más sensibilizados) y por el lado de la oferta (porque cada vez hay más tiendas y entidades que trabajan por impulsar el Comercio Justo).
En Albacete, ROMERO es el único centro de sensibilización y promoción del Comercio Justo, y si no lo conoces, no dejes de para pasarte cualquier día por Pedro Coca 7 –su horario es el del comercio-, para leer algún libro o folleto sobre el tema o para degustar alguno de los muchos productos que allí tienen. También puedes colaborar en el voluntariado (formación, tenderetes, charlas, ventas, etc.) o comprar, ya sea para ti, ya para regalar, cualquiera de los cientos de artículos de alimentación, textil, artesanía, bisutería..., allí existentes.
Si ya conoces Romero, puedes ahora encontrar nuevas gamas de chocolatinas (siempre con una calidad superior y más del 40% de cacao), las nuevas mermeladas de papaya, mango o naranja; los macarrones con quínoa, el nuevo muesli exótico, el café para regalo, la bisutería de la india o los elefantes olorosos de Tailandia. Todo un universo en el que con tu compra haces siempre un doble regalo, pues estás permitiendo a los productores del tercer mundo una vida más digna a través de su propio trabajo, y a quien le haces el regalo aquí, o a ti mismo por llevar un producto de máxima calidad.
Vaya desde aquí nuestra invitación, también a las instituciones, grupos, colectivos y organizaciones, para que en sus compras habituales, de material, suministros, libros, regalos institucionales o bolsas de empresa, incorporen productos del comercio justo. Será nuestra mejor y más concreta cooperación al desarrollo.

(*)Luís Ángel Aguilar Montero es miembro del equipo directivo del centro ROMERO